Suscriptor digital

Inauguraron la autopista entre Flores y el Riachuelo

(0)
9 de junio de 2000  

El gobierno porteño inauguró ayer la primera etapa de la autopista AU7, construida por la empresa Autopistas Urbanas SA, AUSA, que no cobrará peaje. La vía tiene 3,7 km de extensión total, pero por ahora sólo se habilitó el sector que une al Bajo Flores con la avenida Roca, en Villa Soldati.

Dentro de dos meses, cuando se termine la construcción del puente sobre el arroyo Cildáñez, será habilitado el tramo que unirá la avenida Roca con la avenida 27 de Febrero, según lo informó Abel Fatala, secretario de Obras Públicas porteño.

"Esta obra aliviará el ingreso y egreso de la ciudad por el Sur y, al mismo tiempo, evitará que el tránsito pesado circule por las calles de este sector de Buenos Aires", dijo el jefe de Gobierno, Enrique Olivera, durante el acto de inauguración.

La construcción de la AU7, que había sido suspendida en 1982 -dos años después de su inicio-, recomenzó en septiembre de 1998 y demandó una inversión de 14,5 millones de pesos.

Los vecinos de Flores recibieron la iniciativa con entusiasmo y ven en la autopista la posibilidad de "cambiar la cara" a la zona.

Aldo Galladea, residente en el barrio desde hace 54 años dijo a La Nación : "Cuando vine a vivir acá esto era un baldío, había basura por todos lados y estaba lleno de ratas. Gracias a la obra mejoró toda la zona y el aspecto del barrio, se incrementó la iluminación y se revalorizaron las propiedades".

Rosana Junqueire, que atiende un quiosco en la zona, dijo que "por suerte la AU7 es un hecho, hace dos años esto era una boca de lobo y la calle Lacarra estaba tapada por desperdicios".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?