Suscriptor digital

Cómo potenciar un proyecto tecnológico desde Silicon Valley con la ayuda de Google

En San Francisco se reunieron startups de América latina y Asia para recibir capacitación y asistencia de mentores para potenciar el desarrollo de los proyectos de base tecnológica
En San Francisco se reunieron startups de América latina y Asia para recibir capacitación y asistencia de mentores para potenciar el desarrollo de los proyectos de base tecnológica
Emprendedores argentinos participaron de la tercera edición de Google Launchpad Accelerator, una iniciativa que reúne a diversas empresas de América latina y Asia para fomentar el conocimiento y la competitividad de los emprendimientos tecnológicos
Irina Sternik
(0)
10 de febrero de 2017  • 00:41

Un centenar de emprendedores que apenas rozan los 30 años fueron los seleccionados por Google para participar de Launchpad Accelerator , un programa de aceleramiento para startups de países emergentes que poco a poco, va ganando adeptos en todo el mundo. La búsqueda fue específica: emprendedores que ya hayan tenido porrazos y que con sus nuevas empresas, ya tengan la maquinaria en funcionamiento. Es decir: algunas rondas de inversiones, usuarios, plan de negocios y un buen producto.

En esta tercera edición, por primera vez América latina tuvo lugar entre las 31 seleccionadas de los nueve países donde la convocatoria estuvo abierta. Fueron ganadoras tres de argentina, seis de Brasil, tres de México y una de Colombia, más 18 de India, Indonesia, Tailandia, Vietnam y Filipinas.

El lugar elegido fue San Francisco, parte de Silicon Valley y cuna de la tecnología, que se está abriendo lugar para recibir a emprendedores de todo el mundo. Tiempo atrás Amazon y Microsoft iniciaron sus programas-espacio con oficinas ubicadas en la ciudad y ahora lo hizo Google, en un piso de 1300 metros cuadrados que acaban de inaugurar con esta edición y que quedará como sede de encuentros, charlas técnicas y eventos para desarrolladores.

La razón de este programa es una grieta que nada tiene que ver con la política, sino con las oportunidades de las empresas TIC y el abismo que hay entre Silicon Valley y los mercados emergentes. Su objetivo la retroalimentación entre Google, una empresa que ya hace tiempo dejó de startup pues tiene más de 19 años de existencia y los que recién empiezan. "Quisimos escuchar y apoyar a startups de todo el mundo", explica a LA NACION Roy Glasberg, Global lead del programa y su mentor hace no muchos años en un pequeño espacio en Tel Aviv, donde germinó la idea de ayudar. "Las historias de éxito tienen base donde hay más apoyo, Israel o Silicon Valley. Pero además de querer darles herramientas, queremos que tengan esta experiencia de trabajar con los más de 100 mentores de 20 países del mundo", señala el ejecutivo.

Los llamados mentores recorren las pizarras y las mesas de trabajo para apoyar a los emprendedores en cinco áreas previamente estudiadas: finanzas, marketing y ventas, producto, tecnología y equipo. Ellos no forman parte de la empresa, sino que son colaboradores que trabajan por el entusiasmo de devolverle algo a la comunidad. Pertenecen a compañías que alguna vez fueron starups, como PayPal, Capital One, Despegar, Elo7, Indeed, Poup, Lumia y Google, entre otros.

Desde el 30 de enero hasta el 10 de febrero, este espacio ubicado en el 301 de Howard Street, se convirtió en cafetería, restaurante, sala de reuniones, conferencias, descanso y constante brainstorming. Con la filosofía de Google, además de haber sillones, juegos, puffs, frutas y papas fritas, también se cruzaban perros, bebés, muchas computadoras y entusiasmo. Pizarras con proyectos y una muy representativa que indica "necesito ayuda con" y "puedo ayudar con", donde cada una de las empresas en una cuadrícula cuál tuti frutti y post its expresa sus necesidades u ofertas. ¿Los problemas más comunes? Los de los países emergentes: falta de espacio en el celular y alta desinstalación de aplicaciones. En consecuencia, mucha dificultad para sostener el negocio y su modelo.

