Suscriptor digital

Benjamín Macome y una elección lejos del rugby profesional: "Vuelvo con la cabeza más abierta"

Tras una campaña en Stade Français y dos en Bayonne, Macome se convirtió en una de las cinco incorporaciones para el plantel de Jaguares para esta temporada
Alejo Miranda
(0)
29 de enero de 2017  

Benjamín Macome sacrificó los placeres del rugby profesional
Benjamín Macome sacrificó los placeres del rugby profesional

En un momento en el que muchos intentan emigrar, él eligió volver. Luego de tres temporadas en Francia, Benjamín Macome sacrificó los placeres del rugby profesional para cumplir un sueño. O dos. Jugar por Jaguares en el Súper Rugby y, de ser posible, volver a vestir la camiseta de los Pumas.

"Tuve que renunciar a una vida más cómoda, más tranquila, y volver a los viajes, al ir y volver, a estar fuera de casa. Renuncié a eso, pero gané muchas cosas volviendo, también", dice Macome a la prensa mientras Jaguares sostiene una candente pretemporada en Buenos Aires Cricket & Rugby Club. "Primero me llamaba jugar el Súper Rugby. Es un campeonato de los más lindos que hay en el rugby, no quería quedarme sin jugarlo. Después, me gustaría volver a los Pumas en algún momento, y para eso tenía que volver", explica.

Tras una campaña en Stade Français y dos en Bayonne, Macome se convirtió en una de las cinco incorporaciones para el plantel de Jaguares para esta temporada, y el primer caso de un jugador que regresa de Europa para ponerse la camiseta anaranjada. Pero no se trata de una cara nueva en el plantel, ya que jugó tres años en Pampas XV y fue parte de todo el proceso premundialista en el seleccionado nacional, a las órdenes de Daniel Hourcade. "Ya conocía a la mayoría, así que ya imaginaba lo que era el grupo", cuenta el tucumano. "A pesar de que no acompañaron los resultados, el grupo se mantuvo muy unido; eso es muy difícil", destaca el octavo.

Miembro de una familia de 14 hermanos (también Agustín jugó en los Pumas, cuatro partidos), con 31 años recién cumplidos Benjamín deberá reacomodar su vida una vez más. "Por ahora estoy en un departamento que me prestaron y buscando otro para vivir. Me gusta mucho Buenos Aires, me gusta vivir acá; me gusta estar en Jaguares... estoy como quiero", festeja. "Siempre que jugaba con este grupo estaba en giras o en concentraciones en hoteles. Ahora es distinto: me voy a mi casa. No voy atrás de un grupo, sino que hay momentos en que estoy solo y que tengo que manejarlos bien para llegar descansado y no quemar la cabeza. Por suerte, hay varios tucumanos. Estamos invadiendo Buenos Aires de a poco", señala sonriente.

Pese a no haber participado en la primera temporada, Macome muestra estar bien embebido de las necesidades de Jaguares. "Algunos partidos pasaban por televisión en Francia y otros veía por Internet. No vi todos, pero sí bastantes, y me di una buena idea de lo que fue el año. El primer objetivo es ir paso por paso. Tenemos que pensar solamente en el primer partido, ante Kings. Otro objetivo es mejorar en el juego. Eso va a llevarnos a conseguir resultados. Sobre todo, la defensa, que fue uno de los puntos flojos del año pasado, y también la disciplina", analiza.

Tercera línea por naturaleza, ha cumplido la función de segunda línea en varias ocasiones, tanto en Pampas como en el seleccionado. De hecho, en el ensayo del último lunes frente a Uruguay ocupó esa posición, una de las debilidades del plantel. "No hablé todavía mucho del puesto. En principio estoy como tercera línea, pero puedo ser una opción de segunda línea, también. La verdad es que me siento cómodo en los dos puestos. Ahora es cada vez más parecido lo que hace un segunda línea y lo que hace un tercera. Yo voy a estar dispuesto a jugar donde me necesiten", aclara.

Antes de firmar con Jaguares, Macome debió pasar una prueba: jugó el Pacific Challenge por Argentina XV en octubre. En su primer partido logró cuatro tries contra Uruguay. "Antes de volver a la Argentina ya venía hablando de la posibilidad con los entrenadores", relata. Y agrega: "Después fui a jugar por Argentina XV y, por suerte, a la larga se me dio. Pero la verdad es que cuando volví no tenía nada asegurado; me arriesgué un poco y salió bien".

Macome jugó su primer test-match en los Pumas en junio de 2012 ante Italia, bajo las órdenes de Santiago Phelan. En total lleva 23 partidos con la camiseta celeste y blanca; el último, en 2015 frente a Sudáfrica en Vélez, en la despedida previa al Mundial. Minutos más tarde se enteró de que no iría a Inglaterra. Las lesiones jugaron en contra y Benjamín no pasó el corte para quedar entre los 31. "Ése fue un año difícil. Nunca llegué a sentirme físicamente bien. Fue duro quedar fuera del Mundial. A diferencia de aquella vez, ahora me siento bien, y tengo el objetivo de volver a jugar en los Pumas", advierte.

Naturalmente, Japón 2019 está en la mira. "Es cierto, pero voy de a poco. Tengo contrato hasta diciembre, así que ahora estoy enfocado en este año. Ojalá cumpla ese objetivo", anhela Macome Que dejó Europa para regresar a lo que más desea.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?