Suscriptor digital

Miniguía de playas de Ubatuba

Cae la tarde en las playas de Ubatuba.
Cae la tarde en las playas de Ubatuba. Fuente: Lugares - Crédito: Sebastián Pani
Una selección de algunas de las más de 80 playas de la extensísima y bella región costera de São Paulo, al sur de Brasil.
(0)
15 de junio de 2017  • 18:32

Suele suceder que al hablar de Ubatuba - conocida también por ser "la capital del surf del estado de São Paulo" - se piensa en una playa. Sin embargo, se trata de toda una región con más de 100 kilómetros de arena y mar en la que el Parque Estadual Serra do Mar ocupa el 80% del municipio, una de las mayores concentraciones de mato en todo Brasil. Por eso, más que una miniguía, esta es apenas una aproximación a algunas de las playas que cubren el litoral paulista. Un acercamiento a las playas más lindas y a otras más aisladas, esas adonde ir cuando las fácilmente accesibles están muy concurridas.

Praia da Paruba

Se llega cruzando a pie el río del mismo nombre, si no se quiere aceptar la oferta de los botes que ofrecen el servicio. Con el agua a la cintura y los brazos en alto, el río ancho y brumoso que corre paralelo a la costa da por un instante la sensación de encontrarse bien lejos de aquí, en algún rincón del sudeste asiático. La playa a la que se llega es extensa y franca, su mar agitado; la zona de laguna es en cambio más apacible: cuando las demás playas están desbordadas, esta suele tener poca gente.

Praia do Félix

A 17 kilómetros de la ciudad, no se ve construcción alguna. Las grandes rocas de uno de sus cantos son ideales para el snorkel, donde dicen, suelen aparecer tortugas de mar. El chapeu do sol, o almendro, es el árbol donde procurar sombra: la playa está llena y sus ramas suelen crecer paralelas al suelo; protegen familias enteras. Los locales dicen que Félix es de las playas más lindas del lugar y bastante frecuentada, aunque nunca como las del centro. En sus chiringuitos ofrecen de todo para almorzar: pastel o empanadas de queso y carne, papa y mandioca frita para picotear, croquetas, pescado y rabas fritas, choclo, coco, jugos naturales y gaseosas. Por lo general, los locales llevan cerveza en heladeritas y resuelven la comida en la playa.

Padre e hijos en la orilla de praia Félix en Ubatuba.
Padre e hijos en la orilla de praia Félix en Ubatuba. Fuente: Lugares - Crédito: Sebastián Pani

Praia Itamambuca

Recibe su nombre por estar ubicada junto a la desembocadura del río Itamambuca y es conocida mundialmente por ser una de las mejores playas del globo para surfear. Cada año se celebran campeonatos de surf de Brasil y del mundo.

Praia Lagoinha

Aquí nace la da inicio por el sur a la “Trilha 7 Praias Desertas” - siete playas ocultas entre las playas de Fortaleza y Lagoinha. Su fácil acceso la hace ideal para familias con niños pequeños y también hace que sea una de las más concurridas de la región. Desde Lagoinha salen excursiones en lancha a playas un poco más alejadas y solitarias.

Praia do Prumirim

Aquí, el bar Jundu monopoliza la atención. La comida, tragos, música, duchas de agua dulce y cómodos gazebos con vista al mar hacen que cada silla resulte un bien preciado. Lo mismo sucede en otros bares: la consumición da acceso a reposeras con buena ubicación por largas horas. Conclusión: no dan abasto.Un breve paso por la Cachoeira do Prumirim, a cinco minutos caminando desde la ruta, revela una secuencia de cascadas de agua dulce, piletones e hidromasajes naturales donde la gente retoza sobre las rocas como lagartos. El programa popular consiste en tirarse (si es haciendo “trompo”, mejor) por el patinoso verdín hasta alcanzar el pozo mayor.