Los elegidos reciben una mentoría que se extiende seis meses y 50.000 dólares de incentivo y conocimiento: "Es muy diferente moverte en un emprendimiento de un puñado de fundadores a ser una compañía con cientos de empleados. Dede los países emergentes, el único modo que tienen para crecer es con conocimiento y experiencia", explica Glasberg y asegura que el beneficio que Google obtiene de esta movida es aprender de los desarrolladores: "Es critico tener programadores reales de todo el mundo para salir de nuestra burbuja y devolver conocimiento a las comunidades de desarrolladores". La gran mayoría de las empresas seleccionadas tienen una aplicación y una solución con algo de impacto social y un modelo sostenible. Hay ideas geniales que van a tener la oportunidad de pasar el llamado valle de la muerte, como se denomina al período donde una empresa no logra superar los dos años de vida.

De Argentina, fueron seleccionadas tres empresas que ya tienen tiempo operando en el mercado y también, varias rondas de inversiones transitadas. Se trata de Tienda Nube, YOP y Workana.

Trabajo remoto e independiente para todos

Workana fue una de las tres plataformas digitales que formaron parte de la jornada de capacitación de Google que  busca potenciar a emprendimientos que desean crecer y llegar a nuevos mercados
Workana fue una de las tres plataformas digitales que formaron parte de la jornada de capacitación de Google que busca potenciar a emprendimientos que desean crecer y llegar a nuevos mercados

Workana es una plataforma de trabajo remoto y freelance para empleos relacionados con tecnología, web, programación, diseño y contenidos. Su foco es Latinoamérica y su mercado principal, Brasil. "Se publican alrededor de 12.000 proyectos por mes y se concretan 4.000" explica Guillermo Bracciaforte, co-fundador de la empresa que ya tiene cinco años de existencia. Hoy cuentan con 32 empleados trabajando presencial y remotanmente, pues usan su mismo sistema de contratación.

"Tenemos foco en web-móvil y recién ahora estamos desarrollando la aplicación. Si bien aun no llegamos a nuestro punto de equilibrio, tenemos el plan de llevar el producto a una versión de clase mundial", indica y explica que el mayor objetivo es mejorar la visual del producto, orientado a móvil 100% para que cuando uno usa el producto desde un móvil sea muy buena. "Queremos aprender un poco más de lo que es machine learning. Llegamos a un lugar de datos de lo que hacen los usuarios que nos permite empezar a tomar decisiones a partir de como se comportan en la plataforma".

Un local on line llave en mano para las pymes

El equipo Tienda Nube durante la jornada de capacitación del Google Launchpad Accelerator
El equipo Tienda Nube durante la jornada de capacitación del Google Launchpad Accelerator

Tienda Nube tiene una historia y necesidades similares. Nació hace seis años de la mano de cinco estudiantes del ITPBA y la UBA y se convirtió en un referente de la pequeña y mediana empresa y emprendedores con su herramienta para poder crear una tienda online de cualquier producto o servicio. "Ahora buscamos que toda la tienda se pueda armar desde la aplicación. Queremos llevar nuestra plataforma al próximo nivel. Nuestro objetivo es seguir expandiendonos y para eso, es necesario seguir simplificando el proceso de creación de una tienda online", dice Alejandro Vázquez, CCO y fundador.

Desde que comenzaron generaron más de 300.00 tiendas, por un costo inicial de 300 pesos mensuales. "El año pasado todas las tiendas nube de América Latina vendieron casi 100 millones de dólares, ahora queremos duplicar ese valor". ¿Cómo lo harán? A través de la tecnología PWA (Progressive Web Apps), que utiliza los navegadores web de los celulares para emular las funciones de una aplicación, problema latente en todos los países emergentes por la poca memoria de los dispositivos.

