Suscriptor digital

Madura el KO: Volver a empezar

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
(0)
15 de abril de 2017  

Cuando el popular compositor argentino Alejandro Lerner estrenó "Volver a empezar", en 1999, para la ficción televisiva "Campeones", en la que el actor Osvaldo Laport personificaba a un boxeador veterano, terco a sucumbir en su último tiempo de carrera, quizás intuyó que mas allá de su obra musical había gestado un armónico mensaje para todos aquellos - pugilistas incluidos- que se encontraban prestos a afrontar un prueba crucial y decisiva. En la vida y en el ring.

Las realidades del chubutense Lucas Matthysse y el bonaerense Jesús Cuellar, quienes viajaron a Los Ángeles el lunes último para mejorar sus entrenamientos y ultimar sus separaciones, son merecedoras del contenido de aquella exitosa canción.

Ya no son campeones ni boxearán por las bolsas tentadoras por las cuales compitieron. Ni Cuellar tendrá en vilo al país como lo tuvo en su última pelea con el mexicano Abner Mares, cuando rozando el medio millón de dólares de cotización resignó el título mundial pluma (AMB), ni Matthysse contará con la atención multitudinaria que registró hace 17 meses, cuando fue noqueado por el ucraniano Viktor Postol, quedándose sin nada.

Con la intervención de su promotor, Oscar de la Hoya, sobre la nueva conformación de su equipo, Matthysse varió -radicalmente- su sistema preparatorio. Sobre todo, en este período cercano, al match con el norteamericano Emanuel Taylor, una aceptable primera serie, el 6 de mayo próximo, en Las Vegas.

Lucas, de 34 años, ex campeón welter jr (CMB) -en calidad de interino-, aceptó ahora, con la conducción técnica del mexicano Joel Díaz, un cambio rotundo en su modo de entrenar: aumentará 3 kilos en su peso y debutará como welter con un régimen preparatorio ajeno a sus gustos: en el exterior, con otras obligaciones y mayores exigencias. Sabe que este combate será a todo o nada. Sobrevida o retiro. De él dependerá.

Cuellar, de 30 años, ratificó su continuidad junto al técnico norteamericano Freddie Roach en gimnasios de California. Ya no es campeón y deberá tener cautela en el modo de retornar. Muchos jóvenes en ascenso buscarán enfrentarlo como "probador", pero en la sagacidad de su representante y en la elección de rivales convenientes estarán las claves para reubicarlo en los primeros puestos del ranking de su nueva división: liviano jr.

Ambos saben que deberán recuperar, con mucho esfuerzo, gran parte del terreno perdido. Nunca fue fácil volver a empezar, en el mundo del boxeo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?