Cuando la imitación es la última innovación

Ernesto Martelli
Ernesto Martelli LA NACION
(0)
19 de marzo de 2017  

Mientras aquí discutimos el valor de la Edad Media, en Silicon Valley las citas son de la Antigüedad. Después de haber intentado la adquisición (por cifras billonarias) y probado la imitación (el año pasado, al lanzar las Instagram Stories), el conglomerado Facebook, creado por Mark Zuckerberg, está decididamente lanzado a la imitación de su desafiante competidor Snapchat, fundado por Evan Spiegel.

El diario británico The Guardian contabilizó esta semana 18 elementos copiados a Snapchat directamente por Facebook o a través de sus distintas empresas (el Status de WhatsApp o el Messenger Day entre las más recientes). De todos modos, la controversia excede la visión de negocios: mientras muchos señalan una crisis del departamento de investigación y desarrollo, otros precisan un empeño personal de Zuckerberg en imitar hasta destruir a su colega Spiegel, de 26 años. Aunque para eso sacrifique su perfil innovador. Recuerdan sus analistas la frase favorita de Zuckerberg para sus adversarios, tomada del Imperio Romano: Cartago debe ser destruida.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.