13 Reasons Why: la nueva serie para adolescentes de Netflix

Clay Jensen (Dylan Minette) y Hannah Baker (Katherine Langford) son los protagonistas de 13 Reasons Why
Clay Jensen (Dylan Minette) y Hannah Baker (Katherine Langford) son los protagonistas de 13 Reasons Why
Selena Gomez produce esta nueva apuesta de la plataforma, que tiene ganadores del Oscar y del Pulitzer en su equipo creativo
María Fernanda Mugica
(0)
31 de marzo de 2017  • 14:38

NUEVA YORK -. Hubo un tiempo en que hacer televisión era considerado un trabajo menor en Hollywood. Desde hace algunos años que esto no es más así: la pantalla chica cobró importancia y un lugar de privilegio en la cultura popular. Tanto que hasta una serie dedicada al público adolescente o joven adulto puede resultar un proyecto de perfil alto, realizado por un equipo de que combina nombres reconocidos con profesionales prestigiosos.

Es el caso de 13 Reasons Why, la serie dedicada al público juvenil que Netflix estrena hoy. Esta adaptación del libro escrito por Jay Asher tiene a la actriz y cantante Selena Gomez como productora ejecutiva; a Tom McCarthy, realizador de En primera plana (ganadora del Oscar a Mejor Película de 2016) como director de los primeros episodios; y a Brian Yorkey, ganador del Pulitzer y el Tony por su obra Next to Normal, como adaptador.

Todos ellos se presentaron en un encuentro con la prensa internacional organizado por Netflix en Nueva York, del que participó La Nación, en el que hablaron sobre los motivos que los llevaron a embarcarse en este proyecto que trata sobre un chico, Clay Jensen (Dylan Minette), que recibe 13 cassettes en los que su compañera de colegio Hannah Baker (Katherine Langford) explica las razones que la llevaron a suicidarse.

El equipo de 13 Reasons Why: Brian Yorkey, guionista; Dylan Minette (Clay); Katherine Langford (Hannah); Tom McCarthy, director; Selena Gomez, productora ejecutiva; Mandy Teefey, productora ejecutiva; y Jay Asher, autor de la novela en la que está basada la serie
El equipo de 13 Reasons Why: Brian Yorkey, guionista; Dylan Minette (Clay); Katherine Langford (Hannah); Tom McCarthy, director; Selena Gomez, productora ejecutiva; Mandy Teefey, productora ejecutiva; y Jay Asher, autor de la novela en la que está basada la serie

Selena Gomez leyó el libro cuando tenía 16 años y estaba haciendo su serie Wizards of Waverly Place. Fue un regalo de su mamá, Mandy Teefey, quien también figura como productora ejecutiva de la serie, quien pensó que podría interesarle a la joven actriz como material para desarrollarlo como una película y protagonizarla.

“Me pareció interesante para mis fans -dice Selena-. Todo el tiempo me encuentro con chicos que son muy auténticos y me cuentan lo que les pasa y cómo se sienten. Pero a medida que se desarrolló el proyecto no puedo ver a nadie más que a Katherine interpretando a Hannah”

Después de muchos intentos frustrados de realizar la adaptación, el equipo de madre e hija se juntó con Yorkey, que había leído la novela unos años antes por recomendación de su sobrina adolescente.

“Cuando terminé de leer pensé en gente con la que fui al colegio y a la que, tal vez, no traté tan amablemente como podría haberlo hecho; personas a las que les hice cosas que pueden haber afectado su vida de formas en las que nunca había pensado -dice el autor-. Me pareció un libro muy poderoso”. Cuando le hablaron de la posibilidad de adaptarlo para la pantalla chica se entusiasmó aún antes de conocer todos los detalles. “Es una historia importante y merece ser contada”.

A McCarthy le llamó la atención la forma entretenida en la que la novela habla sobre temas muy difíciles como el suicidio y el abuso sexual y emocional. “Lo de los cassettes es una idea genial -dice el director-. Usar lo analógico para mandar un mensaje a la gente joven que está tan conectada de forma digital. Tengo dos hijas y me pareció que esto es muy relevante. Ahora, en este momento de los Estados Unidos, se siente aún más relevante”.

Al explicar su trabajo en la serie, el realizador de En primera plana deja en claro que detrás de 13 Reasons Why hay una intención de hacer una obra de calidad y no menospreciar al público joven a la que está dirigida.

“La forma en que adaptó Brian el libro nos permitió tener una variedad de texturas, que convivan el humor y el drama, las cosas raras que hacen a la secundaria tremendamente divertida y también las trágicas que hacen que sea una experiencia tan difícil -cuenta McCarthy-. Pudimos explorar eso y además ver qué es lo que pasa por las cabezas de los distintos personajes. Más allá de todo eso, los que hicimos la serie estábamos alineados en la idea de que fuera algo sofisticado, elegante, real y honesto. El paladar de los jóvenes de ahora es increíblemente sofisticado. Quisimos crear algo que no fuera de ninguna manera condescendiente ni fácil”.

Para cuando se pudo hacer realidad su sueño de adaptar el libro, Selena ya era muy grande para interpretar a Hannah. Sin embargo, quiso continuar involucrada en el proyecto porque lo siente como algo muy personal.

“Cuando empezó la producción yo estaba pasando por un momento muy difícil -dice la actriz y cantante-. Estuve lejos durante 90 días (en rehabilitación) y conocí a un montón de chicos que hablaban sobre el tipo de cosas que les pasan a los personajes de la serie. Yo tuve que lidiar con estas cosas en una escala diferente, ya fuera con los chicos que estaban creciendo en la secundaria más grande del mundo, que es el Disney Channel, y los adultos que tenían el atrevimiento de decirme cómo tenía que vivir mi vida. Fue muy confuso para mí, todavía no sabía quién era ni quién quería ser. Por eso me tocó tan de cerca el libro, quise seguir con el proyecto en cualquier capacidad y nunca hubiese dejado que alguien nos lo sacara a mi mamá y a mí. A los chicos no les importan los mensajes de empoderamiento, tienen que ver algo que los conmueva, que los asuste y seguir a personajes como estos, de los que estoy segura que se van a enamorar. Daría lo que fuera por poder ser una buena influencia para esta generación”.

Además de su experiencia personal fue la cercanía con sus fans lo que incentivó a la actriz a trabajar para llevar a la pantalla esta historia, porque siente que es lo que los adolescentes necesitan ver.

“Nunca quise parecer una persona inalcanzable, ni alguien que tiene todo resuelto -dice Selena, que por estos días acompaña en nuestro país a su pareja, Abel Tesfaye, conocido como The Weeknd, que se presentará en el Lollapalooza-. Tengo conversaciones con mis fans y me confían sus historias porque creo que me ven como una persona honesta. Me guste o no muchos han visto mis errores y lo tengo que usar para algo bueno. Está muy difícil todo ahora. No aguanto las redes sociales y lo que se piensa que es la realidad. Los chicos quieren conectarse pero es difícil cuando estás mirando tu teléfono todo el día y perdiéndote tu propia vida”

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.