Descubrir São Paulo

San Pablo, Brasil.
San Pablo, Brasil. Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Roveda
Para los pies que no pisaron más allá del aeropuerto de Guarulhos, una guía rápida con “dicas” para no huirle a la megalópolis y disfrutar de la ciudad brasileña antes de convertirse en un “turista fugitivo”. Animate a descubrirla en poco tiempo siguiendo dos pistas fundamentales: arte y gastronomía.
Carolina Cerimedo
(0)
4 de abril de 2017  • 17:32

Muchos hemos pasado por São Paulo sin realmente estar allí. Cuidad-escala por excelencia, carga con el estigma de ser la urbe caótica de un país tropical al que la mayoría de los viajeros llega en busca de playas y relax. Un gigante de concreto por esquivar en un tour al paraíso natural.

Saldar la cuenta pendiente con la gran ciudad latinoamericana es el objetivo. Tip número uno: salir de Guarulhos es mucho más fácil de lo que parece. Existe un servicio de airport bus que parte desde el propio aeropuerto y te traslada a distintos puntos céntricos en menos de una hora y con wifi incluido, para avisar que llegaste bien.

La ciudad de San Pablo vista desde el aire
La ciudad de San Pablo vista desde el aire Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Roveda

City Tour

Si se bajan del transfer en Avenida Paulista, están en una de las arterias principales, muy cerca del primer museo de arte moderno de Brasil, el MASP, que además tiene una de las más importantes colecciones de arte europeo en el hemisferio sur: las “caras largas” de Modigliani junto al retrato del niño negro de Arthur Timótheo da Costa y Monet y Matisse en la misma sala que la escultura del pernambucano Abelardo da Hora. Las obras forman parte de Acervo en Transformación: La vuelta de los caballetes de cristal de Lina Bo Bardi para mostrar 119 piezas de la colección permanente del MASP. Un layout abierto, transparente, fluido y permeable que ofrece múltiples oportunidades de lectura, eliminando recorridos predeterminados. Así, la experiencia de museo MASP es humanizada, plural y democrática. Cada visitante construye su camino en una estructura que permite el diálogo entre arte asiático, africano, brasileño y europeo en el que El pobre pescador de Gauguin se ubica junto a El vendedor de flores de Djanira da Motta e Silva. Los oficios, tradiciones y personajes nativos continúan en el subsuelo del museo con la exhibición de Portinari Popular: indios, mulatos, mestizos, labradores de café, niños jugando, bailarinas, favelas, campos de trigo y cacao aparecen en las telas de este “Botero brasilero” que pinta trabajadores de pies y manos gigantes.

Una de las recetas favoritas de Alex Atala, chef a cargo del restaurante Dalva e Dito en la ciudad de San Pablo.
Una de las recetas favoritas de Alex Atala, chef a cargo del restaurante Dalva e Dito en la ciudad de San Pablo. Fuente: Lugares

El paseo peatonal sigue por la vecina Rua Augusta, que a un lado de la Avenida Paulista es un corredor hípster-underground con barberías, multimarcas de moda, galerías de compras, peluquerías donde se sirven cócteles y clubes de música que van apareciendo con la noche. Del otro lado, la Rua Augusta vibra una suerte de Upper Side con boutiques, tiendas de diseño, temaquerías y restaurantes que conforman el distrito Jardim Paulista. Por este barrio gastronómico que huele a jazmín y tiene orquídeas colgantes en los árboles, se ven chefs con botas y delantal puesto caminando por la calle. Allí se encuentra Dalva e Dito, el impresionante restaurante donde se jugó Master Chef Brasil en 2016, una obra de Alex Atala, el cocinero más influyente de Brasil, con una estrella de la Guía Michelin. Atala hace una comida afectiva que integra los sabores de la niñez, las recetas propias de diferentes partes del país en una gastronomía nativa con ingredientes autóctonos de pequeños productores con certificación ecológica. Para probar desde un pan de queso con pimientos baniwa cultivados por los indígenas hasta un couscous paulista, un pescado amazónico, un pudding de leche condensada, una espuma de mango y una cachaça de la hierba jambú, todo con el toque mágico de Atala. “Mi misión es hacer una comida de alma brasilera e inspiración colonial; servir los platos que hacen nuestras abuelas utilizando las más avanzadas tecnologías. Creo en la cultura nacional y en sus ingredientes”, afirma el chef que en pos de difundir las materias primas de cuatro biomas brasileños, abrió un puesto en el Mercado de Pinheiros. En estos stands de la zona Oeste de São Paulo, se comercializan productos naturales cualificados y con precio justo como miel blanca, tapioca granulada, castañas de Baru, feijãos de más de 15 tipos, arroz cachinho y mermelada de cambuci. Dëlika de estilo neoyorkino, es la charcutería artesanal y el especiero de este mercado municipal que nació en 1910 y que hoy está atrayendo la atención de chefs modernos -como el boliviano Checho Gonzales que en su Comedoria Gonzales prepara ceviches con pescado de la feria- , y de un nuevo público, que se acerca para conocer el primer eslabón de la cadena alimenticia.

