Teatro San Martín, la eterna posibilidad de un renacimiento

Autoridades porteñas recorrieron las obras de reestructuración de las cuatro salas; ellos aseguran que la postergada y esperada reapertura será el 25 de mayo
Alejandro Cruz
(0)
26 de abril de 2017  

Como en una noche de estreno de obra de teatro (aún con el atraso de la hora pautada), bajan de la escalera de la Sala Martín Coronado hacia el hall del Teatro San Martín cuatro funcionarios de traje y cascos blancos secundados por 14 obreros de la construcción con sus cascos amarillos. En el centro está Horacio Rodríguez Larreta , jefe de gobierno de la ciudad; acompañado por el ministro de Cultura, Ángel Mahler ; el de Desarrollo Urbano, Franco Moccia, y el director general del Complejo Teatral de Buenos Aires, Jorge Telerman , organismo de quien depende la sala.

"Estamos cumpliendo con el compromiso de poder abrirlo para todo el público de la ciudad el 25 de mayo", afirmó el jefe de gobierno a 57 años de la inauguración de la sala y a un mes de cuando se reabra al público. En este mismo escenario y ante una puesta en escena similar, en junio del año pasado la fecha prometida fue marzo de este año, pero por diversos motivos no se pudo concretar. "Los muchachos me dicen que están haciendo un trabajo tremendo y que se está llegando a la fecha como lo hicimos con el Colón, con el Museo de Arte Moderno y con la Usina del Arte. Ahora le tocó al San Martín, una sala muy querida por todos los porteños", agregó. La otra sala del Complejo Teatral de Buenos Aires sobre la avenida Corrientes es la Presidente Alvear. En este caso deberá seguir esperando hasta fin del año próximo.

A su turno, y antes de que la corta conferencia de prensa derivara en temas de la actualidad, Moccia, del área responsable de la renovación tecnológica y puesta a punto de un edificio de alto valor patrimonial, apuntó que el costo total de inversión es de 400 millones de pesos.

En un apartado con LA NACION, Jorge Telerman dice: "Ni bien nos den la orden, arrancamos nosotros. Los tres elencos para las tres salas del San Martín están ensayando y la semana próximo ingresarán al Teatro". El cronograma original una vez que fue ajustada la fecha de reapertura de marzo a mayo también tuvo un atraso de dos semanas en lo que hace a la mudanza del plantel escenotécnico del Complejo. Hasta el viernes pasado hubo problemas con la electricidad que impidieron poner a prueba el complicado mecanismo de la sala principal. En off, trabajadores de la sala reconocen momentos de tensión. "Son los inconvenientes típicos de un final de obra. Todas tienen avatares y mucho más en una obra de este grado de complejidad y magnitud. Pero, Dios quiera, nada nos genera mucha zozobra."

Según lo previsto, el Teatro San Martín tendrá una fiesta cerrada de reapertura el 24 de mayo, la noche posterior será para público en general con una intervención de Pichón Baldinu, uno de los fundadores de De la Guarda; posteriores ensayos abiertos de La farsa de los ausentes, texto basado en una obra Roberto Arlt que está montando Pompeyo Audivert, y el domingo 30 de mayo se abrirá ya formalmente la sala pública más importante del país. Queda una noticia importante para la comunidad cinematográfica: la Sala Leopoldo Lugones. "Por lo que nos informan, los inconvenientes de filtración que tenía la Lugones se pueden reparar de forma más rápida de lo que se pensó, por lo cual todo indica que abriría en la ventana de mayo/junio. Apenas tenga la fecha, la informaré."

La reapertura de la FotoGalería, ese mágico pasillo que une al Teatro San Martín con el Cultural San Martín, deberá esperar a que termine la obra en términos integrales, porque en ese sector de este edificio de 18 mil metros cuadrados están actualmente los obradores. Todavía no hay fecha definitiva, pero es posible pensar que eso sucederá a mediados del segundo semestre. La última etapa de la obra integral será la mudanza de las oficinas de dirección y las administrativas.

Cuando reabra el San Martín, Jorge Telerman asegura que el público podrá apreciar la belleza arquitectónica original imaginada por el arquitecto Mario Roberto Álvarez. "Se topará con el esplendor del edificio, se topará con una renovación escenotécnica de primer orden con un equipamiento de avanzada y un sistema de seguridad de primera línea. Esto último es algo que el público no percibirá, pero que a nosotros nos tranquiliza. En caso de emergencia ese sistema permitirá reducir al máximo cualquier pérdida. Pensemos que el antiguo sistema era el original, de los sesenta. Pasaremos de uno casi manual a uno de avanzada." Hay otro tema de escasa visibilidad para el público, pero vital para que esta maquinaria de ficción escénica pueda funcionar a pleno: el ordenamiento del plantel de empleados del Complejo Teatral en el cual hay una gran masa de trabajadores que no forman parte de la planta permanente. En este punto, el funcionario asegura tener buenas noticias que anunciará en, asegura, cuestión de horas.

Una vez finalizada la ronda de prensa, el jefe de gobierno, los dos ministros y los equipos de asesores parten raudos para sus respectivos despachos. Por ahora, el Teatro San Martín sigue en manos de los señores de cascos y overol que, desde hace unos pocos días, circulan por el edificio junto a los empleados del San Martín. La semana próxima vendrán los actores. La cuenta regresiva, con todas sus tensiones, está en marcha. La esperada y postergada reapertura del San Martín será, según afirman, en un mes.

El Alvear sigue esperando

Las obras en el San Martín han tenido varias etapas, anuncios y postergaciones. Con la llegada de la actual administración se reconfiguró el plan de acción. Desde diciembre del anteaño, el San Martín está cerrado. La nueva fecha de reapertura es el 25 de mayo. El Alvear está cerrado desde el 24 de mayo de 2014. El ministro de Cultura dijo en marzo a la nacion que su reapertura iba a ser el 25 de mayo del año próximo. Ayer, consultado sobre el tema, puso nueva fecha: "Será a fin del año próximo". El atraso, explica, tiene que ver con realizar un cambio más integral de la sala.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.