Un espacio para comprar y vender desde el celular

Los integrantes del equipo YOP en el Google Launchpad Accelerator
Los integrantes del equipo YOP en el Google Launchpad Accelerator

YOP es la tercer startup argentina presente en #LPA, una empresa casi desconocida en el país pero con fuerte presencia en Brasil: "Somos una aplicación móvil de compra y venta para gente joven con caracteristicas sociales tanto para personas como para empresas, con pagos y envíos integrados", describe Guido Grinbaum, Fundador y CEO. En la actualidad ya trabajan, desde Argentina, 45 empleados y vinieron a este programa no por el dinero, sino por la posibilidad de estar en el lugar de los hechos.

"Venimos para poder hablar con los expertos e ingenieros. Fuimos la primer compañía en implementar PWA, porque las desinstalaciones son muy altas porque las memorias de celulares son chiquitas. Nos interesa emular la aplicación en la web y utilizar la tecnología Polymer. Y en este espacio podemos encontrar a la gente que sabe de esto, además de estar en contacto con otras startups con problemas en común y tenes acceso directo con la gente de tecnología de Google de primera fuente. También nos interesa trabajar en inteligencia artifical y machine learning, porque personalizamos los productos".

Las inteligencias emergentes

Hay tecnologías que no pasaron inadvertidas para ninguna de las start-ups, necesarias para crecer y para poder afinar sus productos y servicios. Machine Learning es uno de los campos más utilizados de la inteligencia artificial para simular cerebros a través de computadoras. Pero en lo que respecta a aplicaciones, es ideal para entender lo que quieren los clientes o lo que les es más conveniente, antes de que ellos siquieran puedan imaginarlo (y una versión mejorada de la publicidad que vemos en Facebook cuando estamos buscando un par de zapatillas en otra página).

Las niñas mimadas de estos últimos años (para Google y los miles de apps que trabajan con ellos) son Tensor Flow, un almacén de experiencias y resultados de experimentos para que las aplicaciones tomen, ellas solitas, mejores decisiones y Parsey McParseface, un programa capaz de entender cómo funciona el lenguaje humano natural y determinar cuando un discurso no tiene sentido. Ambos son muy interesantes porque permiten la colaboración mundial en la comprensión de sus base de datos. Tanto del el lenguaje, la gramática y las imagenes.

"Lo que me sorprende una y otra vez es que las empresas siempre cometen el mismo error que es como retener a los usuarios en la dirección correcta", dice el consultor israelí Jacob Greenshpan, uno de los mentores favoritos de los asistentes: "La experiencia de los usuarios tiene que ver con las emociones. No sólo tiene que ser algo fácil de usar, sino que hay que etiquetar a las emociones de los productos y controlar la probabilidad de la usar la aplicación".

Los errores más comunes, según Greenshpan, son no conocer a los usuarios, acercarse de una manera equivocada, no usar la información que acumulan y no tomar en consideración las emociones porque muchas veces, se trata de servicios que requieren de la confianza.

Simplificar las ideas y entender que cualquier tecnología está emulando acciones en el mundo real, parece ser la clave de la cuestión. "Google Docs es un pedazo de papel. Facebook es un muro donde ponemos notas. El email es un correo. Uber es como llamar al taxi por teléfono", concluye Greeenshpan, simplificando las pizarras llenas de gráficos y conceptos al mundo analógico que entendemos todos.

El difícil oficio de emprender

Son muchos los vericuetos del emprendedurismo. Más allá de una buena idea y un gran equipo, hay un aprendizaje que se va generando al andar. Aquí se habla de inversores, rondas de ellas, programas habidos y por haber. Lo importante es seguir más allá de las caidas y encontrar los programas de incubadoras y aceleradoras, en el momento justo de cada startup.

José Papo, gerente de relaciones de desarrolladores y startups de Google Latinoamérica, explica que durante estas jornadas surge lo que se conoce como innovación inversa, una suerte de inspiración que se genera a partir de los mercados emergentes y luego es adoptada por el resto de los países. Casos como Unima o Puerto Telemedicina, dos ideas que nunca se habían implementado y están marcando un gran cambio. Con respecto a Argentina, Papo asegura que los jóvenes emprendedores "son unos de los más inteligentes porque a causa del tamaño del mercado, siempre estan pensando en Latinoamérica para empezar. Además tienen muy buenas universidades y profesionales tecnológicos".

