Continúa el incendio en la Reserva Natural de Punta Lara: podrían controlarlo hoy

Cerca de 80 bomberos trabajan en la zona; el fuego podría estar controlado en las próximas horas, informó el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires
(0)
10 de febrero de 2017  • 12:02

LA PLATA.- El incendio que afecta a grandes zonas de Ensenada y Berazategui desde anoche debería estar controlado hoy, informó el ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Más de ochenta bomberos, un helicóptero y un bote de la policía trabajan en la zona de pajonales en la localidad de Punta Lara, donde una inmensa cortina de humo se extendió por regiones del conurbano sur, oeste y norte, y en capital federal.

El territorio incendiado es pantanoso, con pastizales de dos metros de alto. La ubicación exacta es entre los límites del Canal Pereyra, la Autopista Buenos Aires La Plata, el Río de La Plata y camino Negro, salida Villa Elisa mano hacia el río.

La rápida expansión del humo se debe al viento sur y se espera que durante el transcurso de la mañana rote al sudoeste. Por eso, se dio la alerta en la autopista Buenos Aires-La Plata para llevar a cabo las medidas de precaución. En el lugar trabajan bomberos de la policía, bomberos voluntarios, defensa civil, desarrollo social. Tres helicópteros trabajan en el lugar: uno de policía y otros dos del servicio del manejo del fuego que juntan agua del río para apagar el fuego. Además hay un bote de bomberos de ensenada que también carga agua del río. En total son más de 80 personas trabajando en el lugar.

"No hay riesgo de vida para las personas. En absoluto", informó hoy a LA NACION el jefe de Bomberos Voluntarios de Ensenada, Ricardo Alberto Arenas, al referirse al incendio de varias hectáreas de pastizales que se queman desde anoche entre los partidos de Ensenada y Berazategui.

"Es una zona de muy difícil acceso. Para llegar se navega dos horas por un canal. Es un trabajo manual con corta fuegos, por eso el foco ígneo aún esta prendido", detalló. Informó que en la zona -deshabitada- hay alimañas y otros especies que pueden poner en riesgo a los bomberos por el ese motivo el trabajo es lento.

La lluvia podría traer alivio al trabajo de los bomberos voluntarios que trabajan incansablemente desde ayer a las siete de la tarde e hicieron una guardia durante toda la noche para intentar contener el avance las llamas. "Es una zona pantanosa, de lodo y arenas movedizas. Pero se logró entrar con un bote tras dos horas de navegación", detalló el jefe de bomberos voluntarios.

El humo va en dirección a la Ciudad de Buenos Aires por la dirección del viento. Por eso afecta a los edificios de la capital, detalló.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?