Suscriptor digital

La tecnología no se toma vacaciones

Influencers, realidad virtual y aumentada y robots son algunas de las herramientas a las que apelan las ciudades para captar viajeros
Sofía Terrile
(0)
8 de marzo de 2017  

7%

Relevancia

Crédito: Pablo Vigo

Es el porcentaje que representa el turismo en el total de las exportaciones mundiales, según la Organización Mundial de Turismo.

Diez páginas plastificadas y las mejores fotos de Times Square bastaban para convencer a los cinco millones de turistas extranjeros que visitaban Nueva York cerca de 1990 de que la ciudad era el mejor destino para pasar sus vacaciones. Unos 20 años después, ni el poder de las superproducciones hollywoodenses que la usaron como locación de sus historias pudo con la apertura del turismo y la competencia aguerrida de otros destinos.

Si las ciudades no cuentan con la misma suerte que Dubrovnik, en Croacia -donde el turismo crece a una tasa del 10% anual desde su aparición en la serie Game of Thrones- entonces tendrán que arremangarse y trabajar. I nfluencers, realidad virtual y aumentada y robots: todo vale para que el próximo turista elija, entre miles de lugares para vacacionar, a ese destino en particular.

En la última edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), celebrada en enero pasado, unos visores de realidad virtual invitaban a recorrer, en más de 80 historias, las calles de Buenos Aires, las Cataratas del Iguazú o el cerro de los Siete Colores en historias de pocos minutos. La compañía a cargo de la creación de las imágenes fue Vravel, un proyecto recién iniciado que nació de la unión de Almundo.com con Vrtify.com. La empresa trabajó junto al Ministerio de Turismo de la Nación para mostrar a la Argentina a través de experiencias inmersivas.

En los próximos meses, Vravel habilitará una plataforma de realidad virtual para turismo donde, con la ayuda de las gafas, que cada vez se consiguen más fácilmente, los interesados en hacer un viaje podrán conocer diferentes destinos del mundo y así decidirse por uno. Juan Pablo Lafosse, CEO de la compañía, explica que la plataforma -que será Web y móvil- tendrá contenidos generados por destinos, compañías turísticas y por usuarios. "Si se genera una historia riquísima y no la ve nadie, no tiene sentido. Luego de crearlas, el siguiente paso es que se distribuyan para que tengan el mayor alcance posible", agrega. Para Lafosse, esta tecnología será clave en el desarrollo de la promoción turística porque "una vez que los usuarios la prueban, no quieren otra cosa".

La personalización también ayuda a sensibilizar, como en los viejos trucos del storytelling (el arte de contar historias). En el país, la agencia de publicidad La Comunidad creó una campaña para promocionar diferentes puntos turísticos de la Argentina a través de narraciones de viajes de parejas, familias o grupos de jubilados.

Por otro lado, y en una acción que apuesta más a lo inspiracional, los influencers tienen cada vez más participación en campañas de promoción de destinos. Darío Laufer, director de la agencia Be Influencers, detalla que "los influencers construyen una comunidad alrededor de temas como el estilo de vida, los viajes y las comidas" y que "al dar a conocer sus experiencias, que son similares a las que tienen las personas comunes, generan conversaciones genuinas sobre los destinos y ayudan a posicionarlos en las redes". La agencia estuvo a cargo de reunir a un grupo de referentes de América latina para promocionar a Aruba. Por la Argentina, la elegida fue Nati Saal, una bloguera de moda con 300.000 seguidores en Instagram. "Subieron material, compartieron fotos, videos y memes con la experiencia que vivieron en el destino. Más de un millón de personas participó de la conversación sobre la isla", apunta Laufer.

Otra tendencia que también se mete de a poco en el turismo: se trata de los chatbots o robots conversacionales que, según expertos, tendrán un rol crucial a la hora de lograr que un futuro viajero se decida por un destino entre un abanico de opciones. "Preferimos hablar de asistentes virtuales más que de chatbots -aclara Maximiliano Contieri, socio de Conversa Lab, una firma que desarrolla canales para marcas-, porque ese ?alguien' con quien hablamos no necesariamente se va a expresar en texto, sino que también puede hacerlo en audio, en video, en mapas o en imágenes".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?