La comisión que controla la AFI, con dos reuniones anuales

En el primer año de gestión de Macri tuvo un rol muy débil; debería controlar los gastos reservados
Gabriel Sued
(0)
3 de febrero de 2017  

La comisión bicameral del Congreso que ayer recibió a Gustavo Arribas , el cuerpo encargado de controlar la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI ), ejerció en el primer año de gobierno de Mauricio Macri un control muy débil. De marzo a diciembre, la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia se reunió tan sólo dos veces.

La información fue suministrada a LA NACION por legisladores opositores y oficialistas que la integran.

La debilidad en el control legislativo, una continuidad de lo sucedido durante el kirchnerismo, coincide con una serie de circunstancias que echan más dudas sobre el manejo de fondos de la AFI. La más importante: el decreto 656/15, por el cual el Presidente dispuso que todos los gastos de la AFI vuelvan a ser reservados. El organismo manejó en 2016 un presupuesto de $ 1450 millones y para 2017 tiene una previsión de gastos de $ 1804 millones. Ante las críticas, el Poder Ejecutivo recalcó que no había motivos de preocupación porque la AFI sería controlada por el Congreso.

Según datos que pudo recabar LA NACION, el primer encuentro, destinado a designar las autoridades de la comisión, se produjo el 2 de julio. Entonces quedó formalmente conformado el cuerpo, integrado por 7 diputados y 7 senadores, sólo 6 de ellos oficialistas. A cargo de la presidencia quedó el senador radical Juan Carlos Marino y de la vicepresidencia, la diputada kirchnerista Juliana Di Tullio.

En otra oportunidad, el 8 de septiembre, los legisladores fueron invitados a visitar la AFI para mantener un encuentro con su director, Gustavo Arribas, y su subdirectora, Silvia Majdalani. La intención del oficialismo era que los funcionarios explicaran los cambios previstos en el decreto 656/15. Pero el convite fue rechazado por un sector de la oposición, que requirió que Arribas y Majdalani concurran al Congreso. "Le avisamos a Marino que la agenda de la comisión la teníamos que hacer entre todos, que no la podía hacer solo", dijo a este medio una diputada de la oposición.

Según la ley de inteligencia, reformada en febrero de 2015, la comisión bicameral tiene "amplias facultades para controlar e investigar de oficio" las actividades de los organismos del Sistema de Inteligencia Nacional.

Diputados del oficialismo replicaron que, pese a la escasa cantidad de reuniones, la comisión cumplió su tarea de fiscalización. De hecho, detallaron, los 14 legisladores que integran el cuerpo recibieron 3 informes reservados de la AFI.

La oposición considera que no se hizo lo suficiente. "Deberíamos estar más atentos a algunas cosas, como la apertura de delegaciones de la AFI en el conurbano en momentos en que crece el malestar y la protesta social", advirtió la diputada kirchnerista Teresa García.

El ex director de la Escuela Nacional de Inteligencia Marcelo Saín tampoco pudo romper la barrera del secreto. Como parte de Iniciativa Ciudadana para el Control del Sistema de Inteligencia (Iccsi), un grupo de organizaciones de la sociedad civil especializadas en el tema, pidió informes a la comisión, pero no obtuvo respuesta. "No basta con los informes contables de la AFI. Necesitás saber en qué está trabajando el organismo, cuáles son las líneas de investigación."

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.