Otro desafío para San Lorenzo: mantener el poder de fuego sin Blanco y sin Cauteruccio

Con las ventas de ambos, "emigraron" los 23 tantos anotados entre los dos en 2016; los refuerzos no son goleadores
Fernando Vergara
(0)
2 de febrero de 2017  

Cauteruccio, entre Ceruti y Blanco
Cauteruccio, entre Ceruti y Blanco Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

San Lorenzo mostró un enorme poderío ofensivo apenas comenzó 2016. Una goleada memorable 4-0 frente a Boca por la Supercopa Argentina puso en alerta a sus rivales. Finalmente, a pesar de no cumplir sus objetivos en cuanto a títulos, el equipo cerró el año con un sabor que no resultó tan amargo: en las mesas futboleras se habló de los jugadores que constituían el poder de fuego dentro de la propuesta del equipo de Diego Aguirre . Un año después, y mientras transita su cuarta semana de pretemporada, surge un interrogante: ¿mantendrá la contundencia tras las partidas de Martín Cauteruccio y Sebastián Blanco ? Encontrar de qué manera sostener el poderío ofensivo, entonces, aparece como una de las principales metas azulgranas en la temporada.

La cuestión toma relieve porque San Lorenzo perdió a dos de sus mejores cinco intérpretes de una lista que se completa con Néstor Ortigoza , Fernando Belluschi y Nicolás Blandi . Todos jugadores de alto peso futbolístico y rendimientos importantes. En 2016, la delantera Blandi-Cauteruccio resultó la más productiva entre las de la primera división. Aportó 41 tantos, entre los 24 del ex atacante de Boca y los 17 del uruguayo. Si a esta última cifra del actual delantero de Cruz Azul se agregan los seis goles anotados por Blanco -se va a la Major League Soccer, de Estados Unidos- durante ese período, para no sentir el impacto la entidad azulgrana deberá hallar la fórmula de "reemplazo" de esas 23 conquistas.

Tranquilizando al entrenador uruguayo, finalmente Belluschi renovó su vínculo con el club hasta diciembre de 2018. El volante explicó que hay una cláusula de rescisión que le permite irse a mitad de año, pero restó trascendencia al tema: "Si firmo no es pensando en eso, sino todo lo contrario. Quiero estar acá dos años más. Me siento cómodo y lo ideal será mantener el nivel. Eso es lo más importante", sostuvo.

El santafecino fue pieza clave en Boedo a lo largo de todo 2016, al punto de que en octubre fue convocado por Edgardo Bauza para el seleccionado nacional. ¿Hay temor por una pérdida en el vigor ofensivo? "Es obvio que se fueron futbolistas de renombre, importantes para el equipo. Pero cada vez que faltó alguien entraron otros que no desentonaron. Y ahora van a tener más chances. Creo que no vamos a perder demasiado", consideró.

En cuanto a ese recambio que manifestó Belluschi, durante enero se vio en acción a jugadores que el año pasado tuvieron escaso protagonismo en la zona alta del Ciclón, Bautista Merlini y Ezequiel Ávila. El volante, que debutó en Platense a los 17 años, se destacó en el amistoso contra Boca al conseguir uno de los dos tantos en el 2-2 en Mar del Plata. Merlini se siente más cómodo recostado por la izquierda, aunque con Aguirre también ha actuado como mediapunta y por la derecha. Ávila, en tanto, marcó el gol del 1-0 a Estudiantes, en un calendario estival de apenas dos encuentros para San Lorenzo. La exigencia de estos cruces, claro, no será la misma que la de las competencias oficiales, sobre todo la Copa Libertadores, el gran objetivo. Ante la imposibilidad de incorporar a varios futbolistas, potenciar a los habituales suplentes será otro de los desafíos de Aguirre.

En la actual ventana del mercado de transferencias el Ciclón sumó a dos jugadores, aunque uno de ellos es de características defensivas y asoma como apuesta: Robert Piris Da Motta. El paraguayo, de 22 años, arribó procedente de Rubio Ñu, donde debutó en la primera en 2009. Si bien en su llegada se mostró confiado para "jugar y ser parte de los once que salen a la cancha", la competencia en su posición no le resultará sencilla, con Franco Mussis -hoy titular indiscutido- y Juan Mercier.

El otro es Rubén Botta, el zurdo que podrá ser uno de los nuevos generadores de juego y que aparece, en principio, como el sustituto de Blanco. "Hace un año quise venir a este club y no se dio. Nunca dejé de mirar el fútbol argentino y San Lorenzo se destaca, juega bien. Tenía ganas de volver", declaró el ex volante de Tigre y de Pachuca, de México.

Mientras, una pieza que puede ayudar a recobrar fogueo es Ezequiel Cerutti, que tras dejar atrás una duradera lesión nunca volvió en el mismo alto nivel que gozaba.

Ya sin algunos de sus bastiones en la ofensiva, San Lorenzo tendrá nuevos retos, para mantenerse desafiante en lo alto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.