Un cuarto de nena con detalles de color

Piedra libre para la astucia en este cuarto donde lo esencial se mantiene en el tiempo y lo cotidiano cambia constantemente
Ana Markarian
Magalí Saberian
(0)
20 de febrero de 2017  • 07:32

  • “Aproveché el espacio de guardado vertical: una estantería –de líneas netas para que Oli la pueda seguir usando cuando crezca– cumple esa función. Los juguetes y libros que se usan con más frecuencia se ubicaron abajo”, dice Ingrid, dueña de casa y creadora de @organizationwiz
  • “Darle un lugar a cada cosa (en cajas rotuladas, canastitos, latas con etiquetas) . Así es difícil que todo se descontrole. Además, trato de inculcarles a los chicos que ordenar es parte del juego, sin forzarlo: que lo incorporen como un hábito lindo, algo atractivo y no una obligación siniestra”.
  • “Cada dos meses, aconsejo revisar juguetes y roperos. Y descartar lo que no se usa”.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.