0

Tragedia en Mendoza: hubo 19 muertos al volcar un ómnibus

La Justicia confirmó que el colectivo, que se dirigía a Chile, superó la velocidad permitida en una zona de curvas peligrosas; los dos choferes están detenidos; hay 21 heridos, tres de ellos de gravedad
Pablo Mannino
0
19 de febrero de 2017  

En el lugar del accidente murieron 16 pasajeros y tres cuando eran trasladados al hospital
En el lugar del accidente murieron 16 pasajeros y tres cuando eran trasladados al hospital Fuente: DyN

MENDOZA.- Es la peor tragedia vial de la que se tenga registro en esta provincia: 19 personas murieron, ayer, al volcar un ómnibus de larga distancia de la empresa chilena Turbus que se dirigía a más de 100 kilómetros por hora hacia Chile. El hecho se produjo en las inmediaciones de la localidad de Horcones, en la Curva del Yeso, en el kilómetro 1223 de la ruta 7, en el corredor internacional.

En la zona, con varias curvas y contracurvas peligrosas, hay carteles que advierten que la velocidad máxima no debe superar los 40 kilómetros.

La unidad, sancionada por fallas cinco veces en su país, partió desde la Terminal de Ómnibus del Sol de Mendoza alrededor de las 22.30 de anteayer con 35 pasajeros adultos, más los dos tripulantes, y cinco chicos, de los cuales tres se encuentran en grave estado en el hospital pediátrico Humberto Notti.

La pérdida de control del vehículo, en el que viajaban 32 argentinos, seis chilenos, un haitiano y un colombiano, se produjo pasada la medianoche en la zona cercana a la puerta de entrada del Parque Aconcagua, a 10 kilómetros de la frontera.

Con el correr de las horas se confirmó que fueron 19 los muertos y 21 los heridos. El gobierno provincial decretó un día de duelo y, anoche, se esperaba que dieran a conocer el listado de las personas fallecidas, desde la puerta del Cuerpo Médico Forense, donde todo era desesperación y desconsuelo entre los familiares de las víctimas, que de a poco iban reconociendo los cuerpos.

Según varios testimonios de sobrevivientes recabados por LA NACION, el chofer y su relevo, identificados como Pedro Vargas Campos y Francisco Sanhueza, conducían a gran velocidad y fueron advertidos en varias oportunidades de que quitaran el pie del acelerador. Los heridos sólo se acuerdan de que hubo algunos gritos y que, luego, despertaron en el hospital.

Investigación

Se busca determinar ahora, con estudios toxicológicos, si los conductores se encontraban bajo los efectos del alcohol o de alguna droga. Fuentes ligadas a la investigación y luego el procurador general de la Corte, Alejandro Gullé, confirmaron que el tacómetro del colectivo quedó trabado en los 100 kilómetros por hora, lo que evidencia que el chofer conducía más rápido aún, antes de empezar a frenar, más allá de que el máximo permitido para estas unidades es de 90 kilómetros por hora y que la zona de la curva no permite excederse de los 40. "Los choferes están detenidos e incomunicados", indicó el funcionario, al tiempo que los familiares de las víctimas eran asistidos por un grupo de psicólogos.

Mientras, la justicia provincial, con la causa en manos del fiscal provincial Gustavo Pirrello, calificó el hecho en primera instancia como homicidio culposo y tiene bajo la mira a los dos conductores.

Al menos diez ambulancias, patrulleros y personal de Gendarmería y de bomberos trabajaron intensamente durante varias horas en el lugar para trasladar a los heridos y los cuerpos. Hubo personas que viajaban por la zona en el momento del accidente y decidieron ayudar en las tareas de rescate. De hecho, se conoció el caso de una mujer que fue encontrada con vida entre los hierros del colectivo, pero que finalmente murió camino al hospital de Uspallata, uno de los centros sanitarios donde se atendió de urgencia a las víctimas. De los 19 fallecidos, 16 murieron en el lugar.

Fuente: LA NACION

Según explicó el gerente de Comunicaciónes de Turbus, Victoriano Gómez, los choferes estaban "descansados" y que no se habían detectado fallas técnicas en la unidad, aunque no descartaron que el accidente se haya producido por "una falla humana". Por su parte, una de las encargadas de la firma en Mendoza, Romina Reta, dijo a LA NACION que el hecho se produjo en un sitio peligroso, pero que los choferes conocen la advertencia vial kilómetros antes, con la señalización correspondiente. "No podemos decir nada más, la respuesta tiene que llegar de los dueños de la empresa, en Chile", indicó Reta, quien con su esposo, Nicolás Ojeda, comandan las oficinas locales de la empresa.

Según diversas fuentes consultadas, entre ellos conductores y choferes experimentados, el exceso de velocidad es una constante en el corredor internacional y aseguraron que llegar a la aduana chilena demanda más de tres horas desde la ciudad de Mendoza. En este caso, el ómnibus estaba por arribar a la frontera en poco más de dos horas.

Un pedido constante

"Es increíble que no se hace nada, fallan los controles. Los gendarmes vigilan en Uspallata, pero no hay radares en todo el corredor internacional. Los choferes juegan carreras para ver quién llega primero a la frontera, así tienen más tiempo de descansar después", contó a este diario Mario, un asiduo viajante de ambos lados de la Cordillera. De hecho, la mayoría de los pasajeros se dirigía a Chile para hacer compras y luego revender en Mendoza, un negocio que no para de crecer, por la diferencia de precios entre ambos países.

Desde la Asociación Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam) reclamaron más controles de alcoholemia y velocidad en Horcones. Los choferes suelen excederse en los límites de velocidad establecidos a la largo de la ruta.

La última gran tragedia vial en la provincia ocurrió el 7 de febrero de 2014 cuando un camión, que conducía en contramano Genesio Mariano, y un ómnibus de la empresa Mercobus chocaron de frente en la ruta nacional 7, en uno de los tramos del departamento de San Martín, en la zona este provincial. Murieron 18 personas y hubo más de una decena de heridos. Por el hecho, hubo leves sanciones al personal policial que demoró en dar respuestas a los insistentes llamados al 911.

ADEMÁS

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.