Suscriptor digital

Cómo afecta al sector tecnológico la quita de impuesto a las importaciones

Desde abril las computadoras personales y tabletas importadas tendrán una quita del 35 por ciento de impuestos según una medida del Ministerio de Producción
Desde abril las computadoras personales y tabletas importadas tendrán una quita del 35 por ciento de impuestos según una medida del Ministerio de Producción
Su implementación será a partir del 1de abril para computadoras y tablets, mientras que para componentes ya se encuentra vigente
Franco Rivero
(0)
22 de febrero de 2017  • 00:30

El lunes último, el gobierno oficializó la medida sobre la eliminación del impuesto del 35% a los productos tecnológicos importados. Si bien el gobierno había hecho un anuncio previo en el mes de noviembre de 2016, poco se sabía tanto sobre los productos que entrarían dentro de la quita, como de la fecha de implementación de la medida.

Con este escenario futuro, las empresas ensambladoras y fabricantes locales se hicieron eco con cierto grado de preocupación sobre esta medida que los dejaría en desventaja de cara a una competencia directa con productos importados a precios más acomodados. LA NACION habló durante la semana pasada con varios de estos actores para arrojar algo de luz sobre este tema.

La resolución

Desde el Ministerio de Producción aseguran que "los productos que entrarían en la quita de impuestos serian notebooks, las tabletas y componentes". Acerca de por qué se recurrió a esta medida, decían que "las computadoras son vitales para cualquier actividad productiva y educativa y bajar su precio y aumentar su calidad va a hacer más competitivas a las cientos de miles de PyMEs de la Argentina. Solo por hablar de software para quienes la computadora es el insumo clave junto a la formación: en 2016 el empleo del sector creció 8,9%, se crearon 7000 nuevos puestos de trabajo. ¿Cuántos nuevos empleos de calidad podemos crear con computadoras buenas y baratas? Ése es el desafío".

Para ser precisos, y si bien un 35% parece un numero astronómico si lo trasladamos al precio final de un producto, es importante destacar que en el costo final de un equipo será menos representativo. "Los precios bajaron en términos nominales un 20% comparados con el precio máximo de 2016 y un 10% comparados con el precio promedio de las notebooks durante los primeros cuatro meses del año (2016). En términos reales, es decir, tomando en cuenta cuánto varió el precio pero además calculando la inflación, hoy una notebook es un 27% más barata que el precio promedio de los primeros cuatro meses de 2016, y un 29% más barata que el precio máximo alcanzado en 2016", decían la semana pasada fuentes del Ministerio de Producción. Cabe aclarar que, durante estas entrevistas realizadas la semana pasada, nada se decía sobre dos temas claves: la quita del 12% para componentes y la cláusula de exclusión para la compra de netbooks a empresas internacionales para el programa Conectar Igualdad.

En 2016 paralizaron el mercado antes de las fiestas, una de las mejores épocas del año para vender. Al igual que el anterior gobierno, no tienen interlocutores adecuados para este tema
Hernán Chapitel de AS Rock

Los tiempos elegidos por el gobierno no dejaron conformes a muchos empresarios del sector. ASRock es una compañía internacional que, según su vocero, pretende vender más luego de la implementación de la medida pero afirmaban que las formas del anuncio no fueron las adecuadas.

"Necesitamos desde las marcas y los distribuidores que de una vez por todas haya reglas claras, esto de tirar a mediados de octubre del año pasado que "vamos a eliminar los aranceles" sin especificar qué tipo de productos y sobre todo cuando, hizo que el mercado se paralice justo antes de las fiestas, que es una de las mejores épocas del año para vender nuestros productos", dijo Hernán Chapitel, director de Ventas para LATAM de ASRock.

"Recién esta semana el mercado recibió de la noche para la mañana el decreto. Creo que nadie ha logrado que el tema tome la debida importancia en el gobierno que no tiene interlocutores adecuados para este tema, igual que el gobierno anterior", agregó el ejecutivo.

El escenario de las empresas locales

Operarios dentro de las instalaciones de EXO, uno de los fabricantes nacionales de computadoras personales
Operarios dentro de las instalaciones de EXO, uno de los fabricantes nacionales de computadoras personales

Acompañando el anuncio del mes de noviembre, la repercusión no tardó en llegar: Banghó, uno de los fabricantes locales, cerró una de sus plantas despidiendo a varios de sus empleados. Consultados por LA NACION acerca de la implementación de esta medida, la compañía no quiso expedirse (tampoco lo hicieron las empresas PCBOX y Compaq), pero sí lo hicieron otras firmas locales.

Luis Szychowski es presidente de EXO y fue uno de los que se mostró preocupado por esta medida. "Daña a los fabricantes locales. A los 10 o 15 fabricantes más importantes y a las 4000 PYMES armadoras de PC desplegadas por todo el país las que van a terminar desapareciendo en silencio y dejando sin soporte técnico a muchos lugares del interior. De ninguna manera estas PYMES van a sobrevivir haciendo servicio técnico de marcas multinacionales porque ese servicio y la garantía inicial se canaliza hacia pocas empresas. Ninguna industria nacional puede ser competitiva sin algún grado de protección. Si se quiere dar trabajo algo de protección debe haber. De lo contrario, en la Argentina solo sobrevivirían algunos pocos sectores del campo", dijo el ejecutivo.

