Luisana Lopilato retomó el rodaje de Los que aman odian

Habló de la recuperación de su hijo Noah y de la vuelta al trabajo; el film, que dirige Alejandro Maci, se estrena en septiembre
(0)
11 de abril de 2017  

Lopilato y Francella, los protagonistas del film
Lopilato y Francella, los protagonistas del film Crédito: Gerardo Vercovich

Luisana Lopilato volvió al país y al trabajo luego de que su hijo mayor, Noah Bublé, respondió bien al tratamiento contra el cáncer de hígado que se le realizó en los últimos meses. Tanto Michael Bublé, su esposo, como la actriz habían hecho un paréntesis en su carrera para dedicarse a acompañar al pequeño. Recién cuando llegó la noticia de que el tumor había podido ser eliminado, el músico y su mujer retomaron sus compromisos laborales.

A poco de haber vuelto a rodar el film Los que aman odian, basado en la novela del mismo nombre escrita por Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares, que había sido suspendido hace cinco meses cuando trascendió la enfermedad de Noah, Lopilato aprovechó la conferencia que anunció la continuación de la filmación para agradecer las muestras de apoyo que recibió: "No quiero dejar de agradecerles a todos por estar, por venir, por el respeto. Quiero agradecer a la gente por el apoyo, por las cadenas de oraciones que hicieron, por el amor. Quiero que sepan y transmitirles que todo llegó, que nos ayudó muchísimo para seguir adelante. Quiero compartir con ustedes que gracias a Dios mi hijo está bien. Por supuesto es un proceso largo, Noah tiene que seguir con controles, pero estamos muy felices. Tenemos muchas ganas de pensar en el futuro, de ver a nuestros hijos crecer, y es difícil hablar. Sepan entender que es todo muy reciente, que todavía sigo un poco sensible con el tema", dijo la actriz.

Además les dedicó unas palabras a sus compañeros de elenco, que decidieron frenar el proyecto hasta que ella pudiera retomar las grabaciones. "Tampoco quiero dejar de agradecer a mis compañeros, a mi director [Alejandro Maci], a Guille [Francella], a todo el equipo, a la productora, porque no sólo creyeron en mí, sino que también me esperaron para que pueda terminar esta película que amo y que amé desde el principio."

El film, una adaptación que hicieron Maci y Esther Feldman de la única novela que escribieron juntos Ocampo y Bioy Casares, cuenta el derrotero del doctor Enrique Hubermann (Francella). Huyendo de un amor conflictivo, Hubermann se refugia en un viejo hotel de playa en el que queda atrapado cuando una fuerte tormenta se desata en la zona, aunque antes llega a él esa mujer que quería olvidar, el papel que interpreta Lopilato.

"Pude volver con ganas. Ver a mi hijo crecer, verlo feliz me dio fuerzas para volver a terminar esta película", añadió Lopilato, para luego agregar: "Estamos bien, estamos transitando esta nueva etapa. Hay que ser positivos y hay que seguir de a poquito retomando la vida y demostrándole a mi hijo que hay un futuro. Disfrutar de los momentos lindos, que al final, cuando todas las luces se apagan, lo importante es lo que tenemos en nuestra casa", concluyó la actriz, cuyas escenas en la película se completarán para que se estrene en septiembre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.