Suscriptor digital

Un buen balance para la taquilla argentina en el primer mes del año

Además del aumento de espectadores y el éxito de Sing y Moana, la cartelera tuvo una variada oferta con propuestas nacionales, de cine arte e incluso del género zombie
Diego Batlle
(0)
3 de febrero de 2017  

Sing ¡Ven y canta!, cerca del millón de espectadores
Sing ¡Ven y canta!, cerca del millón de espectadores Crédito: Universal

El cine resiste a todo, incluso a la crisis de la economía argentina. En tiempos en que el consumo cae de forma abrupta en casi todos los rubros, las salas tuvieron en enero una notable concurrencia, con más de cuatro millones de espectadores (4.030.000, para ser exactos), lo que significó un aumento del 23 por ciento respecto de igual mes del año pasado y una cifra bastante cercana a los 4.370.000 tickets vendidos en la temporada récord de 2015. La recaudación pasó de 236 a 380 millones de pesos, aunque en este importante incremento del 61 por ciento hay que tener en cuenta el efecto inflacionario, ya que el valor promedio de la entrada pasó de 72 a 94 pesos, siempre según las cifras de Ultracine analizadas por LA NACION.

Pero, más allá de los números generales, que en muchos casos les importan más a los empresarios que al público, lo cierto es que el primer mes del año dejó algunos buenos síntomas también para aquellos que apuestan a la diversidad de la oferta, más allá de que los dos títulos más vistos hayan sido -como es habitual en la Argentina- dos películas de animación para toda la familia como Sing ¡Ven y canta! (950.000 espectadores) y Moana: un mar de aventuras (610.000).

La gran sorpresa de enero fue la película coreana Invasión zombie, que logró ubicarse en el top 10 (quedó décima), con 120.000 espectadores. Ya son varios los distribuidores argentinos que están buscando films de género de ese origen para estrenar este año tras semejante cifra.

En el segmento del cine de arte también fue muy buena la respuesta de crítica y público conseguida por la brasileña Aquarius. La película de Kleber Mendonça Filho con la mítica Sonia Braga como protagonista llegó a 30.000 espectadores, cifra que muy pocas películas latinoamericanas suelen conseguir (el último caso fue la colombiana El abrazo de la serpiente), e ingresó en el top 20 del mes (finalizó en el puesto 19).

Por el lado del cine argentino, se consolidó la tendencia a la concentración con muy pocos éxitos masivos (uno solo en este primer mes del año) y muchos films que pasan casi inadvertidos por las salas. Nieve negra, thriller psicológico con la dupla Ricardo Darín-Leonardo Sbaraglia, fue el tercer título entre los más vistos de enero, con 385.000 espectadores, pero el resto de los films nacionales apenas sumaron 45.000 localidades más.

Así, con un total de 430.000 personas, la producción nacional debió conformarse con una cuota de mercado del 10,7 por ciento. De todas maneras, la cantidad y la calidad de lanzamientos locales previstos para lo que resta del año permiten augurar una buena temporada para el cine argentino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?