En estos momentos EXO cuenta con un total de 400 empleados distribuidos en dos plantas y sobre la posibilidad de pérdida de mano de obra por despido, Szychowski decia que "nuestra política es cuidar el empleo y hacemos lo imposible por eso.

Ninguna industria nacional puede ser competitiva sin algún grado de protección. Si se quiere dar trabajo algo de protección debe haber
Luis Szychowski, presidente de EXO

Al revés que lo que se pueda pensar, estamos importando componentes para armar localmente equipos que importábamos completos porque tenían un bajo arancel del 2%".

CX es otra de las empresas locales preocupadas por la medida. "Sin duda es un golpe fuerte para la industria local. Es muy difícil competir contra la mano de obra china afrontando al mismo tiempo todo el peso del costo argentino, por lo que la producción local queda minimizada a producciones puntuales. Sólo queda espacio para la producción de productos de caja blanca sin marca, el histórico "clon", un producto que se enfoca en la oferta por precio, dejando de lado la estética y el marketing. Es un mercado muy reducido", le dijo a LA NACION Sergio Airoldi, propietario de la firma rosarina.

Dentro de este nuevo paradigma, Positivo BGH fue una de las empresas que se mostraron más cautas al opinar sobre este nuevo escenario. Así lo indicó durante la entrevista Leandro Pugliese, gerente de Positivo BGH Group en la Argentina. "Desde la empresa tenemos un ambicioso plan para fortalecer el liderazgo de mercado a través de la comercialización y distribución tanto de la marca Positivo BGH como de marcas internacionales tales como Vaio. En este sentido, la empresa permanecerá con sus operaciones productivas en el continente, comerciales, de distribución y brindando servicio técnico", dijo el ejecutivo.

Afarte, la asociación que integran varios fabricantes locales como BGH, Radio Victoria y Newsan, entre otras, también opinó sobre la medida. "Desde el sector existe la expectativa de que repunte el consumo, pero todavía no se verifica ningún indicador de ello. A su vez, los efectos de la medida ya se comprobaron: los puestos afectados a la producción de informática eran 500, 300 se reabsorbieron en otras líneas mientras que 200 se perdieron", dijo Federico Hellemeyer, presidente de Afarte.

Nuevos Rumbos

Ante un cambio en las reglas de juego, no es de extrañar que los principales actores locales abran un paraguas con diversos planes de contingencias de cara a una competencia más directa con las empresas internacionales. En este plano Luis Szychowski fue uno de los que se expresó al respecto. "Siempre se va a perder competitividad. Para perder menos apuntaremos a los equipos de menor precio donde el margen de las multinacionales es muy grande. Lo peligroso es si permiten la entrada de equipos obsoletos (las multis tienen mucho de este sobrante en el mundo y acostumbran a ponerlo en mercados marginales engañados por la marca) dado que cualquier precio es bueno antes que tirarlo a la basura. De cualquier manera también desarrollamos proyectos en otros segmentos: dispositivos médicos, Internet de las cosas, terminales de autogestión, aula digital, impresoras 3D, etc", agregó el presidente de EXO.

Desde CX también preparan el terreno para los próximos meses. "Desde que tomamos conocimiento de las nuevas medidas que piensa implementar el Gobierno, nos pusimos en contacto con nuestros proveedores para analizar y decidir dónde migrar nuestra producción. Este tema ya está encaminado, y para el mes de abril contaremos con productos 100 por ciento fabricados en el exterior. De nuestro lado, seguiremos haciéndonos cargo del trabajo de I+D, del control de calidad, pero la producción será con mano de obra asiática" decía Sergio Airoldi.

La mirada de las multinacionales

Con el fin de mantener informados a nuestros lectores, LA NACION se comunicó durante la semana pasada con varias empresas internacionales de las cuales muchas decidieron no acceder a entrevistas, entre las que se encuentran dos grandes actores como Lenovo y HP.

Rompiendo el hermetismo, mantuvimos una entrevista con Martín Mai, gerente de Ventas de ASUS para Argentina y Uruguay de ASUS. Consultado acerca de la quita del impuesto dijo que "en términos generales, considero que una baja en los aranceles a la importación de notebooks permitirá que el usuario tenga acceso a mejor tecnología, con precios competitivos, frente a lo que venía sucediendo tiempo atrás: escasa oferta con precios altos". Y agregaba "Asus tiene más de 15 años en el país. No es una de las empresas internacionales que vuelve motivada por la eliminación del arancel a las importaciones de computadoras. Estuvimos sorteando las dificultades que el mercado presentaba entonces, cuando las empresas más beneficiadas eran las firmas locales; tratando de apoyar y ayudar a desarrollar el negocio con nuestros socios, y seguimos estando hoy. Entendemos que el usuario al que nos dirigimos, es aquel que busca diseño, calidad e innovación en los productos. En ese sentido, estamos seguros de que la medida habilitará la disponibilidad de equipos de última generación que podrá satisfacer las necesidades del público más exigente".

Mai también opinó acerca de la situación de las ensambladoras locales. "Es probable que la implementación de la baja arancelaria a la importación signifique una reducción en los márgenes de ganancias de integradoras locales que, casi sin competencia, comercializaban equipos de entrada (componentes básicos) a precios altos", dijo el ejecutivo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?