El exabrupto de Aníbal Fernández cuando le preguntaron por "La Morsa"

Aníbal Fernández, ex jefe de Gabinete, volvió a negar sus vínculos con el tráfico de efedrina
Aníbal Fernández, ex jefe de Gabinete, volvió a negar sus vínculos con el tráfico de efedrina Fuente: Archivo
El ex funcionario kirchnerista volvió a rechazar sus supuestos vínculos con el tráfico de efedrina y el triple crimen
(0)
16 de enero de 2017  • 09:25

El ex jefe de Gabinete durante el kirchnerismo Aníbal Fernández volvió a rechazar sus supuestos vínculos con el tráfico de efedrina y el triple crimen de General Rodríguez, ocurrido en 2008. En una entrevista con la revista Noticias, el ex funcionario dijo que "está clarísimo" que él no es "la Morsa", un personaje clave del complejo entramado del caso.

Según Martín Lanatta, uno de los condenados por el triple asesinato aseguró en plena campaña para las elecciones presidenciales de 2015 que "la Morsa" era Aníbal Fernández , quien se habría quedado con el negocio de la efedrina. Lo mismo declaró el narcotraficante Ibar Pérez Corradi ante la jueza federal María Romilda Servini de Cubría, a cargo de la causa.

Váyanse a cagar. ¡Pero ponelo esto, eh!
Aníbal Fernández

"En todos lados está clarísimo que yo no soy. Los abogados de este personaje que trajeron de México en enero del año pasado dicen en C5N no es Aníbal. Ellos dicen que es un tipo de apellido Posse. Después el Gobierno metió la cuchara a través de [Patricia] Bullrich y de toda la mugre que ellos arrastran con los abogados estos ", afirmó.

El ex ministro coordinador, además, volvió a arremeter contra Julián Domínguez , con quien compitió en la interna del FPV por la provincia de Buenos Aires, por el informe de Periodismo Para Todos (PPT) en que Lanatta lo acusó de ser el autor ideológico del triple asesinato. "Yo laburé como un perro para ganarle las primarias a Domínguez, que es una basura y que participó del armado de Lanata, y ser gobernador. Han pasado 18 meses de aquel programa y no se demostró nada de todo lo que se dijo", apuntó.

Cuando le pidieron su opinión sobre Pérez Corradi, Aníbal Fernández respondió sin pelos en la lengua: "Me chupa un huevo. No me importa nada lo que pasa con este tipo. Ni me puso triste, ni preocupado, ni contento, ni despreocupado".

Aníbal, que sigue activo en la política y dialoga con Cristina Kirchner "casi todos los días", volvió a pedir pruebas para respaldar las acusaciones de Pérez Corradi y Lanatta. "Vos no me podés inventar una vida que yo no tuve. Tengo custodios desde el 2002, ¿nadie sabe qué hacía yo? Mostrame un papelito, un mensaje, un GPS. No existió nada de eso", sostuvo.

En el final del reportaje, el cronista le repreguntó: "¿Seguro que usted no es «la Morsa»?". Fiel a su estilo, el ex funcionario replicó con un exabrupto: "Váyanse a cagar. ¡Pero ponelo esto, eh!".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?