4 consejos para evitar que el teléfono y la computadora te hagan mal a la salud

La postura en la que miramos el teléfono puede traer graves consecuencias a las cervicales
La postura en la que miramos el teléfono puede traer graves consecuencias a las cervicales Crédito: Shutterstock
El Text Neck puede causar dolor de cabeza, contracturas y otro tipo de dolencias que empeoran con el tiempo; mejor prestar atención a tener que curar las consecuencias
(0)
31 de enero de 2017  • 00:03

Dolor de cabeza, molestia en el cuello, calambres en los brazos: la tecnología tiene su lado oscuro. No tiene que ver con los aparatos en sí, sino con malos hábitos a la hora de manipularlos. Pasamos entre 700 y 1400 horas al año con el cuello inclinado hacia el celular y la computadora, algo que causa más de una enfermedad.

Todos los dolores de las cervicales que nacen por estar mirando algo en una ubicación no aconsejable con una postura tensionada, suelen englobarse en el síndrome Text Neck. ¿Qué es lo que sucede? La cabeza de un adulto pesa entre cuatro y cinco kilos, pero al inclinarla unos 60 grados hacia el celular, le pone una presión de casi 30 kilos a las vértebras cervicales.

¿Qué hacer para evitarlo?

Desde ALPI, la Licenciada en Kinesiología y Fisiatría Romina Nanni explica que esto se puede prevenir y aporta cuatro consejos.

Crédito: Shutterstock

  • Situar la pantalla del celular, tablets y notebooks en una ubicación ligeramente inferior a los ojos para que las cervicales estén en una posición neutra y no flexionada, mantener una postura sin forzar y sentarse de forma adecuada, con la espalda derecha y las piernas en ángulo recto con el piso. Elevar el monitor si es necesario.
  • Se recomienda utilizar más las notas de voz en vez de enviar siempre mensajes de texto; utilizar las dos manos para escribir e intentar situar la muñeca en una posición neutra, para reducir el riesgo de lesiones en las manos.
  • En el caso de las computadoras, es importante poner el teclado y el mouse de manera que no se cierre la muñeca, apoyando los antebrazos y utilizando un almohadón debajo de la muñeca. Además, el teclado debería estar a un nivel apenas inferior a la altura de los codos, para que los brazos y los hombros estén relajados.
  • Descansar aproximadamente cada 30 minutos y realizar estiramientos activos de la muñeca para prevenir lesiones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?