Suscriptor digital

Cuánto cuesta ir al Parque Sarmiento para disfrutar del Argentina vs. Italia en la Copa Davis

Argentina forma parte del Grupo Mundial desde 2002
Argentina forma parte del Grupo Mundial desde 2002 Crédito: @CopaDavis
Las entradas oscilan entre $ 900 y $ 1400 y aún quedan sitios disponibles; Maradona está en el sitio
(0)
3 de febrero de 2017  • 15:05

Un recorrido por Parque Sarmiento, lugar donde se disputa la serie entre Italia vs. Argentina correspondiente al Grupo Mundial de Copa Davis , permitió calcular cuánto es la inversión que se requiere si el deseo es asistir a los partidos que se disputan desde hoy y hasta el próximo domingo.

El costo de las entradas, disponibles en las boleterías del predio, varían según la ubicación: $ 600 (laterales alta), $ 900 y $ 1400 (laterales baja). Para la jornada de hoy, que arrancó a las 9, quedarn asientos disponibles, pero solamente en laterales baja.

La venta de boletos por Internet, abonos y promociones ya están agotados. "La promoción de 2 x1 con el Club La Nación fue una gran ayuda para que el público comprara a buen precio", señaló Diego Gutiérrez, vicepresidente de la AAT el lunes pasado, a propósito de las distintas ofertas que se ofrecieron al público para la adquisición de tickets.

En cuanto al servicio de estacionamiento, el Gobierno de la Ciudad delimitó un espacio sobre la Avenida Triunvirato para el parqueo gratis con vigilancia policial durante todo el fin de semana. Los funcionarios también se encargan de controlar el acceso del público al Parque Sarmiento.

En cuanto a la oferta gastronómica en Parque Sarmiento la carta es medianamente variada: pizzas, asado y minutas: una porción de pizza tiene un costo de 100 pesos, una porción de papas fritas cuesta $ 90 y un pancho, $ 70. Una gaseosa o un café tienen un valor de $ 40, mientras que una cerveza $ 50.

Si la tentación pasa por probar asado, los precios se incrementan: un plato de ribs o un sándwich de bondiola rondan los 120 pesos, mientras que el clásico choripan cuesta $ 70. En cuanto a postres, helado es la única opción y su costo va entre 25 y 40 pesos.

Pasar el día en Parque Sarmiento podría ser no solo para disfrutar los partidos. Los organizadores también dispusieron de otras opciones de entretenimiento, como canchas de mini tenis y juegos en stands, para probar suerte encestando pelotas para ganar premios. También se venden productos oficiales como remeras de la selección naciona,l cuyo valor es de 250 a 400 pesos.

Alta expectativa

A pesar de no estar colmada la capacidad, la concurrencia en Parque Sarmiento fue bastante buena. El hecho de que el partido se juegue en pleno período vacacional influyó en el interés de los asistentes que ocupan hasta un 60 % de la capacidad del estadio.

A 20 minutos de iniciarse el partido, más de 400 personas hacían fila a las afueras para acceder al lugar con banderas, silbatos, y cánticos. "Está difícil, pero si hoy conseguimos un puntito, mañana al dobles le tengo fe" se esperanzaba Francisco Flores, de 30 años, mientras se ubicaba en su asiento. "Estamos dependiendo de Diego Schwartzman, esperemos llegue a mañana", evaluó Diego, un profesor de tenis de la escuela del Parque Sarmiento. "Esperemos que lleguen al domingo y que hoy se cansen los tanos", comentó Roberto, otro de los aficionados que vino a alentar al equipo nacional.

Maradona: un aficionado más

Tal y como está siendo su costumbre, Diego Maradona volvió aparecer en un partido del equipo nacional de Copa Davis . Esta vez en Parque Sarmiento, el ex capitán y DT del seleccionado argentino de fútbol, estuvo acompañado por su novia Rocío Oliva y su nieto Benjamín, hijo del Kun Agüero y Giannina.

Maradona también había estado presente en la final de Copa Davis contra Croacia en noviembre del año pasado.

La presencia de Maradona hace recordar el incidente que protagonizó en 2008 con Potito Starace. En aquel partido, correspondiente cuartos de final de la Copa Telmex, Starace se enfrentaba a David Nalbandian . Maradona insultó al italiano por más un de set y éste -hincha de Napoli- se marchó furioso después del partido y evitó saludar a Maradona. Días después, el Diez le regaló una camiseta firmada a modo de disculpas.

Por Olivia Díaz Ugalde

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?