Anuncian obras en vías navegables en el relanzamiento de las relaciones con Uruguay

Malcorra se reunió en Martín García con su par uruguayo, Nin Novoa; se harán trabajos de dragado y para mejorar el perfil turístico de la isla rioplatense
Agustina López
(0)
22 de marzo de 2017  

Nin Novoa y Malcorra, ayer, en Martín García, por el 40° aniversario de la CARP
Nin Novoa y Malcorra, ayer, en Martín García, por el 40° aniversario de la CARP Crédito: Prensa Cancillería

ISLA MARTÍN GARCÍA.- Un hito para relanzar y reeditar las relaciones entre la Argentina y Uruguay. Así definieron la ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra , y su par uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, el encuentro que compartieron en la isla Martín García.

La visita, ayer, fue con motivo del 40° aniversario de la creación de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP). Pero se aprovechó la oportunidad para anunciar un plan de trabajo conjunto entre ambos países, en el que también participarán los ministerios de Transporte y de Turismo.

El proyecto tiene una doble vía: por un lado, mejorar las rutas navegables que competen a ambas naciones y mejorar así el transporte de mercadería; por el otro, poner en valor la isla para fomentar el turismo binacional. Lo primero demandará un dragado y una profundización del canal Martín García, para llevarlo de 32 a 34 pies, lo que incrementará el tránsito y permitirá la navegación de buques de mayor porte. Se generará así un corredor de ida por el canal Emilio Mitre, que tiene esa profundidad, y uno de vuelta por Martín García.

La licitación del proyecto comenzará en abril. Con esta obra, el tránsito de mercadería pasará de las 100 toneladas actuales a 130. Y en ese sentido también se destinarán 2800 millones de dólares a restaurar las terminales portuarias de ambos países que se encuentren en toda esta ruta. Por último, se extenderá el canal de acceso al puerto de Montevideo, para mejorar la circulación de los barcos que llegan a través del canal de Punta Indio.

"Ésta es una reedición de los vínculos con Uruguay. Vamos a desarrollar una línea de trabajo que tenga que ver con el dragado y el mejor acceso a la isla y también poner en valor la propia isla", dijo Malcorra luego de un almuerzo que se celebró con toda la delegación que visitó Martín García, en la sede de la CARP. Participaron del encuentro el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich ; el de Turismo, Gustavo Santos , y sus pares uruguayos Víctor Rossi y Liliam Kechichian. Además, estuvieron el embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, y su contraparte uruguaya, Héctor Lescano.

Otra novedad que se adelantó es la creación, hacia fin de año, de una sociedad anónima que se ocupe definitivamente de los dragados que se necesiten de allí en más. Para ello, el Estado nacional aportará máquinas y 700 empleados que hoy en día están virtualmente parados -porque no se está ejecutando este tipo de proyectos-, mientras que se abrirá el juego a inversores privados para desarrollar las obras.

"Con todas estas obras vamos a mejorar los tiempos de circulación de nuestros productos y, por lo tanto, disminuir los costos y hacerlos más competitivos", sintetizó Dietrich. Consultado acerca de cómo repercutirán estas obras en la relación con los gremios -el líder de la CGT, Juan Carlos Schmid, es el representante del sindicato de Dragado y Balizamiento-, el ministro se atajó: "Esto creará más trabajo, será beneficioso para todos".

Por último, se trabajará para poner en valor la isla Martín García y volverla un destino turístico atractivo para los dos países. "Queremos que ambos países tengan la opción de un lugar para hacerse una escapada a un precio accesible", explicó Santos. El lugar, que tiene 500 años de historia, fue prisión de cuatro presidentes argentinos: Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo Perón, Marcelo T. de Alvear y Arturo Fondizi, y hoy se encuentra parcialmente en ruinas. La histórica cárcel está monopolizada por la maleza, y la casa en la que estuvo preso Yrigoyen fue demolida y se removieron sus cimientos.

El objetivo ahora es reconstruir estos puntos históricos, dragar las zonas aledañas a la isla para permitir una mejor circulación de los barcos turísticos y, eventualmente, construir un hotel más grande, ya que hoy sólo hay una hostería con capacidad para albergar 50 personas. Además, se desembolsarán 50 millones de pesos en la ampliación del muelle de la isla rioplatense.

El encuentro, que se extendió hasta las primeras horas de la tarde e incluyó una recorrida por la isla y una visita a la escuela del lugar, a la que asisten 14 chicos, es una lavada de cara para las relaciones con Uruguay. Es que desde que se produjo el conflicto por las pasteras los vínculos con el país vecino se desactivaron casi totalmente.

Sin ir más lejos, en 2013, cuando se celebró en Martín García el 40° aniversario de la firma del tratado del Río de la Plata, entre Perón y Juan María Bordaberry, los representantes argentinos no asistieron por expresa indicación de la Presidencia. "La relación que teníamos antes era de autoflagelación, porque perjudicábamos al otro, pero también a nosotros mismos. Eso es lo que queremos cambiar", explicó la canciller Malcorra.

Susana Malcorra

Canciller argentina

"La relación que teníamos antes [con Uruguay] era de autoflagelación, porque perjudicábamos al otro, pero también a nosotros mismos"

Gustavo Santos

Ministro de Turismo

"Éste es un antes y un después en las relaciones con Uruguay. Queremos que ambos países tengan un destino nuevo para visitar"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?