Los Fabulosos Cadillacs y un show por los inundados de Comodoro Rivadavia

Crédito: Santiago Filipuzzi
La banda comandada por Vicentico tocó ante 25 mil personas en los Bosques de Palermo bajo el hashtag #FuerzaComodoro
(0)
23 de abril de 2017  • 14:09

Los Fabulosos Cadillacs se suben al escenario ubicado en los Bosques de Palermo como semanas atrás lo hicieron en el Madison Square Garden en Nueva York. Esta vez lo hacen a cambio de donaciones para los inundados de Comodoro Rivadavia. Arrancan minutos antes de las 7 de la tarde, suenan "El aguijón", "Mi novia se cayó en un pozo ciego", "Demasiada presión" . Y las más de 25 mil personas que se acercaron a Figueroa Alcorta y Dorrego van entrando en calor. Esta vez, no hay tiempo para seguir presentando su último disco La salvación de Solo y Juan sino para recorrer los hits de su carrera en un show que duraría una hora y media y cerraría con el Himno Nacional.

Padres e hijos, como Fabián Vorraber y Uma, un bombero voluntario con familia en Trelew, bailan mientras suena "El genio del Dub" y el ska contagia con su voz de reclamo. Ellos llegaron temprano con bidones de agua para ayudar a los damnificados tras la emergencia hídrica del sur de Chubut que tuvo lugar tres semanas atrás."Es una alegría para nosotros de alguna manera aunque sea pequeña ayudar", dice Vicentico quien junto a Flavio Cianciarulo arengaron a la gente con mensajes para que fuera con sus donaciones. "Necesitamos pañales y agua mineral", pedía el bajista de los Cadillacs. También comodorenses radicados en Buenos Aires quisieron apoyar la iniciativa como Carolina Montes, de 37 años. "La verdad es que está buenísimo lo que está sucediendo acá. Estamos recibiendo ayuda de todos lados", dijo a LA NACION.

"Averno, el fantasma" y "La tormenta" son los únicos temas del último trabajo discrográfico de la banda que se escuchan, lo que sigue son clásicos como "Calaveras y diablitos", "Manuel Santillán, el león", "Mal bicho" y "Matador", en un set festivalero que calzó justo con la que esperaban los espectadores en un recital que nunca perdió el objetivo: ayudar a los que perdieron todo.

Aunque ya pasaron temas muy celebrados, en los bises hay más canciones efectivas. "Basta de llamarme así" (letra que escribió Vicentico para su hermana), "V Centenerio" y "Siguiendo la luna" funcionan como adelanto del explosivo final con un trío especial: "Vasos vacíos", "El satánico Dr. Cadillac· y "Oh Oh, Oh". Entre las buenas intenciones para los damnificados y una celebración musical, así cerró el festival con el lema #FuerzaComodoro y el Himno Nacional Argentino de fondo.

Además de la banda de Vicentico y Flavio Cianciarulo, sus hijos se sumaron con sus propios proyectos musicales. El grupo Visión, liderado por Astor, hijo de Flavio, y Callate Mark, por Florián Capello, heredero del cantante, hicieron su performance solidaria.

Entre los productos que fueron donados predominaban las botellas de agua mineral ante la emergencia de agua potable que se decretó en Comodoro Rivadavia por la rotura de caños. También entregaron pañales para chicos y artículos de higiene personal y de limpieza. En esta oportunidad ni alimentos perecederos ni ropas figuraban en los pedidos. El resultado colmó de satisfacción a los organizadores: las donaciones que llegaron lograron completar la capacidad de cuatro camiones, que se suman a 86 que ya habían completado durante las últimas semanas "Estoy exultante. [Los Fabulosos Cadillacs] son artistas muy importantes y de mucha sensibilidad. Mi súplica en lo personal es que se mantenga todo esto para que sientan el abrazo a Comodoro, no me olvido de Salta, Tucumán y Catamarca. Hubo siete provincias afectadas. Yo quería dar una señal así de fuerte", señaló a LA NACION el fundador de Red Solidaria, Juan Carr. La convocatoria no solo fue hecha por Red Solidaria, sino también por la ONG Mundo Invisible. Ambas tuvieron el apoyo de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el club River Plate y la productora Pop Art Music.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.