Tres dimensiones para entender la OMC

El enfoque multidimensional en la formación de profesionales especializados, una de las claves
Félix Peña
(0)
23 de marzo de 2017  

Hace pocos años, Pascal Lamy, entonces director de la OMC, recordaba que la geopolítica había retornado a la mesa de las negociaciones comerciales internacionales. Se refería a un vínculo que a veces se subestima en el abordaje de las realidades internacionales y, más aún, en el trazado de estrategias nacionales eficaces -incluyendo, por ende, las de las empresas que se proyectan al mundo a partir de un país-. Es el vínculo entre la lógica del poder, la economía en todos sus desdoblamientos y las reglas de juego, es decir, la del derecho. En la realidad, interactúan en forma tan dinámica que a veces es difícil captar tal vínculo con perspectivas monodisciplinarias.

Hoy, entender ese triple vínculo es más relevante, en buena medida por el hecho de que, a diferencia de cuando se diseñaron las reglas de juego básicas del sistema multilateral de comercio mundial -con la creación en 1948 del GATT-, eran sólo muy pocos los países participantes -quizá no más de uno- con capacidad de tener una incidencia decisiva en el proceso de creación de tales reglas. Ahora son muchos y es difícil decir cuáles.

Y, además, las reglas básicas están siendo cuestionadas. Lo tornó evidente el planteamiento que el gobierno de Trump hace sobre el valor que para EE.UU. tienen las reglas multilaterales del comercio. La aplicación del principio de America First en la apreciación de la OMC podría conducir a una erosión creciente de la eficacia y legitimidad de reglas básicas del comercio mundial.

Lejos de la banalidad

No es un tema banal, como se puso de manifiesto el 16 y el 17 del actual en la reunión de los ministros de Finanzas del G20 en Alemania, cuando se tuvo que licuar en la declaración final la referencia al proteccionismo, que había estado presente en ese ámbito desde 2008. La razón sería simple: el secretario de Tesoro de EE.UU. se habría opuesto a los términos de tal referencia.

Eso pone en evidencia la relevancia práctica de entender el vínculo entre poder, economía y derecho en el sistema de la OMC.

Aun más: la historia larga nos recuerda que tal vínculo siempre fue esencial para entender las relaciones comerciales internacionales. De allí la importancia de abordar con un enfoque multidimensional la formación de profesionales especializados en esos temas, y también la relevancia que tiene la próxima Conferencia Ministerial de la OMC, que se hará en diciembre en Buenos Aires.

Es el ámbito en el que naturalmente los países procurarán clarificar la validez del actual sistema multilateral del comercio y, posiblemente, aportar iniciativas que contribuyan a su eventual rediseño, al menos en aquello que se considere necesario para su eficacia.

Cabe recordar que la historia del camino que condujo al desastre de la Segunda Guerra Mundial ilustra sobre el impacto negativo en la gobernanza global que puede resultar de una erosión pronunciada del marco institucional del comercio mundial.

El autor es director de la Maestría en Relaciones Comerciales Internacionales de la Untref

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?