Suscriptor digital

Preso por aplaudir, el caso que plantea la urgencia de una justicia independiente

Rubén Guillemí
(0)
20 de febrero de 2017  

QUITO (De un enviado especial).- El caso de Francisco Endara Raza, un ingeniero en sistemas de 36 años condenado a dos años de prisión "por aplaudir", resume los absurdos a los que lleva la ausencia de una justicia independiente en Ecuador, luego de que el presidente Rafael Correa inició, en 2011, el proceso de reforma judicial con el eslogan "meter mano en la justicia para el bien del pueblo".

Desde hace más de un año, Endara Raza está prófugo de la justicia acusado de "participar con su aplauso", según dice el fallo de marzo de 2014, durante la toma del canal de televisión Ecuador TV, en la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010.

Francisco Endara Raza, un ingeniero en sistemas condenado a dos años de prisión por "aplaudir"
Francisco Endara Raza, un ingeniero en sistemas condenado a dos años de prisión por "aplaudir" Crédito: Gentileza

En diálogo vía Skype con LA NACION (no precisó si actualmente está en Ecuador o en el exterior), Endara Raza expresó su esperanza en estos comicios: "Mi caso es tan absurdo que creo que durante el próximo gobierno se dictará la nulidad de todo lo actuado".

El hecho del que se lo acusa sucedió durante aquella revuelta, que Correa siempre presentó como un golpe de Estado frustrado. Ese día, el gobierno dictó el "estado de excepción" y la prohibición de difundir cualquier otra información que no sea la cadena nacional. Varios líderes políticos se concentraron frente al canal Ecuador TV para exigir libertad informativa. Entre ellos, a Endara Raza se lo acusa porque con su supuesto aplauso "hacía manifiesto y exteriorizaba su acuerdo general".

Dolores Miño, directora ejecutiva del Observatorio de Derechos Humanos, recordó a LA NACION que en 2011, luego de una consulta popular, el gobierno removió a centenares de jueces e incluso toda la Corte Suprema."Desgraciadamente, la oposición habló de reformar esta justicia, pero aún no hay ningún plan concreto de cómo hacerlo", señaló.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?