Cablevisión espera captar el 10% del mercado móvil en cuatro años

La cableoperadora del Grupo Clarín invertirá US$ 500 millones a partir de la firma del contrato por el espectro con el Estado; el despliegue de la nueva red 4G demandará unos 18 meses
José Crettaz
(0)
28 de febrero de 2017  • 16:43

BARCELONA.- El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y Cablevisión , la cableoperadora del grupo Clarín, firmarán en las próximas semanas el contrato que fijará el precio y las condiciones en las que la empresa podrá empezar a dar servicios móviles 4G. Según Carlos Moltini, CEO de Cablevisión, 18 meses después de esa firma (agosto o septiembre de 2019), la empresa empezará a comercializar paquetes convergentes: telefonía móvil, banda ancha y telefonía fijas, y televisión paga.

"En cuatro años esperamos captar el 10% del mercado de móviles", dijo Moltini a La Nación en el Mobile World Congress, que termina el viernes en esta ciudad. La empresa prevé invertir US$ 500 millones en el despliegue de la nueva red 4G, que se utilizará los recursos de la la red fija que ya tiene Cablevisión y las 1400 antenas de las que disponía Nextel para su servicio de radio (en esas estructuras habrá que montar radiobases con nueva tecnología). "Tomamos la decisión, pero las órdenes de compra a los proveedores y contratistas van a estar a partir de que el contrato se firme", advirtió el ejecutivo.

No fue el único aviso: "Este proyecto no se puede hacer en menos de 18 meses, plazo que ya incluye todo un desafío enorme y un gran estress para la compañía". Más allá del dinero que la empresa tendrá que poner para la construcción de su red móvil, Moltini destacó que este año también habrá una inversión de otros US$ 500 millones en la red fija (la mayor fortaleza de la compañía).

Cuál será el valor que deberá pagar el grupo Clarín por el espectro que ahora podrá usar para dar 4G aún está por definirse, pero las frecuencias no se entregarán gratuitamente. "Nosotros vamos a pagar por ese espectro y esa es una cuenta que tiene que resolver el Enacom. Y lo vamos a pagar con las frecuencias que vamos a devolver -porque no vamos a usar todo el espectro que le compramos en su momento a cinco empresas- más un dinero que vamos a tener que poner y obligaciones extras de despliegue, que en definitiva son también una manera de cobrarnos", dijo Moltini.

Según supo La Nación, el valor de todo el espectro en juego en esta operación (el que se quedará Cablevisión y el que devolverá, y podría ser asignado a las otras tres operadoras) habría sido estimado en US$ 178 millones.

"Nosotros no vamos a un negocio de móvil contra móvil. No tenemos el expertise para eso. Encaramos este proyecto para ser un operador convergente y hacer que nuestros clientes pasen a ser clientes de cuádruple play. Nos vamos a apalancar en nuestras fortalezas, el video y la banda ancha, y tratar de que nuestros clientes monoproducto o dual play se conviertar en clientes quad play", explicó Moltini.

Con el lanzamiento de su paquete convergente, Cablevisión prevé relanzar también sus marcas: "Nextel es una marca de Sprint, que nos permitió seguir usándola pero no es nuestra. La definición de la marca está entre lo que tenemos que hacer". Cablevisión tiene actualmente unos 3,5 millones de clientes de TV paga, más de 2 millones de banda ancha fija y 1,5 millones de clientes de telefonía móvil (con tecnología de radio).

A pesar de que el mercado móvil argentino ya tiene unas 60 millones de líneas, Moltini cree que hay una ventana de oportunidad para su empresa: "En Argentina la penetración de los smartphones es del 40% de la base de teléfonos, una mitad de esos teléfonos tiene plan de datos y la otra usa wifi. En Estados Unidos, España o Alemania la penetración es del 90% y todos tienen planes de datos. Esa ventana de oportunidad va a tender a una aceleración si no avanzamos".

Consultado sobre si Telefónica podría tener margen para un reclamo judicial contra el ingreso de Cablevisión al negocio 4G, el ejecutivo afirmó que "los pasos jurídicos que se fueron dando son los correctos". El empresario rechazó los argumentos técnicos esgrimidos por la multinacional española por la reasignación del espectro y afirmó que "el gobierno ha sido muy precavido y tomó las decisiones correctas. Me parece que Telefónica amenaza con estas cosas pero está en la mesa negociando. Pero es una decisión de ellos, y cada uno hace lo que quiere y lo que cree".

En el diálogo con La Nación, Moltini destacó que la llegada de la firma al negocio móvil es "un desafío empresarial gigantesco, que a los accionistas les costó mucho. A partir de la convergencia y del decreto 267/15 [que derogó parcialmente las leyes de medios y de telecomunicaciones]: si en 2018 las telefónicas iban a entrar al mercado de video e iban a ser convergentes a nosotros no nos quedaba otro camino que brindar 4G para preservar el valor de largo plazo de la compañía. Si no, teníamos que vender. Y esa no es una opción para el Grupo Clarín".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?