Días de remate, hora de compras

Alicia de Arteaga
Alicia de Arteaga PARA LA NACION
Pinceladas de buen gusto
(0)
26 de abril de 2017  

Gran expectativa en el mercado local por el arranque, hoy por la tarde, de la subasta de Bullrich, Guerrico & Wernicke con cuadros de la colección Lynch Uribelarrea. Precios tentadores en dólares para buenos cuadros de alto valor iconográfico, como la vista de la calle Florida del alemán Kaufmann y la estampa de la Casa Rosada y la Aduana Taylor, circa 1890, del francés Caussade, con valores cercanos a los 20.000 dólares.

La vedette de la subasta de BG&W es la escena costumbrista de Pueyrredón, pintor de las cosas nuestras, asociado a los precios récords, como los pagados hace tiempo en la casa J. C.Naón por Amalita Fortabat, Dos Capataces y Apartando en el Corral orillaron entonces el medio millón de dólares. El naranjero de este remate tiene un estimado $ 4,8 millones.

La semana próxima será el turno de Juan Antonio Saráchaga, que anticipa un plato fuerte con cuadros de las colecciones de Isabel Alvear y Martínez Carbonell, más una serie de lotes de procedencia privada notable. La identidad del coleccionista está guardada bajo siete llaves, pero basta decir que se trata del comprador de arte más importante del país. Un enamorado de los mármoles.

Pinturas de Del Prete, Aquino, Figari, Batlle Planas, Cogorno, Vidal, Nigro, Noé, Maccio, un Russo azul muy decorativo estimado en 860.000 y un ombú de la cotizada serie de Uriburu, valuado en 450.000 pesos. Se suma platería fuera de serie, esculturas de bronce, mármoles y cómodas de alta época que no se ven todos los días. Saráchaga rematará el martes 9 de mayo parte de la biblioteca de Antonio Carrizo. Recordar que las subastas se encuadran dentro del llamado mercado secundario, con obras que ya pasaron por galerías y que salen al ruedo en general procedentes de colecciones privadas.

Otro cantar es el mercado primario, el de las galerías, donde se comercializa arte contemporáneo. Este segmento, o al menos una selección de las galerías más activas, tuvo su prueba en la feria ARCO de Madrid, donde casi todos vendieron a los precios de plaza, que en la arena internacional son increíblemente bajos. Promedio entre 5000 y 20.000 dólares salvo cuando se trata de obras con la firma de un consagrado, caso Le Parc.

Para los galeristas locales, golpeados por males secuenciales como el cepo, los controles aduaneros y la presión impositiva, la gran fecha se acerca y es arteBA, que tendrá su preopening el 23 de mayo. No se descarta que esta 26a edición de la feria más famosa del Cono Sur reciba los beneficios del blanqueo. Despejando dudas, los dólares del blanqueo pueden movilizar el mercado de arte siempre y cuando se resuelva un tema clave, como es la libre circulación de obras, y, last but no least, que la voluntad de transparencia vaya acompañada de la baja del IVA, una batalla en la que están empeñadas desde hace tiempo también las galerías españolas. En el caso de las subastas, la operatoria habitual determina el 15% de comisión y el IVA sobre la comisión. El contexto internacional en lo que va del año confirma la fortaleza del arte contemporáneo, el liderazgo de Londres impulsado -curiosamente- por el Brexit.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?