Suscriptor digital

Mujer, madre y emprendedora: ¿por dónde arranco?

Fabi Jafif, mamá emprendedora
Fabi Jafif, mamá emprendedora
Deborah Maniowicz
(0)
7 de marzo de 2017  • 00:27

¡Buen martes para todas! ¿Cómo fue el inicio de clases? Por acá estamos en plena cuenta regresiva para mañana.

Hoy quiero presentarles una nueva sección que va a tener lugar dentro de Crianza en Tribu. Se vienen muchos cambios que ya les iré contando (más notas testimoniales, salidas y entrevistas), pero hoy arrancamos con un especio que tiene como objetivo compartir distintas experiencias de madres que se animaron a ir por sus sueños y desarrollar su propia marca.

A modo de presentación hoy quise invitar a una colega, Fabi Jafif. La elegí porque la maternidad la hizo salir de su zona de confort y la impulsó a cumplir un sueño: tener su propio blog – De Madre a Madre –, armarse una cartera de clientes para asesorar en marketing digital, y dar charlas motivacionales a madres que quieren lanzarse a emprender.

A ella, la llegada de Olivia la encontró trabajando en un proyecto muy importante para Google, en su punto más alto de la carrera. Se tomó la licencia, una excedencia de seis meses y al volver sólo duró 30 días. ¿Qué la llevó a tomar esa decisión? La logística, las corridas, la guardería y tener que pedir ayuda todo el tiempo; el no sentirse cómoda con su nueva rutina, que es lo que nos pasa a muchas al volver a trabajar.

Dar el salto no es fácil. Fabi dice que al principio la asfixiaba la idea de no tener un sueldo a fin de mes. Acostumbrada a trabajar desde muy chica, renunció sabiendo que de a poco iba a armarse de nuevo y convertirse en su propia jefa. Y lo logró. En esta entrevista da muchas claves a tener en cuenta para quienes desean lanzar su propio negocio.

–¿Cúal es el primer paso para emprender?

–Lo primero que uno necesita es hacerse tres preguntas: ¿Qué quiero hacer?, ¿Para quién? y ¿Por qué lo quiero hacer? Es importante definir bien cada una de estas respuestas, limitarlas lo mejor posible. No alcanza con decir que nuestro público son “los hombres”: hay que pensar el rango etario, dónde viven, qué nivel de instrucción tienen,

– Y a partir de ahí, ¿Cómo seguimos?

–El siguiente paso es planificar cómo lo vamos a lograr: cuánto dinero necesitamos invertir, cómo vamos a conseguirlo, qué medios de comunicación vamos a utilizar, qué tipo de redes son las más adecuadas para llegar a mi público específico, cómo vamos a manejar las ventas y la publicidad.

–¿Es necesario tener plazos?

–Si uno trabaja con plazos es mas objetivo para alcanzar las metas. Además, el hacer listas e ir tachando los ítems que vamos resolviendo es muy satisfactorio y motivador.

–¿Hay que ser creativo para emprender?

–No, algunos emprendedores son creativos y otros no. Hay muchos que no tienen ideas innovadoras y simplemente deciden hacer en el país algo que vieron en el exterior. La clave no es ser creativo en la idea si no en cómo lograr que llegue al mercado. Se puede ser creativo en la planificación, la inversión, los medios o la difusión. No alcanza con tener una buena idea, también hay que saber desarrollarla y venderla.

–¿Qué pasa si uno tiene una buena idea pero no cuenta con dinero?

–Para emprender no necesariamente hay que tener plata. Si uno tiene el capital seguramente tenga más facilidades para salir, pero perfectamente podemos salir a buscar financiación. Hay muchos emprendedores exitosos que arrancaron sin un peso. Lo más importante es ser lo suficientemente hábil para demostrarle al otro que tu proyecto tiene utilidad y vale la pena. Para que otro crea en tu idea primero tenés que creer vos.

–Muchos emprendedores destacan la importancia de “tener contactos”

–Es cierto que los contactos son importantes pero si uno no los tiene los puede generar. Antes de reunirnos con alguien es importante pensar de qué forma mi emprendimiento o mi contacto pueden beneficiar a la otra persona. El camino nunca es unilateral, las dos partes siempre se deben beneficiar del intercambio. Si no es hoy, es mañana.

–¿Tu trabajo motivacional apunta a madres emprendedoras, cuál es la diferencia con el resto de emprendedores?

–Todos los emprendedores tienen sus méritos, logros e importancia. A mi particularmente me gusta trabajar con madres porque creo que tienen una dificultad extra. Muchas mujeres además de cuidar a sus hijos quieren desarrollar proyectos personales y a veces les cuesta dar el paso. Además, estoy convencida que conocer otras experiencias nos motiva a empezar. Por eso el año pasado lancé la primera edición de “Mujer, Madre y Emprendedora”, que tiene como objetivo capacitar a las participantes y ayudarlas a tender redes.

Fabi Jafif, mamá emprendedora
Fabi Jafif, mamá emprendedora

–¿Hay algún punto en común que puedas resaltar entre las mamás emprendedoras?

–Muchas de las madres con las que hablo crearon productos o servicios que faltaban en el mercado. Ante una necesidad insatisfecha decidieron crear. Hay dos casos que a mi me gustan mucho que son Como Si - Deco Juegos y Wonderplay. Ellas vieron que en el mercado solo habían herramientas celestes y cocinitas rosas y decidieron crear versiones unisex en madera.

–¿Es más fácil emprender solo o tener socios?

–No tuve la experiencia de trabajar con socios pero creo que las dos cosas tienen puntos a favor y en contra. Estar sólo es más trabajoso: no tenés a quien delegar y toda la presión recae en uno. Sin embargo, las decisiones las tomás vos, manejás tus tiempos, tus horarios y no tenés que dividir ingresos. Sin embargo tener un socio puede resultar muy útil: dividir responsabilidades suele aliviarnos.

–¿Qué características debería tener nuestro socio?

–En lo actitudinal debería ser parecido a uno. Si yo soy muy obsesivo y mi socio es relajado es posible que tengamos muchos roces. Lo que si está bueno es complementarse en las capacidades profesionales. Si yo tengo un buen manejo de la comunicación es útil que mi socio tenga, por ejemplo, mayores conocimientos financieros o de ventas.

–¿Tenés algun referente?

–Me gusta mucho el modelo de emprendimiento de Linda Rottenberg, fundadora de Endeavor. Ella arrancó sólo con una idea y a partir de ahí tocó puertas hasta cumplir su sueño. Consiguió el contacto de un filántropo, le pidió un millón y lo consiguió. Hoy es una de las organizaciones más importantes del mundo emprendedor. La empresa se ocupa de instruir y dar herramientas a emprendedores que necesitan capacitarse y avanzar. Hace mucho mentoreo y coaching.

Desde hace dos años Fabi lleva adelante "Mujer, Madre y Emprendedora", un espacio de intercambio de experiencias de madres emprendedoras que no saben cómo arrancar o cómo hacer crecer su negocio. Es un desayuno para pensarse, capacitarse e intercambiar herramientas. El 22 de marzo es la segunda edición. Si la quieren contactar le pueden escribir a demadreamadreoficial@gmail.com

A las que son mamás y emprendedoras las invito a comentar este post contando sobre su emprendimiento (pueden poner el link). Es una buena oportunidad para seguir conociéndonos y hacer crecer sus marcas.

¡Nos encontramos el viernes!

Debbie

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?