Suscriptor digital

La cocina amateur es furor

Hoy sacar una buena foto para compartirla en redes es casi tan importante como que el plato esté rico
Hoy sacar una buena foto para compartirla en redes es casi tan importante como que el plato esté rico
Hace rato que la cocina es territorio amado por muchos, pero en el último tiempo surgieron cocineros -esencialmente en Instagram- que aplican recetas sencillas y sabrosas para tentar hasta al más vago
(0)
28 de marzo de 2017  • 15:56

Cuando Víctor Manuel García comenzó a subir las fotos de los platos que preparaba para él y sus amigos a las redes, jamás imaginó que llegaría el día en que tendría más de 288.000 seguidores y respondería casi a diario preguntas de la prensa y el público. Hacia mediados de 2015, su única intención fue darle rienda suelta a una pasión que tuvo desde chico, cuando aprendió cocina de la mano de su madre y su abuela. Con un poco más de tiempo tras abandonar su trabajo en marketing en una empresa, sus posteos de recetas reales y posibles, pero también increíblemente tentadoras, lo volvieron un referente en Instagram, desde donde deleita como @elgordococina. Junto con él, otros con el mismo estilo comenzaron a ver crecer su popularidad. Y aunque la mística de Francis Mallmann nunca deja de deslumbrar, el mercado encontró un nuevo nicho que ya es furor: la cocina amateur.

La foto es posible

El auge por la cocina y su legitimación como un trabajo rentable y duradero ya llevan varios años. Hoy no hay padre que se espante al escuchar que su hijo quiere ser chef. De hecho, los espacios de capacitación han crecido en oferta a la par de la cantidad de alumnos. Y la televisión, eterna gran difusora, vio crecer en audiencia canales como Elgourmet y el renovado Utilísima, entre otros. Las ferias de gastronomía ya son un clásico de los fines de semana y un programa para toda la familia, y no hace falta vivir en Palermo para ser foodie. La cocina conquistó espacios impensados y se sofisticó, educando en su crecimiento los paladares de muchos.

Sin embargo, la cocina puertas adentro de casa no siempre corrió el mismo destino. Porque una cosa es admirar el cabrito a las brasas hecho por Mallmann y otra muy distinta duplicarlo en la propia parrilla. Y por eso, y aunque los chefs profesionales son sumamente exitosos en Instagram, el éxito de esta vertiente amateur radica no solo en su cantidad de seguidores, sino además en el engagement de estos. "Me incentivó ver que a la gente le gustaba y cómo se cumplía mi objetivo de que todos cocinaran más -ilustra García-. Siento que muchos no lo hacen porque sienten que es difícil o complicado, y quiero demostrar que hay recetas sencillas y muy buenas para probar, porque esa es exactamente la sensación que yo tenía antes de empezar".

Como él, otras cuentas que han encontrado su veta en este camino son @inutilisimas, de Tefi Russo (que se define como "cocinera caradura"); @cookgrimaldi, de Valentín Grimaldi; @tres.tenedores, de tres amigas amantes de la repostería; y @cook_van_oyen, de Maximiliano Van Oyen, por solo nombrar algunas. Sin educación de chefs pero con cada vez más práctica e idea para decorar y presentar los platos ("no estudié cocina, pero sí food styling", apunta @elgordococina), los suyos son seguidores que se animan a enviarles fotos de sus propias versiones de las recetas y hasta a pedir consejos sobre cómo mejorarlas.

La pata editorial

La cocina amateur pone platos que parecen profesionales al alcance de todos
La cocina amateur pone platos que parecen profesionales al alcance de todos

Otro rubro que creció mucho en el terreno de la gastronomía fue el de los libros. Pero el deseo de tener libros de autores como Dolli Irigoyen, Donato de Santis o Pablo Massey no siempre vino de la mano de recrear sus recetas. "Hay un placer en consumir libros de cocina, en tenerlos y hojearlos. Pero puedo tener Siete fuegos, de Mallmann y no por eso hacer una fogata en el techo de mi casa para hacer alguno de sus platos. Está lleno de libros con recetas imposibles para la gente común, pero que, sin embargo, son un éxito", apunta Florencia Ure, jefa de prensa de la editorial Penguin Random House.

Por eso, cuando esta corriente de la cocina amateur comenzó a levantar vuelo, también se encendieron las lamparitas de las editoriales. Así nacieron los libros de las "recetas posibles", "para las mujeres que no tienen incorporada la cocina por tiempo o tradición, que no manejan la terminología gastronómica y, sin embargo, quieren hacer algo más que un pollo al horno con papas", continúa Ure. El mercado las escuchó y hoy títulos como Inutilísimas, de la ya nombrada Tefi Russo, Locos x el asado y You Cook, de la muy accesible Felicitas Pizarro, son un hit de ventas. ¿El diferencial? Que en vez de en la mesa ratona como adorno, encontraron su lugar en la cocina como guía de consulta permanente.

A quiénes seguir

En libros y en redes, los cocineros amateurs comparten su talento.

  • @elgordococina: su cuenta de Instagram es un hit, y uno de sus secretos, además de sus recetas súper tentadoras, es la constancia, ya que sube hasta tres posteos por día.
  • @inutilisimas: Tefi Russo traspasó Instagram y llegó a las librerías en diciembre pasado, con un libro que recopila sus recetas más aplaudidas (y recreadas) por sus seguidores.
  • @trestenedores: tres amigas comparten su sapiencia de madres y mujeres amantes de lo dulce en esta cuenta plena de tortas, tartas y otras tentaciones ideales para el postre y la hora del té.
  • @eatclenaok: la pata más fit de esta corriente, Rocío Engstfeld es una estudiante de Nutrición que logró su propio libro, el homónimo Eat Clean, a fuerza de recetas deliciosas, sanas y muy simples de imitar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?