La Nueva Ola: Las Bistecs

"Nuestro objetivo era disgustar", dicen Las Bistecs desde Barcelona
"Nuestro objetivo era disgustar", dicen Las Bistecs desde Barcelona Crédito: Colectivo Under
Un dúo de universitarias españolas sin formación musical quieren molestar con su “electro-disgusting”
Gabriel Orqueda
(0)
29 de marzo de 2017  • 16:26

“Estamos decepcionadas de haber gustado tanto”, dicen Alba Rihe y Carla Moreno. “Nuestro objetivo era molestar”. En menos de tres años haciendo videos y canciones como Las Bistecs, sumaron más de 2 millones de views en YouTube y una fanbase en expansión que les aseguró lugares en el Sónar y el Primavera Sound. “Salimos a la calle con el pelo grasiento y la gente nos para para hacerse una foto con nosotras. No nos gusta. No obstante, nos encanta saber que la gente entiende nuestro mensaje.”

Fue mientras Alba estudiaba Bellas Artes y Carla, Cine que se dieron cuenta de que había un “potencial bizarro” en su amistad. Dicen que Las Bistecs “son fruto de la noche, como todo lo bueno”. Empezaron a subir sus primeras canciones a Soundcloud en 2013 autodefinidas como “electro-disgusing”. “Para que lo entendáis al otro lado del charco, es como si te comieras tres alfajores de golpe: el primero te encanta, el segundo te satura y el tercero te provoca náuseas”, dicen. “Ahora, tienes azúcar para todo el mes”.

El año pasado editaron Oferta, su debut, con hits rompepistas como “Universio” e “Historia del Arte”, en la tradición del electroclash ibérico de Putilatex, pero con un twist feminista, o como ellas dirían “chochocéntrico”. En el video de “Señoras bien”, su mayor hit, se les nota la sensibilidad y el humor almodovariano, entre la crítica y la celebración de la estética del exceso. “Hay muchas ‘Señoras bien’ en España, las que mejor las representan son las políticas adineradas del Partido Popular de España”.

La nula formación musical de Alba y Carla no fue impedimento para manifestar su fuerte punto de vista. De hecho dicen que su leitmotiv es ‘no sabemos cantar, no sabemos bailar, no tocamos ningún instrumento’. “Cabe decir que Adrià Gil, nuestro tercer bistec en la sombra, domina el beat y vive rodeado de cables y sintetizadores”, dicen sobre su productor musical.

Mientras engrosan su agenda para el resto de la temporada, los fans sudamericanos arman peticiones de change.org para que vengan a dar su show. “Seguid teniendo tan mal gusto, a ver si convencéis a alguien que nos pague el pasaje.”

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.