Green in the grey

Foto bonita! Confira outras #ibiraamoecuido marque as suas melhores! @derick_ao

Una publicación compartida de Parque Ibirapuera Conservação (@parqueibirapuera) el

São Paulo está sembrada de galerías de arte independientes y de librerías que aportan un refugio cultural cada vez que se larga un chaparrón inesperado. “Se venden libros raros” dice una vidriera que también tiene antigüedades entre ejemplares peculiares como Arte Plumaria, Caras de la Selva, Máscaras de Danza de Indios Brasileros. A dos pasos, Casa Triángulo y Zipper son multiespacios artísticos que vale la pena visitar.

Desde la casi mítica Avenida Brasil -una seguidilla de bancos fortificados, clínicas estéticas y concesionarias de autos de lujo- se llega al Parque Ibirapuera, el pulmón verde de São Paulo, para visitar el MAM y su jardín de esculturas con 30 piezas al aire libre.

Allí mismo está el Palacio de las Industrias de Niemeyer donde desde 1957 se lleva a cabo la Bienal de San Pablo, la más importante después de la de Venecia. En Río de Janeiro, los cariocas corren por la costanera que bordea la playa; aquí, los paulistanos lo hacen por las rampas de este edificio típico de la arquitectura moderna, de los principios de Le Corbusier, con la fachada libre y grandes espacios, sin paredes estructurales.

O beco do Batman, un rincón de la ciudad brasileña de San Pablo cubierto por graffittis.
O beco do Batman, un rincón de la ciudad brasileña de San Pablo cubierto por graffittis. Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Roveda

El arte en São Paulo también está por las calles, paredes, escaleras (con los grafitis de Vila Magdalena) y autopistas: el último mural del artista TEC es en una pared de 60 metros de altura frente a Minhocão, una gran carretera que feriados y domingos se hace peatonal para que la gente haga deportes. Si llegan en fin de semana, el cierre ideal es una escapada a Libertade, el barrio Japonés, que tiene feria y rodízio de sushi.

Si pensás viajar...

Para salir del aeropuerto: Airport Bus Service. http://www.airportbusservice.com.br/

Qué hacer

MASP. Avenida Paulista 1578, SP. masp.org.br. FB: maspmuseu

MAM. Parque do Ibirapuera, Portão 3 . http://mam.org.br/. FB: MAMoficial

Casa Triángulo. Rua Estados Unidos 1324, SP. www.casatriangulo.com/galeria . FB: galeriacasatriangulo

Zipper Galeria. Rua Estados Unidos 1494, SP. FB: zippergaleria

Dónde comer

Dalva e Dito: Rua Padre João Manuel 1115, Cerqueira César, SP. dalvaedito.com.br. FB: DalvaeDito

Mercado Municipal de Pinheiros: Rua Pedro Cristi, 89, Pinheiros, SP. FB: Mercado-Municipal-De-Pinheiros.

Comedoria Gonzales. Rua Pedro Cristi 31-71 box, 85. FB: comedoriagonzales.

Nota publicada en abril de 2017.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?