Maternidad y trabajo: podemos ser productivas y exitosas

Se estima que recién en el 2086 vamos a alcanzar la igualdad salarial
Se estima que recién en el 2086 vamos a alcanzar la igualdad salarial
Deborah Maniowicz
(0)
17 de marzo de 2017  • 00:20

El lunes se publicó una nota muy interesante en la web de La Nación sobre disparidad laboral. El artículo era de una chica, María, que “pasó 8 años sin recibir el aumento que le daban a sus compañeros varones”.

Quiero compartir algunos de los comentarios de los lectores.

–“Seguro pasó 6 o 9 meses con licencia por maternidad, a lo que agregó 2 o 3 años yéndose una hora antes por lactancia, más los días ‘femeninos’, las semanas de adaptación de los nenes. Todo eso le costó plata al empleador. Si pretenden los mismos derechos que los hombres entonces deben tener las mismas obligaciones que ellos”

–“La mujer con hijos que labura es una cagada#. Para la empresa y para la mina. Consejo: mientras criás a tus hijos que te mantenga tu marido como corresponde...”

– “María no tengas más hijos y buscate otro laburo, eso si esforzate, labura a morir, capacitate, y luego pedí aumentos y cargos.”

“Soy mujer y estoy en un cargo importante, mi fuente de ingreso y lo que me permite vivir, alquilar y no pedirle guita a nadie es mi laburo, mi prioridad, y se que para llegar a donde llegue lo fundamental fue no tener hijos....a veces no quedan otras opciones...hay que elegir, y no quejarse tanto, no se puede tener una carrera exitosa, ganar igual que un gerente y tener 5 pibes, y cada 2x3 estar faltando por problemas con los pibes.”

–“Hay un doble discurso: las mujeres queremos igualdad, pero pero pero....pero que nadie nos toque las licencias por maternidad, etc. Hoy un empleador va a darle trabajo al que falte menos, así de simple. Yo trabajo por mi cuenta y después de parir, al cuarto día tuve que volver a trabajar....y a llorar al campito!”

– "Es gracioso ver a las mujeres empleadas pretender 3 meses de licencia por maternidad y que eso no repercuta en tu trabajo. Muchas mujeres que trabajan por cuenta propia a la semana estan laburando. Recuerdo que cuando tuve mi hijo mayor me paso a saludar y de paso a sacarse unas dudas de laburo. Si al hombre se le da la misma cantidad de licencia entonces el asenso se lo das a quien no tiene hijos. Es de loco pretender que el trabajo se adapte a la vida que elegiste y encima te paguen mas... En la vida se opta y cuando se elige algo se relega otra cosa..."

La nota recibió cientos de comentarios, muchos de los cuales me gustaron mucho, pero me anoté estos para compartir con ustedes y seguir pensando un poco algunas de las cosas que hablamos siempre en este espacio: licencias, lactancias, trabajo y lograr igualdad en la diversidad.

Si bien todos los comentarios duelen, los que provienen de mujeres duelen más. Esa falta total de empatía me sorprende y me hace reflexionar. ¿Estas mujeres nacieron de un repollo? ¿Cómo fue su crianza para que hoy vean de esta forma la maternidad? Hace un tiempo, cuando publiqué la carta abierta al Viceministro de Trabajo una de ustedes me contó su caso y remató con la frase “muchas veces las mujeres somos nuestras peores enemigas”, y el lunes cuando leí los comentarios me acordé de eso.

Me consta que muchas mujeres la pasan mal en su vuelta al trabajo porque les hacen pagar derecho de piso, que les preguntan si “disfrutaron sus vacaciones”, que sus jefes las critican si tienen que hacer reposo durante el embarazo o que se enojan cuando piden irse antes para llevar a su hijo al médico. Por suerte esto no pasa en todos lados y hay muchas empresas que están cambiando su filosofía otorgando mayores beneficios y licencias a las mujeres con hijos.

Sigo pensando, las mamás somos más productivas si se nos respeta nuestra maternidad y no se la intenta negar, y estoy convencida de que se puede ser madre y ser exitosa laboralmente. Todo al mismo tiempo.

Las mujeres ocupan menos del 20% de los cargos jerárquicos
Las mujeres ocupan menos del 20% de los cargos jerárquicos

Por otro lado, me parece que estaría bueno que los padres empiecen a pedirse días para acompañar a sus hijos a la adaptación del jardín o que puedan pedirse un día si su hijo está enfermo y tienen que quedarse a cuidarlo.

Las mujeres ocupan menos del 20% de los cargos jerárquicos en las 500 empresas más importantes del mundo y ganamos un 77% menos que los hombres por hacer la misma tarea. Incluso, se estima que recién en el 2086 vamos a alcanzar la igualdad salarial. Creo que por todo esto, cada vez hay más mujeres que buscan independizarse y encarar sus propios proyectos.

“Para que el trabajo afuera de casa sea remunerado de manera igualitaria y el trabajo adentro de casa sea equitativo”, como me dijo una vez la puericultora Paola de los Santos. En nosotros está cambiar la historia.

¿Cómo viven ustedes el vínculo maternidad y trabajo? Pueden leer: Licencias por maternidad: carta abierta al viceministro de Trabajo

NOTITA: Les cuento que desde la semana que viene nos vamos a encontrar solamente los viernes para hablar de maternidad y crianza. Esta semana empecé la carrera de Puericultura y estoy con muchos proyectos dando vueltas que me impiden seguir con dos posteos semanales. La idea es encontrarnos solo los viernes y poder charlar de distintos temas en profundidad. ¡Buen fin de semana!

Debbie.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.