El optimismo de Claudio Ubeda: "En la medida que tengamos tiempo vamos a crecer"

Alberto Cantore
(0)
13 de febrero de 2017  

Ubeda; "No deberíamos haber esperado al empate de Colombia para clasificarnos"
Ubeda; "No deberíamos haber esperado al empate de Colombia para clasificarnos" Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

QUITO, Ecuador.- Sentado en el palco, gesticulaba y daba órdenes como si se tratara del técnico de Colombia. Pedía que el equipo no se encerrara sobre su área, que jugara y manejara la pelota, que le quitara ritmo al partido. No era Carlos Piscis Restrepo, era Claudio Úbeda , que sufría cada segundo del partido en el que Brasil le podía quitar la chance a la selección de clasificarse al Mundial de Corea del Sur. Un par de lágrimas le surcaron el rostro cuando la fantasía se convirtió en realidad. Brotaron los sentimientos. "Me acuerdo de mi viejo, que no está; de mi señora y de mis hijas, mis amigos, mi cuerpo técnico. Hubo mucha gente que siempre nos apoyó incondicionalmente. Tengo varios grupos de amigos, "Las Pelotas", "Los Viejitos Piolas", el de Racing. Me encantaría que todos ellos hubieran podido estar en el estadio compartiendo la alegría conmigo. Sentí el respaldo de ellos en cada partido y en cada derrota. Les quiero agradecer a los jugadores y a la estructura de la AFA que vino a poner el hombro en Ecuador", era el recuerdo del entrenador, que de reojo miraba y sonreía con el festejo de los chicos, ésos que hasta miraron los últimos minutos de pie, con una estampita en la mano y rezando.

-Se llevan lo que vinieron a buscar.

-Sí, eso era lo principal. A lo mejor no fue de la manera que nosotros queríamos ni con el rendimiento que pretendíamos. Eso lo tenemos más que claro. Pero en la medida que tengamos tiempo vamos a crecer. ¿Si fue el rendimiento ideal el que tuvimos? Seguro que no. Pero el esfuerzo a la larga paga.

-Se hablaba de "milagro" en la previa, ¿vos lo veías posible?

-La esperanza es lo último que perdí. Dependíamos de un resultado favorable nuestro ante Venezuela, primero. Cuando íbamos 2-0 y veía que no íbamos a hacer los cinco goles que necesitábamos, pensaba: 'cuidemos el resultado, ganemos y esperemos que Colombia haga su partido con Brasil'. Porque el riesgo de que a falta de pocos minutos nos descuenten o empaten era muy grande. Pero no pasó. El equipo fue sólido y hasta mereció esos cinco goles de diferencia, pero el arquero venezolano tapó todo.

-¿Cómo se vivió el partido en el palco?

-Si mi corazón resistió todo esto, estoy preparado para llegar a Corea [del Sur]. Desde arriba se sufre mucho más, porque se ve todo más claro, los espacios y las jugadas. Dignifico la labor de Colombia, que a pesar de estar afuera hizo su partido. Jugó bien y nos dio una mano enorme.

-¿Por qué el equipo aparecía en su mejor versión en los momento límites?

-Creo que no deberíamos haber esperado a este empate para clasificarnos. Hicimos méritos para hacerle cinco goles a Venezuela, pero estamos hechos para sufrir. Ni somos los mejores ni somos los peores, solo nos matamos por clasificar al Mundial.

-Ahora se viene el Mundial, ¿otra carrera contrarreloj, de tres meses?

-Lo haremos con la misma vocación que lo hicimos desde que asumimos y preparamos el campeonato sudamericano. Tenemos la convicción de que siempre hicimos las cosas bien, más allá de estar adentro o afuera. Yo voy a apoyar la cabeza en la almohada y estar tranquilo.

-¿Tomaste dimensión de que se clasificaron para el Mundial?

-La verdad, todavía no; pero hay tiempo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?