El universo de Britney Spears, a través de sus tatuajes

Britney Spears, en 2003
Britney Spears, en 2003 Fuente: Archivo
El camino recorrido por la cantante podría explicarse a través de los símbolos y dibujos elegidos en cada momento de su carrera
(0)
30 de abril de 2017  • 00:34

Como una forma de expresión o identidad, los tatuajes son significativos para quien los porta y suelen decir mucho de la persona. Por eso, más allá de la moda, estos símbolos, imágenes o palabras impresos en la piel reflejan la singularidad de cada quién. Bienvenidos sean entonces, al universo Britney, a través de sus tatoos...

En la espalda. El 2 de diciembre de 1981 nació una beba rubia y sonriente llamada Britney Jean Spears , que se convertiría en una estrella pop internacionalmente famosa. Su inclinación artística fue clara desde el inicio. Los actos escolares fueron su primer escenario, pero ya a los 8 años se presentó a Disney a una prueba para presentar el Club de Mickey Mouse. Y aunque no obtuvo el puesto, los evaluadores la ayudaron a entrar en el Off-Broadway Dance Center y la Professional Performing Arts School, ambas escuelas en Nueva York, donde empezó a escribir la historia de su éxito. Será por eso, que la joven Britney siempre creyó en la magia y quiso sellar eso con un tatuaje a los 18 años. La cantante, amante de las hadas, inscribió para siempre en la parte baja de su espalda el dibujo de un hadita empuñando su varita mágica.

Britney Spears y la magia
Britney Spears y la magia

En la cadera. En 2001, la cantante eligió tatuarse muy cerca del hueso de la cadera el signo chino de Kanji que significa “misterio“, pero cuando supo que en japonés se traduce como “extraño“, quiso convertirlo en una flor. En el costado opuesto, lleva impresa una cruz que se hizo diseñar en 2007, antes de uno de sus ingresos a una clínica para desintoxicarse.

Un tatuaje con varios significados...
Un tatuaje con varios significados... Crédito: Instagram

En el pie. En 2003, Britney lanzó su disco In the zone y se dio el lujo de interpretar un tema junto a su admirada Madonna ("Me against the music"). Ese mismo año se tatuó en su pie unas flores que adornan su empeine y una mariposa negra en un extremo. Esa época marcó un hito en su carrera y mostraba que la artista dejaba atrás su adolescencia para convertirse en una mujer. Esa transformación simbolizaría la mariposa. En noviembre de ese año, mostró, orgullosa su nuevo tatuaje en el programa The Tonight Show with Jay Leno.

El tatuaje en el pie
El tatuaje en el pie Fuente: Archivo

En el brazo. Es conocido que el 7 es su número de la suerte, pero se presume que el tatuaje que muestra la imagen de un par de dados en su muñeca izquierda sumando esa cifra es también un símbolo con su pareja de entonces, el bailarín Kevin Federline. ¿Por qué? Porque su esposo en aquel momento también llevaba un idéntico dibujo. Padre de sus dos hijos, sólo estuvieron casados dos años, de 2004 a 2006. Con ruptura tormentosa incluída y la conocida historia de Britney abrumada por las múltiples adicciones de las que ahora se encuentra libre, no debe ser uno de sus tatoos preferidos. Eso sí, el ex marido terminó confesando que se aprovechó de ella y al fin y al cabo, luego de divorciarse se liberó de él para siempre. A eso sí podemos llamarle... ¡suerte!

Britney Spears
Britney Spears

En la nuca. Durante 2004, Britney se convirtió en seguidora del Kabbalah, una antigua tradición filosófica que enseña cómo vivir en armonía y abundancia con el universo. De esta forma, se hizo el tatoo que lleva en la nuca, que es una palabra hebrea sanadora. La vida de la diva se había vuelto un caos por el acoso de millones de fans y a fin de ese año sacó un disco My Prerogative, con temas que criticaban lo que estaba viviendo en aquel momento.

El tatuaje de Britney
El tatuaje de Britney

En el otro brazo. A finales de 2007 todos la recordamos rapada y fuera de sí. Fue cuando se hizo un de sus tatoos favoritos, el beso rosa en la muñeca derecha. Quizá buscando desesperadamente regresar a los años de esplendor, con esa rúbrica con la que las divas se comunican con sus fans cuando todo es amor y admiración. Este tatuaje se lo hizo en su época de mayor descontrol, cuando estaba abrumada por su divorcio, por su maternidad y por tener que lidiar con la prensa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?