Cómo es montar una red 4G en la Antártida, Humahuaca y el Aconcagua

El cerro de los siete colores, en la Quebrada de Humahuaca
El cerro de los siete colores, en la Quebrada de Humahuaca Fuente: Archivo
La Base Marambio, la Quebrada de Humahuaca y el Cerro Aconcagua ya cuentan con conectividad LTE para sus habitantes y turistas; ¿por qué se pusieron antenas en estos puntos y cómo lograron acceder con el cableado tradicional?
Irina Sternik
(0)
20 de enero de 2017  • 00:00

Apenas alejados de las metrópolis, el acceso a la banda ancha de la telefonía móvil se convierte, en el país, en una lotería. A veces H+, otras 2G, 3G y sólo en las grandes ciudades la posibilidad de acceder al LTE (también conocido con 4G). No hace falta recurrir a un estudio estadístico para darse cuenta, sólo moverse un poco para padecerlo. Según OpenSignal, la Argentina está entre los países con una velocidad de conexión LTE por debajo del promedio mundial, y una de las más bajas de la región. Sin embargo, también fuimos uno de los últimos países de la región en acceder a esta tecnología. Las compañías siguen lo establecido en los pliegos de la licitación de estas frecuencias, que obliga a dar cobertura 4G en todas las capitales provinciales y las principales ciudades del país. Va de lo más grande y popular al pueblo más pequeño: debe haber 4G en todos los poblados de más de 500 habitantes para 2020, pero la incertidumbre regulatoria (y de posible competencia a las tres compañías, que finalmente vendrá de la mano de Cablevisión) frenó el ritmo de inversiones el año último.

En el norte

Hasta hace poco, una de las zonas en donde no había cobertura decente de telefonía móvil era la Quebrada de Humahuaca. Una zona que ronda entre los 2000 y 4000 metros de altura sobre el nivel del mar, difícil acceso y menos de 20.000 habitantes; poco atractiva para el cableado o la cobertura de red. Pero por turística, por emblemática, por necesaria, salió sorteada en la bolilla del 4G. Allí fueron los técnicos de Personal para ver cómo podían darle alguna de las frecuencias para empezar a brindar señal a La Quiaca, Abrapampa, Tres Cruces, Humahuaca y Purmamarca y luego Tilcara.

El espejo pasivo de Tres Cruces
El espejo pasivo de Tres Cruces Crédito: Gentileza Personal

"Para llegar con servicios de última generación a una de las ciudades más norteñas de la Quebrada de Humahuaca fue necesario realizar una obra única para nosotros, por su dimensión y complejidad, que supera los desafíos tecnológicos y físicos que ofrece la geografía de montaña, respetando al mismo tiempo el hábitat de las comunidades locales", explican a LA NACION los especialistas del Grupo Telecom.

El proyecto de repetidor pasivo Santa Ana - Tres Cruces fue la tecnología elegida para vincular la localidad de Jujuy con La Quiaca. Es un espejo que hace rebotar las ondas de las antenas: "el sistema está enmarcado dentro de una traza de 8 saltos y permite unir dos localidades que a simple vista no tienen una línea de visión, pero gracias a su posición estratégica oficia de reflector del haz electromagnético. De esta forma permite transmitir las señales necesarias para concretar las comunicaciones móviles".

El espejo está enmarcado en la montaña, una lugar estratégicamente elegido para ubicar la plataforma: "Se eligió una parcela de 20 m2 ubicada a 4080 metros de altura, prácticamente el único punto posible que lograba tener visibilidad directa con las localidades de Tres Cruces y Santa Ana, donde están las repetidoras. Se encuentra a pocos metros de un accidente natural llamado Puente del Diablo". Para hacerlo posible, trabajaron más de 30 personas internas y externas, incluyendo ingenieros y técnicos especialistas de la empresa y un equipo especializado en construcción. Además de la planificación, se necesitómover las casi 100 toneladas de concreto desde la base del cerro hasta convertirse en lo que ellos llaman el "espejo pasivo" más grande de toda la red de Telecom.

En el caso de región de zona de La Quiaca, la inversión superó los 16,5 millones de pesos, número que forma parte del plan de 100 millones destinados a mejoras de infraestructura de redes y servicios en la provincia de Jujuy para el año pasado y el 2017.

En el sur

820 kilómetros más abajo hubo otro caso emblemático: la conexión a Internet de la Base Marambio, ubicada en la Antártida. En el mes de diciembre la empresa Movistar habilitó radiobases 3G y 4G para complementar la cobertura 2G con las que los 70 habitantes de la base realizaban sus comunicaciones, que pasaron de tener 1,5 MB de ancho de banda a 20 MB para subida y bajada de datos.

La base Marambio modernizó su red de telefonía móvil y sus enlaces satelitales
La base Marambio modernizó su red de telefonía móvil y sus enlaces satelitales Fuente: Archivo

La Base Marambio tiene un afluente de 5000 turistas al año y cientos de científicos que van y vienen para realizar investigaciones durante la época estival. Según la Dirección de Asuntos Antárticos, esta tecnología complementa la utilizada en la base y además, está previsto un proyecto de modernización del enlace satelital, que además permitirá ampliar el ancho de banda disponible casi 10 veces. En este caso, la instalación la hicieron técnicos e ingenieros de Telefónica en conjunto con la Fuerza Aérea que trabaja en la zona, junto con personal de Marambio y de la Dirección de Asuntos Antárticos (DAA).

En la cordillera

El cerro Aconcagua también fue beneficiado con la conectividad 4G de la mano de Movistar. El trabajo se realizó en la Plaza de Mulas, dentro del Parque Provincial Aconcagua, con una altitud similar a la de la Quebrada de Humahuaca, con 4370 metros sobre el nivel del mar. Es importante que allí haya conectividad pues es el lugar elegido para hacer el campamento base de las expediciones de montañistas que intentar subir el cerro.

La tecnología utilizada para conectar a los más de 10.000 montañistas que visitan la zona cada temporada fue una radiobase para telefonía móvil integrada 3G/4G, que cubre aproximadamente una distancia de 5 kilómetros cuadrados y alcanza a cubrir la ladera de ascenso a la cumbre del cerro hasta alrededor de los 5200 metros, para la primera etapa.

La Plaza de Mulas, en el Aconcagua, primer paso hacia el ascenso, tiene 4G
La Plaza de Mulas, en el Aconcagua, primer paso hacia el ascenso, tiene 4G Fuente: Archivo

En este caso, la conectividad se realizó sin cableado, usando enlaces satelitales, con la ayuda de 12 paneles solares para su alimentación con energía limpia para cuidar el medio ambiente, capaces de abastecer a todos los equipos instalados, con un sistema de resguardo automático que funciona con un grupo electrógeno a combustible, en caso de ser necesario.

Antenas 4G en todo el país

Al momento, Telefónica informa que ofrece 4G a 560 localidades del país, con un total de 4,6 millones de clientes navegando en LTE y 3611 radiobases 4G instaladas. Desde el Grupo Telecom cuentan con 5 millones de clientes que utilizan 4G de la mano de Personal, con alrededor de 647 localidades conectadas, con una inversión total de 40.000 millones de pesos a lo largo del trienio 2016/1018.

En el caso de Claro, la empresa no especifica su recorrido de conectividad, pero informa que su plan anual de inversiones es por 400 millones de dólares. Al igual que el resto de las compañías, comenzaron dos años atrás a desplegar las redes 4G LTE y ya cuentan con 4 millones de clientes 4G.

Ahora falta que lugares menos conocidos también tengan la posibilidad de comenzar a tener una buena conectividad móvil. Este y el próximo serán años clave.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.