Hasta con trombas marinas, la costa sufrió el peor temporal del verano

Hubo daños severos en balnearios de Pinamar; cortes de luz en Gesell; árboles caídos y anegamientos en Mar del Plata
Darío Palavecino
(0)
6 de febrero de 2017  

En Mar del Plata se cayeron más de 80 árboles por los fuertes vientos
En Mar del Plata se cayeron más de 80 árboles por los fuertes vientos Crédito: Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.- La peor y más espectacular instancia del duro temporal que castigó ayer todo el sudeste de la costa atlántica se la llevó Pinamar. Una tromba marina (tornado sobre el agua) destrozó un parador de playa e hizo volar reposeras y camastros por el aire como si fueran hojas de papel. Hasta la imponente escultura metálica que se erigía en la rotonda de las avenidas Bunge y Del Mar terminó por el piso y desmantelada.

La intensa tormenta, con lluvias persistentes y ráfagas de hasta casi 100 kilómetros por hora, derribó decenas de árboles y postes del tendido eléctrico, lo que significó dejar sin suministro a decenas de miles de vecinos en al menos seis distritos de la costa atlántica.

En Villa Gesell cayeron torres con transformadores de las líneas de alta tensión, por lo que todo el distrito quedó sin luz eléctrica. Zonas de la periferia de Mar del Plata, en particular Chapadmalal y Sierra de los Padres, por las adversas condiciones climáticas recién a partir de hoy tendrían reparaciones y reconexiones.

Hasta anoche, cuando todavía persistían los chaparrones e intensos vientos, no se registraban heridos derivados de este fenómeno meteorológico. Sí varias decenas de evacuados y autoevacuados, a raíz de voladuras de techos y filtraciones de agua en viviendas.

El pedido reiterado de las autoridades de los distintos municipios a residentes y, en especial, a turistas fue permanecer en sus hogares y sólo salir por cuestiones de extrema necesidad. La advertencia estaba bien justificada: varios de los árboles que se rindieron ante los vientos cayeron sobre automóviles. También cortaron la circulación de calles y hasta un tramo de la ruta 63, que lleva de la costa a Dolores.

Este frente de mal tiempo recién se despedirá casi en coincidencia con el amanecer y los primeros indicios claros de mejora se esperan para este mediodía, cuando comience a despejarse el cielo y vuelva a asomar el sol.

Los partes del Servicio Meteorológico Nacional, emitidos durante el inicio del fin de semana, habían sido claros en cuanto a la certeza de un fuerte temporal que asomó durante la madrugada de ayer y fue constante e intenso durante toda la jornada.

De poco valieron los recaudos que se tomaron en los paradores de playa, donde se aseguraron lonas de toldos y se puso a resguardo todo el equipamiento que se pudo en cada unidad. Desde Pinamar hasta Necochea hay decenas de carpas rotas. Pero, sin dudas, los mayores destrozos se dieron en Riviera Beach, en proximidades de Valeria del Mar.

Fuente: LA NACION

La cola de una suerte de tornado originado mar adentro que tocó tierra arrasó con parte de las instalaciones de este balneario. Camastros de madera volaron hasta quedar destruidos. A la par rodaban reposeras, sillas y mesas plásticas. "Las pérdidas son importantes", reconocieron empleados del lugar, aún asustados por lo vivido. Muy cerca de allí, un hotel de Cariló y una casa también sufrieron la voladura parcial de techos.

Oscar Villegas, director de Defensa Civil de Pinamar, dijo que el panorama en el distrito fue muy complicado desde la medianoche de ayer y durante toda la víspera. "A los fuertes vientos, por encima de los 90 kilómetros por hora, se sumó la lluvia, con más de 80 milímetros de agua caída", afirmó a LA NACION al puntualizar sobre barrios anegados.

En Pinamar se dispuso el polideportivo municipal como centro de evacuación, pero hasta anoche no hubo necesidad de traslados. Sí, en cambio, algunas familias abandonaron sus hogares por decisión propia para resguardarse en casas de conocidos.

Distinta fue la situación en Mar del Plata. Hasta la media tarde de ayer había casi 30 evacuados, cantidad que se podía incrementar durante la noche porque la lluvia y el viento persistían, con ingreso de agua a viviendas. Con ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora, durante toda la víspera estuvieron cerrados el aeropuerto y la terminal marítima locales. Defensa Civil recibió aquí más de 150 reclamos por caída de árboles, casi el doble que en General Madariaga, distrito vecino de Pinamar y Villa Gesell, donde también sufrieron el mal tiempo. En Miramar sólo hubo cortes en el suministro eléctrico.

Para el conjunto de la costa atlántica es un nuevo golpe, ya que hace apenas dos semanas se había vivido otro temporal. Aquél también con fuertes lluvias, pero lejos de la capacidad de daño que tuvo este último fenómeno, con vientos huracanados desde el Sudeste previstos hasta las primeras horas de hoy.

Cómo seguirá el tiempo

Hoy

Probabilidad de lluvias por la mañana, con ráfagas. Mejora hacia la tarde/noche, con nubosidad en disminución, vientos moderados y máximas de 21° C

Mañana

Parcial a algo nublado a lo largo del día en Mar del Plata, Miramar, Necochea y Villa Gesell. La mínima baja hasta 10 °C; máximas de 22 °C

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.