Suscriptor digital

Proyectos en marcha. Una mirada sociológica sobre la tecnología

(0)
26 de febrero de 2017  

Luciana Guido

Perfil: directora en Ciencias Sociales, investigadora adjunta del Conicet, profesora en la UNQ

Su tema: producción, promoción y aplicación de tecnologías de la información y comunicación

Cada vez más, y con más estudios que lo sustentan, las ciencias sociales marcan las particulares interacciones que se dan entre tecnología y sociedad. El campo de los estudios sociales de la tecnología -que empezó a desarrollarse en la Argentina en la década de 1980- reconoce desde hace tiempo que ni el desarrollo tecnológico determina lo social ni viceversa. Es en sus interacciones donde se juegan los sentidos, los cambios y las apropiaciones de las innovaciones tecnológicas.

En ese campo de relaciones trabaja Luciana Guido que, según cuenta, comenzó su carrera investigando la construcción de campus virtuales en universidades nacionales, cuando todavía había más experimentación que pasos seguros. El desarrollo de software era su objeto, en un campo particularmente complejo como la universidad.

Hoy, luego de una maestría en Sociología de la Cultura en el Idaes, un doctorado en Ciencias Sociales en la UNQ y una investigación posdoctoral en París -donde estudió la aplicación de tecnología en el sector energético-, Guido, socióloga de origen, trabaja estudiando un desarrollo de hardware libre puramente argentino. Se trata de la "Computadora Industrial Abierta Argentina" (CIAA), un proyecto en el que participan universidades, cámaras empresarias y otras instituciones de todo el país, para crear una plataforma electrónica de acceso libre abierta para cualquier sector de la industria.

En todas sus investigaciones, las preguntas de base se mantienen. "¿Por qué se produce el cambio tecnológico? ¿Por qué se adopta una tecnología y no otra? ¿Cómo se adapta una tecnología realizada en un país desarrollado en un contexto periférico?", enumera. En ese último aspecto hay mucho por mirar en la Argentina donde, según dice, "tenemos una situación estructural de dependencia tecnológica crónica", que obliga en general a "la adaptación creativa de algo existente".

Su trabajo de campo actual se desarrolla entre ingenieros, desarrolladores, investigadores y todo aquel actor que participe en el proyecto CIAA, "que son quienes dan sentido y van cambiando el significado de cada desarrollo tecnológico". Mientras tanto, planea continuar su trabajo realizado en Francia, estudiando el desarrollo de las redes eléctricas inteligentes en la Argentina. La tecnología se ha vuelto un objeto transversal, también para las ciencias sociales

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?