En Argentina hay cada vez más oportunidades de aceleradoras, como Wayra, Imagine Business Lab (de Microsoft), Eklos by AB InBev, La Plata Hub, NXTP y las propuestas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a través de diferentes programas. Para aquellos que estén interesados en participar de la experiencia de Google Launchpad Accelerator ya está abierta la inscripción para la edición que se llevará a cabo en julio de este año.

Según los emprendedores, los mejores mentores fueron las charlas de café que se fueron dando entre todos ellos. Allí se mezclaban desde el programador principal de Android hasta los inventores mexicanos de un dispositivo que por un dólar y con una gota de sangre, detecta HIV o Malaria. Aplicaciones sociales, comerciales, de moda, colaboración, agricultura, cuidado de mascotas, medicina, educación a distancia y brillantes ideas que, esperemos, puedan llegar a todos los mercados, grandes, chicos, emergentes y también, de primera clase.

Todas las startups seleccionadas por Google Launchpad Accelerator

Argentina

  • Tienda Nube: crear, gestionar y administrar tiendas online.
  • YOP: Tienda B2C y C2C para comprar, vender y gestionar pagos.
  • Workana: Bolsa de trabajo freelance y remoto con pago seguro.

Brasil

  • Delivery Direto: Una plataforma orientada a empresas para entrega a domicilio personalizada.
  • QuintoAndar: Una aplicación para alquilar departamento en Brasil.
  • Mobills: Un sistema de finanzas personales para ayudar al ahorro.
  • Meus Pedidos: una app para optimizar la gestión de los vendedores.
  • Portal Telemedicina: una plataforma para segundas consultas médicas online por parte de especialistas, en el mismo día.
  • DogHero: un Uber o Arbnb de mascotas, para cuidarlas durante la ausencia de sus dueños.

Colombia

  • Platzi: una plataforma de elearning para transmisión en vivo de clases.

México

  • Tizkka: Una aplicación de moda como Instagram, que permite comprar los productos de las fotos.
  • Unima: Una app que diagnostica HIV, tuberculosis y malaria por sólo un dólar a través de una gota de sangre en un pedazo de papel.
  • Econduce: Servicios compartidos de scooters eléctricos con una red de estaciones.

India

  • Flyrobe: Un servicio de alquiler de moda, el más grande de la región asiática.
  • HashLearn: Tutores a pedido a través del celular. Un profesor particular en línea instantáneo.
  • KaptureCRM: Un CRM para automatizar las ventas desde el celular.
  • Happy Adda Studios: Desarrolladores de juegos.
  • Rentomojo: Alquiler de muebles, utilitarios y moviliarios en línea.
  • Curofy: Una red social para conseguir médicos certificados.
  • Playment: una red de trabajo a distancia, colaborativa con para generar contenido.

Indonesia

  • Snapcart: Análisis en tiempo real de compras en el mundo offline para captar clientes.
  • Qlue: Conecta a los vecinos con los gobiernos para resolver sus problemas.
  • iGrow: Ayuda a los agricultures a aprovechar las tierras subutilizadas para producir alimentos orgánicos y sostenibles.
  • Ruma: Una empresa social para aumentar la dignidad, el acceso y los ingresos de los ciudadanos.
  • PicMix: Una plataforma comunitaria basada en intereses.
  • Jurnal: app simple de contabilidad online.

Filipinas

  • ZipMatch: una plataforma de bienes raíces que conecta compradores y vendedores.

Tailandia

  • Wongnai: una red al estilo Yelp para geolocalizar lugares de interés.
  • Skootar: app de mensajería en moto bajo demanda.

Vietnam

  • Haravan: una plataforma de comercio múltiple para PyMEs que trabaja sólo en la nube.
  • ELSA Speak: profesores en línea para aprender inglés.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?