Tom Hardy reveló las consecuencias de una drástica transformación física

Tom Hardy y las consecuencias de transformarse en Bane
Tom Hardy y las consecuencias de transformarse en Bane Fuente: EFE
El actor habló de cómo sufrió su cuerpo tras interpretar a Bane, el villano de Batman: El caballero de la noche asciende
(0)
20 de enero de 2017  • 16:37

Fue Bane, el villano que dejó al borde de la muerte a Batman en El caballero de la noche asciende. Y, para componer al enmascarado personaje, Tom Hardy tuvo que ganar mucho peso y masa muscular, un desafío para cualquier actor que busca transformarse frente a las cámaras.

Por estos días, de hecho, el protagonista de la serie Taboo se prepara para interpretar a Al Capone en sus últimos años, lo que supondrá que deba volver a cambiar su fisonomía: "Capone tenía poco más de cuarenta años cuando murió, por lo que no está muy alejado de mi edad. Él perdió mucho peso antes de morir porque tenía sífilis y estaba bastante deteriorado. No es el Al Capone que uno imagina cuando evoca su nombre y claramente quiero estar lo más parecido a él posible". Sin embargo, para Hardy, esa transformación no "será tan drástica como con Bane".

En diálogo con The Daily Beast, Hardy explicó que aún sufre las consecuencias de su transformación para el film de 2012. "Siempre pagás un precio por cualquier cambio físico drástico al que te sometés. Cuando era más joven no me costaba tanto someter mi cuerpo a esta presión, pero a medida que llegas a tus 40 tenés que ser más cuidadoso y consciente. Ganás mucho peso y después no tenés tiempo de entrenar porque estás filmado; tu cuerpo nada en dos direcciones al mismo tiempo. Y después de filmar, estás cansado y tenés que volver a cambiar y volver a tu forma nuevamente para tu próxima película. Moverte de un extremo a otro tiene un costo", aseguró.

"No dañé mi cuerpo, pero estoy más dolorido de lo que solía estar. Comparado con Christian Bale, mis cambios no han sido para nada extremos pero lo poco que hice, lo siento. Tengo articulaciones que hacen 'click', que probablemente no deberían hacer 'click'. Cargar a mis hijos es más difícil de lo que solía ser pero... ¡no se lo digan!”, bromeó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?