Suscriptor digital

Cómo armar un negocio a partir del "último primer día" de clases

Little Blue vendió 34.000 buzos de egresados en 2016; este año aspiran a vender 50.000 y exportar a otros países de América latina
(0)
3 de abril de 2017  • 17:59

Entrevista a Santiago de Pamphilis

06:05
Video

Little Blue, la empresa creada por Santiago de Pamphilis nace a partir de la moda de diseñar una prenda distintiva para cuando los chicos terminaban el colegio. En ese momento no había una empresa que se dedique especialmente a producir esas prendas. "La gente llegaba a la modista de bario o gente que estafaba a los chicos porque vendía el producto a un alto costo y con baja calidad; había un nicho para hacerlo bien y terminar con los problemas de los egresados" dijo de Pamphilis a LA NACION.

Hace unos años la moda cambió y pasó de ser un producto para el viaje de fin de curso a una necesidad para el "UPD" como se conoce a la celebración del "último primer día". Los chicos quieren tener su identificación para la celebración del comienzo de clases y necesitan una buena calidad para mantener el abrigo durante todo el año.

En números, Little Blue no para de crecer: el primer año vendieron a 11 colegios, el segundo 47 y hoy están por cerrar la temporada más alta con 75 colegios en un día. "Estamos apuntando a vender unos 50.000 buzos, el año pasado vendimos 34.000, es una apuesta fuerte", dijo de Pamphilis.

Los emprendedores tuvieron que enfrentar una crisis de venta, ya que un año vendieron tanto que no tenían capacidad productiva para entregar la cantidad de buzos y camperas. Quisieron manejar su propia producción pero la estacionalidad del producto no les permitió mantener la fábrica durante todo el año. "Por suerte vamos medio a contramano de lo que es el mundo de la moda, buscamos alguien donde nuestros meses con alta productividad sean los de baja actividad para ellos" explicó el emprendedor.

Si bien la empresa arranco vendiendo a un segmento de clase más alta hoy en día le vende a chicos de todo el país y de todos los poderes adquisitivos. "Hay pueblos donde los chicos, para poder ir a pagar el buzo tenían que manejar 100km y estamos llegando hasta esa gente. Queremos que cualquier chico que se egrese en la Argentina pueda tener su buzo de egresados que lo pueda elegir y diseñar", dijo el fundador de la empresa.

Para futuro proyectan expandirse al resto de la región. "Estamos recibiendo varios pedidos de Latinoamérica, de Colombia, Perú, Ecuador", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?