Suscriptor digital

Cuál es la fórmula del Lobo Ledesma para su futuro como entrenador

El estilo futbolístico que quiere pregonar para sus equipos y el acercamiento psicológico hacia sus planteles
Gustavo Yarroch
(0)
2 de marzo de 2017  

La despedida de Ledesma en Argentinos
La despedida de Ledesma en Argentinos

Después de 427 partidos protagonizados entre 1997 y 2016 en Argentinos Juniors, River, Hamburgo (Alemania), Monterrey (México), Colón, Racing, San Lorenzo, Olympiacos (Grecia) y otra vez Argentinos Juniors, con ocho goles anotados y once títulos conquistados (6 con River, 3 con el Olympiacos, uno con San Lorenzo y el restante con el Hamburgo), Ledesma se ilusiona con un nuevo rol.

-¿Cómo será el Lobo Ledesma entrenador?

-Mi idea es tratar de ser una persona cercana al jugador, poder transmitirle con claridad lo que quiero para el equipo, que sienta confianza en mí, que sepa bien a lo que juega el equipo. Lo principal es tener ese trato cercano al jugador. Sin ser amigo, que se sienta bien. Porque el jugador es el que gana los partidos. En ese sentido, el de la cercanía con el jugador, el Bichi Borghi tenía una forma de ser que me gustaba mucho, al igual que Pacho Maturana y que el Turco Mohamed [que lo dirigieron en Colón].

-¿Qué se necesita para eso?

-Hay que estar actualizado porque los chicos no son los mismos que antes. Hay que saber la forma de charlar. Uno tiene que ser un poco psicólogo de ellos, entenderlos, y exigirles porque uno es el entrenador.

-¿Cómo te llevás con los fundamentalismos futbolísticos?

-Tengo un estilo, pero la idea es no encasillarme en una manera de jugar y tampoco voy a ser un necio para ir a jugarle de igual a igual al Barcelona en el Camp Nou. Según el adversario, se pueden tomar precauciones, pero el ADN de mi equipo va a ser siempre el mismo: tratar de jugar bien al fútbol. Me gustaría que mi equipo juegue por abajo, que llegue al arco rival de forma limpia, que la defensa achique bien los espacios, que sea un equipo corto, lindo para ver.

-¿A qué equipos te gusta ver?

-Me gusta Lanús, que lleva un tiempo jugando muy bien. Defensa y Justicia, con Ariel Holan, jugó un fútbol lindo. Rosario Central, con el Chacho Coudet, también fue un equipo intenso y con un juego dinámico. Y el River de los últimos años me ha encantado, es un equipo para sacarse el sombrero. Se le fueron jugadores muy importantes, difíciles de reemplazar de un día para el otro. Se ha tenido que reinventar y Marcelo [Gallardo] lo supo sacar adelante.

-¿Y de Europa?

-De Europa me gustan el fútbol inglés y el alemán. En Alemania me encanta la forma en la que intentan jugar desde el principio de la jugada. Es interesante ver cómo se mueven, cómo intentan jugar siempre por abajo. El fútbol alemán se ha modernizado mucho. Y del inglés me impresiona la precisión y la velocidad con que juegan.

-¿Quién fue el técnico que más te marcó?

-Ramón Díaz ha sido el más importante de mi carrera por un montón de cosas. Las mejores etapas de mi carrera las viví con él. Y me dio una confianza que no me dio ningún otro entrenador. Con él gané cuatro títulos en River y otro con el Tolo Gallego, aunque en ese no participé tanto. Con Ramón, al principio la relación era más distante. Después fue cambiando y acercándose al jugador.

-¿Y después de Ramón quién sigue?

-Tuve la suerte de tener muchos entrenadores buenos. El Tolo Gallego, Pacho Maturana en Colón, el Bichi Borghi, Zico, Daniel Passarella, que me enseñó mucho y confió mucho en mí en el Monterrey.

-¿Cómo fue ser dirigido por Zico en el Olympiacos de Grecia?

-Me dejó buenas enseñanzas, sobre todo del respeto que hay que tenerle a la pelota. Yo no lo había visto jugar y mi viejo me dijo: "¿Sabés quién es este muchacho?". Me empecé a interiorizar de que le gustaba un fútbol lindo, de juego asociado y por abajo, de que fue un grande del fútbol brasileño. En Grecia tuve la suerte de haber jugado la Champions League, una experiencia única. Enfrenté al Chelsea, al Arsenal, al Real Madrid, equipos a los que solamente miraba por la tele. La previa es inigualable. Y después, a la hora de jugar, es una competición única por los enormes jugadores que hay.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?