Suscriptor digital

Del otro lado del mundo: empieza la Superliga China y se podrá ver a Carlos Tevez por TV

Shanghai Shenhua debutará el domingo a las 8.35 (hora argentina) ante Jiangsu Suning FC
(0)
3 de marzo de 2017  

El Apache, en una práctica en Shanghai
El Apache, en una práctica en Shanghai Fuente: Archivo

PEKÍN (DPA).- Carlos Tevez, Oscar, Obi Mikel, Alex Witsel: el fútbol chino sacó el talonario en los últimos meses para llevar a cabo incorporaciones de renombre. Ahora sólo queda por ver si esa inversión se corresponde con un aumento del espectáculo en la Superliga que empieza hoy. Nunca antes los clubes chinos gastaron tanto dinero en futbolistas como ahora. Pero los flamantes fichajes, anunciados con bombos y platillos, también despertaron algunas críticas: muchos creen que la llegada de tanto talento impedirá el crecimiento de los jóvenes locales. Tras irse de Boca Tevez debutará con Shanghai Shenhua en la liga el domingo a las 8.35 (hora argentina), con televisación de Fox Sports.

Shanghai SIPG fue el protagonista del mercado con la incorporación más cara: le pagó 73 millones de dólares a Chelsea, de Inglaterra, por el brasileño Oscar. En total, la Superliga desembolsó cerca de 400 millones de dólares en incorporaciones, más que ningún otro certamen del mundo.

Y como los fichajes los realizaron varios clubes, las estrellas se repartieron, por lo que se espera que sea la competición gane en emoción. Los últimos seis títulos acabaron en las vitrinas de Guangzhou Evergrande. No obstante, el conjunto entrenado por el brasileño Luiz Felipe Scolari sigue siendo el favorito en las apuestas para la nueva temporada. Shanghai SIPG de Oscar puede ser el gran rival. El Shenhua de Tevez perdió crédito tras la eliminación en la etapa previa de la Champions League de Asia, donde cayó en manos del Brisbane Roar australiano.

El Tianjin, por su parte, invirtió 20 millones de euros en el belga Witsel, mientras que Hebei China Fortune gastó 100 millones en fichajes, entre los que destaca el del brasileño Hernanes (Juventus). El Hebei es dirigido por el chileno Manuel Pellegrini y cuenta con Ezequiel Lavezzi.

Mientras, el gobierno chino mira con preocupación la burbuja del fútbol, por lo que introdujo nuevas reglas para intentar controlar los desorbitados salarios. A partir de la próxima temporada se rebajará de cuatro a tres los futbolistas extranjeros que pueden jugar al mismo tiempo; los clubes deberán invertir al menos el 15 por ciento de su gasto en el trabajo con jóvenes talentos; y la federación medita imponer límites salariales. Sin embargo, los planes para que China se convierta en una potencial mundial del fútbol parecen imparables. El presidente del país, Xi Jinping, planea que se construyan 50.000 nuevas escuelas en los próximos siete años. El mandatario sueña con albergar -algún día- un Mundial y, ¿por qué no?, ganarlo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?