0

Claves para una decoración de punta en blanco

Un color que amplía y refresca; nunca falla pero hay que saber cómo aplicarlo para que no resulte monótono y aburrido
Gustavo Peláez
0
27 de febrero de 2017  • 10:09

  • Incluí distintos tonos de blanco para lograr un efecto de volumen entre el pisos, las paredes y los muebles.
  • Sumá textiles de diferentes texturas: hacerlo para "recortar" en alfombras, almohadones, mantas y pantallas de lámparas.
  • Apostá al plateado y dorado como aliados: dosificados en lámparas de pie, floreros y patas de algún mueble.
  • Jugá con luces y sombras en el ambiente: incorporá nichos o estantes sobre alguna pared para que el espacio tenga cadencias u objetos que generen volumen sobre un muro.
  • Para cortar la monotonía del blanco optá por maderas en tonos claros y medios: así vas a lograr un espacio armónico sin contrastes de impacto.
  • Tené en cuenta que el blanco es un color que requiere un mayor mantenimiento que otros; por eso, los textiles y materiales que elijas debe ser de fácil limpieza y mantenimiento.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.