Praia Prumirim en Ubatuba.
Praia Prumirim en Ubatuba. Fuente: Lugares - Crédito: Sebastián Pani

Para llegar a la isla de enfrente –también, Ilha do Prumirim–, pueden tomarse un taxi boat (siete minutos de cruce y olas algo pronunciadas). Los más valientes lo hacen a nado. Fuera de temporada, la isla está desierta. Solo un par de pobladores que en verano manejan el bar, popular entre los barcos a motor que anclan frente a la costa. La playa es ancha y la arena más fina, cruje bajo los pies. Allí descansa también una pareja de argentinos que, a poco de llegar y con solo dos clases, se dieron la vuelta a la isla en stand up paddle. Es furor. Y muy fácil.

Stand up paddle en Ubatuba.
Stand up paddle en Ubatuba. Fuente: Lugares - Crédito: Sebastián Pani

Praia do Cedro

No es porque sí que forma parte de la “Trilha 7 Praias Desertas”. Es casi virgen y una de las más tranquilas de la región. Hay un parador chiquito en el que se venden bebidas y alquilan equipos de snorkel.

Picinguaba

Es el último pueblo del municipio de Ubatuba, un buen lugar para alcanzar al atardecer por ser uno de los rincones en los que el sol cae de frente..La Pousada Picinguaba, una casona de estilo portugués metida en lo alto entre la vegetación, es el lugar ideal para despedir al sol.

La imponente vista de la bahía desde la playa de Pisinguaba en Ubatuba.
La imponente vista de la bahía desde la playa de Pisinguaba en Ubatuba. Fuente: Lugares - Crédito: Sebastián Pani

Aquí solo se circula a pie para alcanzar las casas colgadas del morro, y cuya iglesia rebalsa de alegrísimos y desafinados cantos en la misa del domingo. Desde Picinguaba se llega en lancha a la cercana Ilha das Couves, spot buscado por buceadores por su rica vida marina

Si pensás viajar...

DONDE DORMIR

Fazenda Ressaca. Av. Garoupa 1700, Ressaca. T: +55-12 3833-1667. fazendaressaca@gmail.com. Es la casa de Belén Cabrera y Juan Diego Erhart del Campo, dos argentinos que viven en Ubatuba. La vivienda está en medio del morro, rodeada de Parque Estadual, aunque muy cerca de la ciudad. Tiene cinco amplias habitaciones con baño privado.

Pousada Picinguaba. T: +55 11 2495-1586. www.picinguaba.com. A unos 40 km de la ciudad, la posada es un buen ejemplo de lujo sencillo. La casona tiene las mejores vistas de la bahía.

DONDE COMER

Pizzeria São Paulo. Rua Dr. Esteves da Silva 16. T: +55-12 3832-7457. La pizzería más emblemática de la ciudad, ofrece una gran variedad de pizzas preparadas con ingredientes traídos de Italia. La más pedida, la achiropitta: salsa de tomates, mozzarella, pesto de tomate seco, salpicada de grana padano y albahaca fresca.

Jundu Praia Bar. Rua Vereda 10, Prumirim. T: +55-12 9 9744-6270. Jundupraiabar.com.br. Con música, gazebos, reposeras, mesas y sillas, es un bar de playa muy solicitado para disfrutar el día entero.

PASEOS Y EXCURSIONES

Proyecto Tamar. Rua Antonio Atanázio, 273. T: +55-12 3832-6202. www.tamar.org.br. Proyecto científico y educativo que se ocupa hace 35 años de la conservación de tortugas marinas. El recinto cuenta con varios tanques y acuarios con diversas especies de tortugas, además de un pequeño museo, maquetas, un escenario, y un área de juegos para los más chicos.

Escuela Zecão de Surf. Praia de Itamambuca. T: +55-12 9 9774-7040. www.zecao.com.br

Más Info. El Sector de Turismo de la Embajada del Brasil en Buenos Aires pone a disposición del turista un equipo de especialistas que lo ayudará a programar su viaje, brindándole toda la información que necesita respecto a recorridos, hospedaje, mapas, rutas, folletos y las principales recomendaciones. Cerrito 1350 – Entrepiso T: +11 5246-7422 F: +11 5246-7403. http://buenosaires.itamaraty.gov.br www.visitbrasil.com.

Nota publicada en marzo de 2017.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?