Primera derivación internacional del Ecoparque: trasladarán un Guacamayo a Brasil

El guacamayo será trasladado a Brasil
El guacamayo será trasladado a Brasil Crédito: Gobierno de la Ciudad
La derivación se suma al reciente traslado de dos hembras Lobitos de río y el de dos Águilas coronadas a San Luis, para su liberación
(0)
13 de febrero de 2017  • 21:37

La Ciudad realizará la primera derivación internacional del Ecoparque y trasladará un Guacamayo de Learrecuperado en el barrio de Flores en 2007. El animal será enviado a un centro de recuperación de aves en el estado de Minas Gerais para su conservación.

El ave, de la familia del Guacamayo de Spix, se hizo mundialmente conocida gracias a la película Rio de Disney. Es una especie que se encuentra en peligro de extinción como consecuencia del tráfico ilegal: por su belleza y rareza (sólo habita en Brasil) es muy cotizado en el mercado negro de animales, especialmente por coleccionistas. Es el único ejemplar de Leari recuperado del tráfico ilegal en nuestro país.

Fue rescatado en 2007 por Dirección de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad de la Nación y por la División Medioambiente de la Policía Federal. Lo encontraron en una habitación de una antigua casa de la zona suelto, junto a otros cuatro guacamayos de la especie jacinto. Desde entonces fue llevado al predio de Palermo, donde fue cuidado por profesionales durante la guarda.

La Dirección de Fauna Nación lo entregará al Instituto de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Brasil, previa aprobación del juez de la causa, para que sea parte de un programa de reproducción y cría para repoblar el medio silvestre.

Esta derivación es muy importante, no sólo por el ejemplo de trabajo de cooperación de dos países para la conservación de la fauna en peligro de extinción en nuestra región, sino también, porque es un mensaje de concientización para luchar contra el tráfico ilegal de animales que, según la WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), mueve más de 180 mil millones de dólares por año, y es el tercer ilícito más grande del mundo, después de las armas y las drogas.

Al del Guacamayo de Lear se suma el reciente traslado de dos hembras Lobitos de río (nutria subtropical) al refugio Güirá Oga, en Misiones, y el de dos Águilas coronadas a San Luis, para su liberación.

Una de las águilas recuperadas
Una de las águilas recuperadas Crédito: Prensa Gobierno de la Ciudad

El Lobito de río llega a vivir hasta 21 años en cautiverio. Se alimenta principalmente de peces, crustáceos y moluscos. En un acto de oportunismo su dieta se estira a insectos, reptiles, aves y pequeños mamíferos.

Las Águilas coronadas, en cambio, viajaron en camioneta a San Luis, al Centro de Conservación de Vida Silvestre en la Florida. Allí hay una voladora de tamaños adecuados para que musculen (paso previo para que sean liberados) y así completar la rehabilitación.

El Ecoparque trabaja en un plan de acción para la conservación del águila coronada, el águila más amenazada de Sudamérica. La especie se alimenta de serpientes (coral, yarará), lagartos, tortugas y se cree que algún mamífero pequeño. Habita desde el norte de Río Negro hasta el Sur de Brasil, en bosques de quebracho o algarrobo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.