En la Justicia apuntan a la AFI por las filtraciones

La oficina de escuchas y el juez Lijo se desligaron de la difusión de las llamadas entre Parrilli y Kirchner
Hernán Cappiello
(0)
10 de febrero de 2017  

La oficina de escuchas telefónicas que depende de la Corte Suprema de Justicia dijo que sus funcionarios no tuvieron acceso a las escuchas realizadas a Oscar Parrilli y que fueron agentes de inteligencia los que escucharon online las conversaciones y se llevaron las grabaciones.

Por otra parte, el juez federal Ariel Lijo , que ordenó esas escuchas, explicó que tuvo los CD en su caja fuerte, que a pedido de Parrilli les hizo copias en su juzgado y se los dio y que sólo envió una transcripción al fiscal Guillermo Marijuan a fines de enero pasado.

La ex presidenta, Cristina Kirchner, y Oscar Parrilli, ex director general de la Agencia Federal de Inteligencia
La ex presidenta, Cristina Kirchner, y Oscar Parrilli, ex director general de la Agencia Federal de Inteligencia Fuente: Archivo

De este modo, el magistrado y la propia oficina de las escuchas deslindaron su responsabilidad sobre la filtración de las conversaciones, que a pedido de Parrilli y del propio Lijo son objeto también de una causa judicial.

La Corte había pedido a la Oficina de Captación de Comunicaciones, que está bajo su órbita, y a Lijo que brindaran explicaciones. En nueve carillas, el juez hizo una breve reseña de las actuaciones, justificó las intervenciones e insistió en que la defensa del ex funcionario, a cargo de Roberto Boico, tuvo copias de las actuaciones y las grabaciones y "no existe en el expediente ningún planteo de las partes respecto de la validez de las intervenciones telefónicas practicadas".

Lijo remarcó que "se autorizó a personal de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI ) -organismo que también debe resguardar la confidencialidad regulada por esas leyes- a realizar la escucha directa de los abonados telefónicos de referencia y a retirar los discos con el producido de las intervenciones".

En tanto, la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial de la Nación, con la firma del camarista Martín Irurzun, su colega de Comodoro Rivadavia Javier Leal Ibarra y el ex secretario de Lijo Juan Tomas Rodríguez Ponte, a cargo del área de captaciones telefónicas, señala que las escuchas fueron directas, es decir, online, y fueron ordenadas por 30 días, prorrogados por un mes más.

Agentes de la AFI eran los que en locutorios de la oficina de la Corte realizaban las escuchas y ellos eran los autorizados a hacerse de los CD de manera periódica. Otra modalidad -no usada en esta ocasión- es la grabación offline, que se hace automáticamente y registra en CD, sin intervención de personas.

Un camarista que no se aparta

El camarista Martín Irurzun rechazó apartarse de la causa contra el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli, procesado por supuesto encubrimiento agravado al ex prófugo Ibar Pérez Corradi. También descartó cualquier motivo para temer parcialidad de su parte. Irurzun integra la Sala II de la Cámara Federal porteña que, como instancia de apelación, debe revisar el procesamiento de Parrilli y decidir sobre el juez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.