Suscriptor digital

Sergio Batista: "Ir a China no es desaparecer, como sí ocurría años atrás"

El ex jugador y entrenador del seleccionado argentino habló sobre su experiencia como conductor en Shanghai
Claudio Mauri
(0)
26 de enero de 2017  

Sergio Batista dirigió en China cuando no había explotado el actual boom económico. Entre 2012 y 2014 estuvo al frente de Shanghai Shenhua , que ahora tiene a Carlos Tevez . Hoy observa un modelo que en su momento aplicó Japón para convertirse en una potencia asiática.

-¿Entendés a los jugadores que rechazan ofertas millonarias para privilegiar objetivos deportivos?

-Sí, es lógico. (Lucas) Pratto quiere estar cerca de la selección, pero ir a China no es desaparecer, como sí ocurría años atrás. Después, hay jugadores que están cómodos y tranquilos donde juegan y no le dan preponderancia a lo económico, como Gago.

-¿Cuando fuiste técnico en China te pasó que hubiera jugadores que no quisieran ir?

-No, no se negaron, al menos con los que hablé yo. Por ahí había otro tipo de problema, como que no podían salir del club.

-El fenómeno económico creció mucho más respecto a cuando estabas vos.

-Sí, nada que ver, ahora se maneja mucha más plata. Cuando fui yo recién empezaban. Llevaron varios técnicos para promocionar y jerarquizar al fútbol. Estuvieron Lippi, Scolari, Eriksson, Manzano. Así ganaron la Copa Asia por primera vez. Ahora buscan futbolistas para que crezca el juego.

-¿Qué le recomendarías a un jugador que puede irse a China?

-No es fácil vivir allá. Yo tuve la suerte de que en Shanghai hay muchos extranjeros. Tenés todo, es una ciudad hermosa, te adaptás enseguida. En otros lugares más cerrados te puede costar. Uno pone lo económico por delante, pero después hay que vivir.

-¿El que se va a jugar a China no pierde nivel como para seguir aspirando a la selección?

-No, hoy el fútbol chino es otra cosa. Hay un gran profesionalismo. es un fútbol fuerte, aunque no tan potente como en otras partes.

-¿Tevez puede aspirar a ser convocado por Bauza?

-A Carlitos no podés evaluarlo por lo que rinde en China, sino por la clase de jugador que es. Donde fue, anduvo bien. Está claro que no es lo mismo China que Inglaterra, Italia y la Argentina. Con que juegue los 90 minutos todas las semanas está para la selección.

-¿Volverías a repetir una experiencia en China?

-Sí. Estuve tres años muy cómodo, la gente es muy amable. Me gustó. Volvería a dirigir allá.

-¿En qué necesita crecer el fútbol chino?

-En el interés. Con la gente del fútbol decíamos "son 1500 millones de habitantes y no juntan 11 que jueguen bien como para ser potencia". Uno se pregunta cómo puede ser. Están armando lo que les faltaba: escuelas de fútbol, divisiones inferiores. Los padres no querían que sus hijos jugaran al fútbol porque no se pagaba bien. Se van a hacer fuertes, pero les falta mucho. Van a ir creciendo. Como lo hizo Japón en su momento, cuando llevó a Zico, Lineker, Littbarski, Ramón Díaz, Sócrates. Promocionó la liga e hizo el Mundial en 2002, que es lo que pretenden los chinos para 2034. Hoy Japón es un potencia en Asia, y sin tantas figuras extranjeras. Potenció las bases, que es el modelo que busca China.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?