Los peritajes comprometen sólo a Wagner en el crimen de Micaela

El jefe de la policía científica de Entre Ríos aseguró que aún no se pudo encontrar rastros de otro atacante; dictaron la prisión preventiva contra el sospechoso
(0)
15 de abril de 2017  

Las pruebas científicas empiezan a tomar mayor peso en la acusación contra Sebastián Wagner. Los peritajes lograron establecer que Micaela García estuvo en el automóvil del imputado por su violación y asesinato en la ciudad entrerriana de Gualeguay. También, el laboratorio policial de Entre Ríos pudo fijar indicios seguros de la presencia de ese vehículo en el lugar donde el sábado pasado fue encontrado el cuerpo de la joven de 21 años. Los peritos no encontraron, por el momento, rastros de la presencia de otro atacante. Los datos comprobados apuntan sólo a Wagner.

Los peritajes comprometen sólo a Wagner en el crimen de Micaela
Los peritajes comprometen sólo a Wagner en el crimen de Micaela

"Científicamente no se puede probar que hubo otra persona dentro del vehículo. No encontramos otro indicio ya que el auto fue prolijamente lavado en su interior", aseguró el comisario Ángel Iturria, director de Criminalística de la Policía de Entre Ríos.

En su declaración indagatoria, Wagner había señalado como cómplice del ataque a Néstor Roberto Pavón, el dueño del lavadero de automóviles en el que trabajaba. Según fuentes policiales citadas por la agencia DyN, el principal sospechoso aceptó su participación en la agresión sexual, pero apuntó contra su empleador como responsable del homicidio de Micaela. Las pruebas, por el momento, no respaldan sus dichos.

De todas maneras, la fiscalía podría cambiar la imputación sobre Pavón, hoy acusado y detenido por encubrimiento, para habilitar su declaración indagatoria. En cambio, el juez de Garantías de Gualeguay, Sebastián Elal, dictó la prisión preventiva a Wagner por "el abuso sexual con acceso carnal y el posterior homicidio calificado por alevosía, por femicidio y criminis causae de Micaela García, ocurrido el pasado 1° de abril".

Importante testimonio

Entre las principales pruebas que incriminan a Wagner figura el contenido en la bolsa de aspiradora secuestrada en la casa del sospechoso. Allí se hallaron cabellos de Micaela. El jefe de la policía científica entrerriana informó que esos elementos fueron encontrados después del testimonio de la concubina de Wagner. Esa mujer, según el relato de Iturria, indicó que su hijo había limpiado el Renault 18 de Wagner por pedido de éste y que para eso utilizó una aspiradora que aún se encontraba en su casa.

Tras escuchar a la pareja del sospechoso, la fiscalía ordenó el decomisó de ese material.

El comisario Iturria aseguró que los cabellos encontrados allí eran sin duda de Micaela, pero que otros elementos aumentaron el valor de esa prueba contra Wagner. El perito policial informó que también se verificó que la vegetación encontrada en la aspiradora corresponde a la observada en el descampado donde fue abandonado el cuerpo de Micaela. "Podemos establecer que Micaela estuvo en ese auto y que ese vehículo estuvo en el lugar en el que se encontró el cuerpo", dijo Iturria a LT39 Radio Victoria.

"Lo más probable es que la violación y el asesinato se hayan producido dentro del coche y después se haya buscado un lugar para deshacerse del cuerpo", agregó el jefe de los peritos policiales de Entre Ríos.

Ese Renault 18 fue clave para dar con el sospechoso del crimen de Micaela, ya que apareció en las imágenes de cámaras de seguridad que registraron el paso de la joven en la madrugada del sábado 1° de abril, cuando volvía a su casa en Gualeguay tras salir del boliche King.

Al vincularse a Wagner con la por entonces desaparición de Micaela se renovó la polémica sobre las salidas anticipadas de condenados, ya que el ahora imputado estaba condenado a nueve años de prisión por dos violaciones y recibió, en julio pasado, el beneficio de la libertad pese a informes desfavorables del servicio penitenciario de Entre Ríos y de la fiscalía.

El juez Carlos Rossi, que dejó libre a Wagner, pidió licencia tras la repercusión del caso. Incluso el presidente Mauricio Macri pidió la renuncia del magistrado.

La conmoción social que provocó el crimen de Micaela quedó reflejada ayer en el mensaje del obispo de Quilmes, monseñor Carlos Tissera, que dijo tener presente a esa joven al recodar "a tantas mujeres que han sido y son víctimas de la violencia".

Intentó cubrir sus huellas con una aspiradora

Un cabello de Micaela aparece como prueba clave

Sebastián wagner

Acusado de homicidio

  • El juez de Garantías de Gualeguay, Sebastián Elal, dictó ayer la prisión preventiva de Sebastián Wagner por "el abuso sexual con acceso carnal y el posterior homicidio calificado por alevosía, por femicidio y criminis causae de Micaela García".
  • En la declaración indagatoria, Wagner reconoció su participación en el ataque contra Micaela, pero apuntó contra Néstor Roberto Pavón, como responsable del homicidio de la joven. Pavón está detenido por encubrimiento.
  • Los peritajes señalan, por el momento, sólo la responsabilidad de Wagner. En una aspiradora encontrada en la casa del sospechoso, y que fue utilizada para limpiar el interior de su vehículo, fueron encontrados cabellos de Micaela.
  • Wagner había sido condenado a nueve años de prisión por dos violaciones y fue beneficiado en julio pasado con la libertad anticipada por decisión del juez Carlos Rossi.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?