Masters de Augusta: los altibajos no dejan despegar a Grillo, que debe ajustar detalles para su consolidación

Envuelto en vaivenes que demuestran su calidad y despiertan dudas, el argentino lamentó no haber aprovechado las buenas condiciones climáticas para reacomodarse; está con +6, lejos de los punteros (-6)
Gustavo González
(0)
9 de abril de 2017  

Grillo estuvo inestable
Grillo estuvo inestable Fuente: AFP

AUGUSTA, Estados Unidos.- Las cosas están casi como entonces para Emiliano Grillo , en el tablero del 81° Masters, con 6 golpes sobre par, uno más de lo que tenía al comenzar su actuación a las 12.40 la Argentina, y 212 en total al finalizar la tercera jornada. Lejos de los punteros, que terminaron con -6 (200). No se podía pedir mucho más después de un comienzo errático, con un bogey y un doble bogey en los hoyos 2 y 3, los que le dieron más problemas desde el jueves. Ni siquiera en la tarde que ofrecía las mejores condiciones de clima, con sol, sin viento y más templada que las anteriores, el chaqueño consiguió evitar esos dolores de cabeza. Los altibajos volvieron a hacerse presentes.

Después, por un rato, estabilizó su juego, en especial a partir del birdie en el 5, con lo que se ubicaba +2 dos en el día y +7 en el campeonato. Las malas salidas hicieron que el chaqueño entrara en un bache del que para su fortuna pudo salir rápidamente. Sólo anteayer, cuando hizo la mejor vuelta del campeonato, no subió en esos hoyos. "En el 2 tiré los tres días a la izquierda y eso se paga caro. Hay que ir a la derecha, nunca a la izquierda. Tiré siempre con el mismo drive, todo igual, no hubo motivos para cambiar, sólo que salió para el lado que no debía". La pelota se le fue a la izquierda con el drive y quedó entre los árboles, sobre ese colchón de ramitas secas que amortigua la caída de las piñas que salen de las copas, y Grillo caminó hacia ella con una sonrisa nerviosa y mirando hacia el público, como si algo hubiera perturbado su concentración justo en la parte fuerte de su juego en estos días.

Después, el doble bogey del 3. "Es un hoyo difícil y la bandera estaba en el lugar más peligroso del green (bien en la entrada, a la derecha); fallé la salida por donde no debía, el segundo tiro, el tercero, el cuarto y el quinto también. Fueron cinco tiros bastante malos, así que un doble bogey era esperable después de tanto errar.

La cuestión parece estar en los ajustes, en darle continuidad a los buenos momentos que le ofrece el juego a Grillo. Los dos primeros días, lo que se vio fue un vaivén entre salidas y approaches bien dirigidos, que dejaban la pelota en inmejorables posiciones, combinados con falta de precisión en el green, esto último casi una regla general ante hoyos que parecían atraer los golpes y hacerse a un lado en el momento de ingresar la pelota. Ayer, el putt mejoró, pero el resto del juego de Emiliano decayó.

-¿Veías un final como el que tuviste cuando terminaste la ida?

-No, uno trata de hacer lo mejor posible en cada hoyo; si sale, bien, y si no, se intenta en el siguiente. Si no salía ese birdie en el 18 lo iba a seguir intentando mañana en el 1.

-¿Ese putt (de más de dos metros) fue el mejor de los tres días?

-Es posible y fue un buen final. Pero como se presentó el día, impecable, fue una lástima que no lo aprovechara más. Las condiciones estaban perfectas.

Queda un día, la cuarta rueda del Masters. Emiliano lo toma con calma. "Esperamos que sea un día parecido al de hoy. Por lo visto va a hacer más calor, así que va a estar mucho mejor, va a ser un hermoso domingo del Masters". ¿Es un día especial también para la alimentación?, se le pregunta. "Es igual que el resto de los días, la única diferencia es que es un Major. Todavía soy joven, no tengo que cuidarme en nada. Como lo que puedo, lo que haya".

Sobre el Pato Cabrera y su salida del torneo, Grillo prefiere no opinar: "Lo vi un minuto después de jugar y no le pregunté mucho. Es una semana mala, dos días imposibles y no fue el único; hay varios del top ten que tampoco pasaron el corte".

Quedaba por ver en qué momento del domingo saldría a la cancha Emiliano. "Esperemos que no tan temprano como hoy, que sea un poco más tarde así podemos disfrutar más del día", decía, riéndose. Le tocará salir a las 11.25 (12.25 de la Argentina), con el inglés Matthew Fitzpatrick. Tratará de disfrutarlo igual.ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.