Suscriptor digital

La destitución de la presidenta Park agrava la crisis en Corea del Sur

La Corte Constitucional selló su salida del poder por un escándalo de corrupción, lo que profundizó la división del país; hubo dos muertos en las protestas en Seúl
(0)
11 de marzo de 2017  

Seguidores de la ex presidenta Park chocaron ayer con la policía en Seúl, tras la destitución
Seguidores de la ex presidenta Park chocaron ayer con la policía en Seúl, tras la destitución Fuente: AFP - Crédito: Jung Yeon-Je

SEÚL.- Corea del Sur, una de las grandes estrellas de la economía asiática y durante años ejemplo de estabilidad social y política, sumó ayer un nuevo capítulo a su inédita crisis institucional con la caída de la presidenta Park Geun-hye, destituida por la justicia bajo cargos de abuso de poder.

La Corte Constitucional confirmó la decisión contra la presidenta luego de que en diciembre pasado, el Parlamento la apartara del cargo. Park quedó desde entonces en la cuerda floja por permitir que una amiga personal lucrara desde el gobierno y participara de decisiones ejecutivas para las que no tenía ningún cargo ni autoridad oficial.

El fallo histórico y unánime de la Corte agravó la inestabilidad política y ahondó la división nacional que generó el caso. La decisión generó protestas y choques con la policía, en los que dos simpatizantes de la ex presidenta murieron.

Entre las acusaciones contra la líder conservadora figuran corrupción, abuso de poder y abandono de sus funciones. Para los magistrados fue decisivo que permitiera la injerencia de su amiga Choi Soon-sil, a quien conoce desde hace 40 años, en cuestiones del gobierno, y que ésta usara esa relación para presionar a grandes empresas para que donaran dinero a sus fundaciones.

Por ese mismo escándalo fue detenido recientemente el número uno de la firma multinacional Samsung, que participó con decenas de millones de dólares del esquema de contribuciones.

"El presidente tiene que usar su poder conforme a la Constitución y a las leyes, y los detalles sobre su función deben ser transparentes, para que el pueblo pueda evaluar su trabajo", afirmó la presidenta de la Corte Constitucional, Lee Jung-mi, al leer el fallo. "Pero Park ocultó completamente las intromisiones de Choi en los asuntos de Estado, las desmintió cuando emergieron las acusaciones e incluso criticó a quienes las emitieron", agregó.

Park, de 65 años, pidió perdón en varias ocasiones por el escándalo que la catapultó fuera del cargo. Pero en un testimonio escrito enviado a la Corte en la última audiencia, en febrero pasado, negó las acusaciones de haber actuado fuera de la ley. "Nunca busqué enriquecimiento ilícito o ni abusé del poder como presidenta (...) Pido a la Corte que tome una decisión sabia", expresó.

Según la Constitución surcoreana, la destitución de la máxima autoridad del país exige el llamado a elecciones en los próximos 60 días. Ayer se estimaba que la fecha sería el 9 de mayo, al filo del cierre del plazo. El favorito para tomar su lugar es Moon Jae-in, del opositor Partido Democrático. Su candidatura cuenta con el 36% de intención de voto, según encuestas de anteayer, cuando Park estaba casi destituida y la población intuía el desenlace del caso.

"¡Hemos ganado!", gritaban los opositores que se congregaron en los alrededores de la Corte, en Seúl, a la espera de un veredicto. "Estoy tan contenta que no puedo contener las lágrimas, es una dulce venganza", dijo Shin Seo-young, una mujer que desde diciembre aguardaba la decisión que sellara la suerte de Park.

Separados por un cordón de uniformados, a pocos metros de donde cientos de opositores montaban guardia para escuchar el estruendo de la caída de Park, otra multitud igual de numerosa se congregaba para expresar su respaldo incondicional. "No aceptamos esta decisión. Saldremos a las calles para luchar hasta el final", dijo Cho Bong-am, un seguidor de Park de 60 años.

Poco después estallaron disturbios, cuando los partidarios de Park intentaron franquear las barreras policiales para alcanzar el tribunal. La policía usó gas pimienta para contener a la multitud, pero murieron dos manifestantes de 72 y 60 años.

La decisión de la Corte Constitucional marcó la dramática caída de la hija del dictador militar Park Chung-hee, que desde diciembre estaba sumida en una tormenta sin fin. Con el fallo judicial no sólo se quedó sin el cargo más importante del país, sino también sin la protección de la inmunidad que le otorgaba el Poder Ejecutivo. Ahora podría enfrentar cargos penales por soborno, extorsión y abuso de poder.

El primer ministro surcoreano, Hwang Kyo-ahn, fue nombrado presidente interino y permanecerá en ese cargo hasta las elecciones. Su primera medida fue un llamado a la unidad y la calma.

"En las protestas perdimos dos vidas preciosas, algo que nos duele profundamente. Tenemos que elegir un nuevo presidente en los próximos 60 días y estabilizar rápidamente los asuntos de Estado", clamó Hwang.

La grave crisis institucional llega en plena escalada de la tensión con Corea del Norte, lo que llevó a los militares surcoreanos a elevar al máximo los niveles de vigilancia y alerta con el país vecino, por temor a que Pyongyang aproveche el desconcierto con nuevas provocaciones.

Corrupción y protestas

Choi Soon-sil es amiga desde hace 40 años de Park y fue acusada de haber utilizado su influencia para obtener más de 70 millones de dólares de diferentes empresas y de inmiscuirse en los asuntos del Estado

Una ola de manifestaciones pacíficas en todo el país reclamó la renuncia de la presidenta por presuntas prácticas corruptas

Park, que había ocultado las intromisiones de Choi, fue suspendida por el Parlamento y luego destituida del cargo

Agencias AFP, DPA, AP, ANSA y Reuters

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?