Una bomba en manos de los generales

El lanzamiento de la MOAB no requería el permiso de Trump
(0)
15 de abril de 2017  

WASHINGTON (AP).- El comandante norteamericano en Afganistán que ordenó anteayer lanzar la "madre de todas las bombas" para atacar un bastión del grupo Estado Islámico (EI) no requería de la aprobación del presidente Donald Trump, dijeron ayer voceros del Departamento de Defensa norteamericano.

Los funcionarios informaron que el general John Nicholson cuenta con autoridad para el uso del dispositivo. Es la bomba no nuclear más grande que se haya usado en combate y se encontraba en Afganistán desde enero.

El uso de la bomba generó una enorme atención, pero su objetivo en el ataque del jueves fue relativamente mundano bajo los estándares militares: destruir un complejo de túneles y cuevas utilizado por combatientes de EI en una remota región montañosa ubicada en el este de Afganistán.

Sin embargo, Nicholson tenía un objetivo adicional en mente, de acuerdo con un funcionario que habló bajo condición de anonimato, quien dijo que el general quería demostrar a los líderes de la filial de EI en Afganistán su determinación para eliminar la amenaza militar del grupo.

El funcionario subrayó que el uso de la bomba no tenía intención de enviar un mensaje a ningún otro país, incluyendo a Corea del Norte, como sostienen los expertos en asuntos militares.

El nombre oficial de la bomba es Dispositivo Masivo de Explosión Aérea (MOAB, por sus siglas en inglés, de donde deriva el apodo "mother of all bombs", la madre de todas las bombas). Fue lanzada en un complejo de túneles en la provincia de Nangarhar, fronteriza con Paquistán.

Al contrario de las MOAB, sin embargo, el potencial lanzamiento de armas nucleares sí requiere de la autorización expresa del presidente de Estados Unidos.

La fuerza aérea calcula que cada MOAB tiene un costo de construcción de 170.000 dólares. No ha dicho cuánto costó su desarrollo ni cuántas existen en su arsenal, pero sí que cada artefacto tiene 11 toneladas de explosivos.

Tras el lanzamiento de la MOAB, Rusia reveló que cuenta con una bomba cuatro veces más potente que la norteamericana, "el padre de todas la bombas".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.