Crece la tensión entre De la Sota y Schiaretti en Córdoba

Genera malestar la cercanía del gobernador con Macri
Gabriela Origlia
(0)
23 de enero de 2017  

Juan Schiaretti y José Manuel de la Sota
Juan Schiaretti y José Manuel de la Sota Crédito: Twitter

CÓRDOBA.- El escenario político del peronismo en esta provincia, de cara a las elecciones, presenta al gobernador Juan Schiaretti aliado en los grandes temas al presidente Mauricio Macri y a su antecesor, José Manuel de la Sota , ratificando su sociedad con Sergio Massa en la oposición. Y Cambiemos que pretende sacar algún rédito de la situación.

El debate de la reforma de Ganancias fue el último episodio que provocó tensión entre schiarettistas y delasotistas. Mientras el gobernador avaló siempre la postura del macrismo, la mayoría de los diputados nacionales cordobeses se encolumnaron detrás del Frente Renovador.

"La pelea duró no más de seis u ocho horas; un llamado de teléfono volvió todo a la normalidad", confió a LA NACION un referente del delasotismo. Los allegados de ambos no los describen como amigos, sino como "socios exitosos".

Esta es la segunda vez -la anterior fue en 2009- que De la Sota se toma unos meses sabáticos y Schiaretti gobierna. La diferencia es que hace ocho años el descanso de candidaturas fue total mientras que esta vez "el Gallego" competiría en las legislativas. Ya hizo trascender que sería candidato "si Schiaretti me lo pide" y que su alianza con Massa "goza de buena salud". Por su lado, en reuniones políticas donde sale a la discusión qué hará el peronismo cordobés en los comicios, el gobernador dice: "Muchachos, si me consiguen un candidato mejor que De la Sota, tráiganlo".

Con personalidades y estilo de hacer política muy distintos, ambos son cuidadosos cuando se refieren al otro. "Nunca un gesto negativo", señala un schiarettista.

En 30 años de relación política y casi 20 años del peronismo en el poder de Córdoba, las fluctuaciones en la relación varían, pero al final siempre tienen conductas funcionales para los dos. Por ejemplo, en los últimos meses -cuando la cercanía de Schiaretti con Macri se intensificó-, el ex gobernador eligió el silencio.

Los peronistas cordobeses creen que en un año "anémico" de candidaturas De la Sota logrará buenos resultados si se suma a la competencia; hasta descuentan que el silencio le suma. Schiaretti no sólo avalaría su postulación sino que lo presentaría como un aliado "incuestionable" .

Aunque a De la Sota le incomoda el vínculo del gobernador con Macri, admite que un rol es el que se tiene en la gestión y otro en la oposición.

En Cambiemos (especialmente en el radicalismo) los guiños de Macri al gobernador no caen bien, pero mientras que el ala de Pro analiza que suma, en la UCR entienden que podría afectar los resultados de la próxima elección. "No creo en la pelea entre De la Sota y Schiaretti", reitera un radical. La realidad, hasta ahora, le dio la razón.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?