0

Actos en todo el país por los 20 años del crimen de Cabezas

La familia de la víctima se concentró, a la mañana, en el lugar exacto del homicidio; a la noche fue la reunión central, en Pinamar; la libertad de los acusados, eje de los discursos
0
26 de enero de 2017  

La Asociación de Reporteros Gráficos realizó un acto en el Museo de la Memoria
La Asociación de Reporteros Gráficos realizó un acto en el Museo de la Memoria Fuente: Télam - Crédito: Daniel Dabove

El 25 de enero de 1997, los dos tiros acabaron con la vida de un reportero gráfico fueron un impacto directo contra la investigación periodística, contra la libertad de prensa y de expresión. La muerte de José Luis Cabezas fue planeada como una advertencia: nadie debía meterse con Alfredo Yabrán, el empresario que hacía de su oscuridad pública un poder real. Ocurrió lo contrario a lo que esperaban los asesinos del fotógrafo de la revista Noticias: todos conocieron la foto de Cabezas y todos hablaron de Yabrán, que, meses después, acusado del crimen, se suicidó. Cabezas se transformó en un emblema, y aunque ninguno de sus homicidas está hoy preso, a 20 años del asesinato se lo recordó y homenajeó.

En la cava de Madariaga donde su cuerpo terminó carbonizado dentro de un auto estuvo su viuda, María Cristina Robledo. "Me costó mucho venir, hacer ese camino que se me hizo eterno. Estamos acá gracias a esa manga de asesinos que ahora están sentados en sus casas, seguramente mirando la tele", dijo.

Familiares y amigos de José Luis Cabezas se concentraron a la mañana en la cava de Madariaga
Familiares y amigos de José Luis Cabezas se concentraron a la mañana en la cava de Madariaga Fuente: Télam

El mes pasado fue liberado el ex policía Gustavo Prellezo, condenado como el autor de los dos disparos. Llegar a este homenaje sin culpables en prisión impactó en la familia del reportero gráfico: "Nosotros lo recordamos todos los días, por eso hoy [por ayer] es una especie de acompañamiento de la sociedad en el recuerdo, pero es un día muy triste para el país en general porque da cuenta de que los jueces son muy pobres en sus dictámenes, ya que todos los asesinos están en libertad", dijo Gladys Cabezas, hermana de la víctima.

"Es necesario que nadie olvide jamás lo que te pasó", expresó en una carta abierta María Agustina Cabezas, hija del fotógrafo que tenía seis años cuando su padre fue asesinado. Anoche se realizó el acto central de homenaje frente al monolito instalado en el ingreso a Pinamar. Allí, el jefe comunal del distrito, Martín Yeza, pidió "perdón por los intendentes que intentaron ocultar" que el crimen había ocurrido en el balneario. Y el director del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi, lanzó: "Cabezas dio un ejemplo y lo mataron porque tenía bolas".

María Cristina Robledo, la viuda de Cabezas, y Gladys, la hermana, anoche, en Pinamar
María Cristina Robledo, la viuda de Cabezas, y Gladys, la hermana, anoche, en Pinamar Crédito: Mauro V. Rizzi

Antes, en el Museo de la Memoria el presidente de la Asociación de Reporteros Gráficos (Argra), Ezequiel Torres, criticó los beneficios que la Justicia dio a los asesinos. En Mar del Plata, en el cierre de la muestra World Press Photo, el secretario de Medios bonaerense, Mariano Mohadeb, dijo que Cabezas fue "víctima del mayor atentado contra la libertad de expresión desde el regreso de la democracia".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.